10.- OJEN.- 26, 27 y 28 de Abril.

029 026 019 018 016-2 015 010 006 004 001 031-1 036 041 045-2 046 051 053 065 073 075 079 083 084 091 092 100 101 104 113 115

10.- Salida a Ojén.- 26, 27 y 28 de Abril.-

Nuestro socio y amigo Enrique Marsiglia “el suizo” y su señora, Edith, han organizado una salida a la localidad de Ojén, pueblo de la provincia de Málaga y dentro del entorno de Sierra de las Nieves. Tenían ganas Enrique y Edith que visitáramos su lugar de residencia, uno de los pueblos blancos de la Sierra de las Nieves y muy cerca de Marbella, por ello tiene dos encantos, la sierra y la mar. Una localidad con calles adornadas con macetas, blancas y con alguna que otra subidita, encantador y muy bonito.

El tiempo nos ha acompañado, sol y un poco fresquito por las noches, pero se soportaba, aunque la lluvia y el frío nos acompañó en la mañana del domingo, sobre todo en la sobremesa. Hemos asistido un buen número de socios, 23 autocaravanas, 1 coche, el de Enrique, haciendo 48 adultos y 6 niños, todos bien avenidos y como siempre cumpliendo la programación que nos marcó el organizador.

Viernes día 26.-

Hay que comentar que ya la tarde/noche del jueves llegaron tres o cuatro autos, que se dedicaron a conocer el lugar y tapear por lo bares de la zona. El viernes, fue la llegada de todos los asistentes, que se fueron acomodando en el aparcamiento que nos cedió el Ayuntamiento, cerrado, céntrico y solo para nosotros, claro está previa gestión de Enrique, entramos todos, teníamos hasta luz, cuatro enchufes que nos colocaron para poder conectar nuestros carretes. Bienvenida para todos, y nos proporcionaron una serie de folletos ilustrativos del lugar y un saluda firmado, uno por uno, un detalle por parte del Alcalde y la Concejala de Turismo, un rato de charla y anocheciendo dimos un paseo por las calles del lugar para terminar haciendo la ronda de los bares de tapas, buenas, bonitas y baratas. Estuvimos en tres de ellos y después recogida sobre las doce de la noche. A dormir.

Sábado día 27.-

Siguiendo con la programación a las diez de la mañana, tocaba visita con desayuno molinero al Molino, pero al llegar no había café, solo zumos, así que varios optamos por irnos a los bares cercanos y desayunar, aunque después hicimos el desayuno molinero, que se incluía en el precio de 2,50.- euros junto a la visita. El desayuno consistía en molletes de pan y platos con aceite, acompañado por zumos y agua. Terminado el desayuno pasamos al molino y nos dieron una explicación del funcionamiento del mismo, hasta se puso en marcha, el encargado de la explicación fue Ismael de Turismo de Ojén.

Una vez terminada la visita nos esperaban los 4×4 para la ruta por la sierra, llenamos tres de ellos con un total de 21 adultos y cinco niños. Nos acomodamos y salida hacia Juanar y por un sendero llegamos donde se aparcaron los coches y hacer una ruta senderista, nos fueron explicando el entorno de Sierra Blanca, subimos a los miradores del Corzo y de Macho Montés, un total de casi 5 kilómetros de ruta a pie, vino bien y además el tiempo acompañó, terminamos visitando los pinsapos antes de subir de nuevo en los todo terrenos, bonita ruta, empezamos sobre las 11,30 horas de la mañana y terminamos sobre las 14,00 horas.

Los coches nos dejaron sobre las 14,30 horas en el restaurante donde se pactó la comida “Casa Antonia”, fuimos todos, aunque era opcional para el que quisiera, el menú a ocho euros, no estuvo mal. Después de comer tarde libre, unos a visitar las cuevas, otros a las autos y los demás a tomar café en la plaza de la Iglesia, que curiosamente tiene los limoneros pegados a sus paredes, creciendo en vertical por ellas. Siesta, arreglos varios en las autos, parchís, como viene siendo habitual en estos casos.

Al igual que el día anterior, tocaba seguir con al ruta del tapeo, en esta ocasión por otros diferentes a los del día anterior, y también tapas buenas, bonitas y baratas, y cada bar con una especialidad diferente a los demás, algunos terminaron hasta bien entrada la noche.

Domingo día 28.-

Desayuno en el lugar, algunos “Ar Mojaíto”, churrería que hay en una calle junto al aparcamiento, unos a comérselos allí mismo acompañados con café o chocolate y otros a comprarlos para desayunar en las autos. Después y por turnos fuimos subiendo a la finca de Enrique y Edith, y que previamente el día anterior, el Presi y Andrés subimos para comprobar el espacio disponible, entrábamos todos, pero se dijo que algunos dejaran las autos y se acoplaran con otros, dejamos al final seis autos abajo.

Bonito lugar el elegido para vivir, fuimos acoplándonos con las autos en los espacios que allí había, no hubo problemas, y después el Presi con ayuda de los pinches a preparar lo que sería la paella para todos, paella invitada por Antonio e Isabel por el nacimiento de una nieta nueva, se hicieron seis kilos de arroz, siete kilos de carne con dos kilos de gambas, con sus pimientos, ajos y tomates y por supuesto las alcachofas, salió buena, pero para mi gusto las ha habido mejores. Toda la bebida que se consumió la pusieron los anfitriones, gesto que hay que agradecer, tanto por la invitación a su casa y además invitar a la bebida, como por la organización de esta salida.

Después de comer se nubló y empezó, yo creo que a granizar, con un viento muy desagradable, pero no hubo problemas allí estaban Enrique y Edith que nos abrieron su casa interior, un gran salón, donde se celebró el cumpleaños de Enrique De Hoyos, aunque los cumplía el 1 de mayo el quiso celebrarlo en esta ocasión, invitó a cava y Paqui su mujer, nos obsequió con una expléndida tarta de frutas, muy buena por cierto. Enrique invitó a un amigo Javier, que con su acordeón animó la sobremesa, en la que hubo baile y cante.

Sobre las cinco y media de la tarde empezó el regreso de cada uno a sus lugares de origen.

Un gran fin de semana, una buena organización por parte de Enrique y Edith, todo planeado y llevando el programa como se había previsto, sin problemas entre los asistentes, y como decimos al principio el tiempo acompañó, hizo calor, fresco por las noches y la sorpresa del domingo, pero en la sierra pasan estas cosas. Dar las GRACIAS de nuevo a los organizadores por su trabajo, su dedicación y amabilidad,  por el trato recibido, y por habernos abierto las puertas de su finca, tanto en el exterior como en el interior, recordaremos esta fecha.

Hemos tenido la suerte de estar: Miguel, Toñi, Pablo y Genoveva (nietos)–Enrique y Edith–Pepe y Mari–Roberto y Toni–Paco y Antoñita–Enrique y PaquiMe–Antonio y PaquiTu–Rafael y Rafi–Joaquín y Gloria–Manolo y Carmencita–José y María–Fernando y Rosa–Andrés y Araceli–Gabriel y Lourdes–Miguel y Antonia–Antonio e Isabel–Nadales y Sra (invitado)–David, Reme, Adrán y Sergio–Santiago y Mari–Fernando y Anamari–David, Elvi y Miguel + dos invitados–Manolo y Loli–Ismael, Esther y Miguel María–Javier.