15º Aniversario Club Mulhacén – La Zubia

El Club Aire Libre MULHACEN, al hacer su 15º Aniversario, nos invita a participar en su Acampada a celebrar en el Recinto Ferial de La Zubia (Granada), del mismo modo asistieron el Club Aire Libre de Córdoba y de Almería,  en total unas 90 instalaciones.
Partimos desde nuestros lugares de origen, la mayoría, el mismo viernes, unos por la mañana y otros por la tarde, aunque algunos llegaron el jueves y otros el sábado. El Recinto Ferial contaba con agua, no había luz y contaba con una carpa gigante, que estaba instalada para las próximas Fiestas de la Villa. Nos obsequiaron al entrar con una bolsa de bienvenida y el viernes lo dedicamos a conocer el pueblo y tapear por el lugar, tanto al mediodía como por la noche.
El sábado, como hasta el mediodía la organización no tenía nada preparado, unos pocos optaron por ir a Granada de compras, para volver a la acampada, ya que se iba a obsequiar con habas, panceta y jamón, cervezas y sangría, por la tarde siesta y apuntarnos a las distintas competiciones, parchís y dominó, que por cierta la pareja de nuestro Club, Rafael y Miguel, quedaron campeones en el parchís no hubo suerte. En la noche se degustó un caldo preparado por el Club MULHACEN.
El domingo día 1, día fuerte de la Acampada, estaba organizada una excursión por el Albaicín, primero nos llevaron en autobús y después lo recorrimos de arriba hacía abajo con explicaciones dados por parte de José Luís, del Club MULHACEN. Disfrutamos del paseo y además nos gustó el itinerario establecido por la organización, vuelta a lugar de acampada y nos dispusimos a comernos en unión de todos los acampados una suculenta paella preparada por la organización. Tarde a participar en las actividades antes reseñadas y por la noche entrega de trofeos y premios, en el acto nuestro Club, y el de Córdoba regalamos al Club anfitrión unos cuadros en recuerdo de la Acampada.
El domingo, era el día de la despedida, amaneció con lluvia, aunque ya por la noche no dejó de llover y tronar, desapacible el día, lo que hizo que los acampados empezamos a desmontar y partir hacía los lugares de origen, unos se fueron solo al despertar, pero los más esperamos por si aclaraba, pero fue inútil, cada uno dispuso de sus rutas y horas para llegar a sus domicilios.
En definitiva una acampada que se pasó bien, y que debería de repetirse ya que esto hace que haya unión entre Clubes y sus socios y que nos vayamos conociendo mejor, en esta ocasión nuestro Club estuvo representado por una numerosa asistencia, creo que la mayor que hemos tenido desde hace años.