47 Acampada de la FECC – Alcala de Henares

Como ocurre anualmente y por Semana Santa se celebra la Acampada Nacional de la FECC y en esta ocasión la organizó el Camping Caravanig Club de Alcalá de Henares, acampada que tendremos que llamar de las MANIFESTACIONES Y REUNIONES.
Los participantes por parte de nuestro Club, no nos fuimos directamente a la Acampada, ya que hubo dos que se fueron a las Fallas de Valencia para llega el lunes y miércoles, otros quedamos citados en Valdepeñas  para hacer una pequeña ruta, aunque Antonio Martín, Justo y Los Abuelos el mismo sábado salieron para Alcalá ya que el domingo tenía que asistir a una excursión organizada, Aranjuez y Chinchón.
Los que nos quedamos, el sábado por la mañana partimos hacía Ciudad Real, pasando por Almagro sin parada. Visita a la Ciudad, Iglesias y Plaza Mayor, muy bonita por cierto,  y no nos quedamos a comer aunque si se tapeó, paramos en ruta para comer. Por la tarde salida para Toledo donde pernoctamos en la parte baja de la ciudad, cogimos la escalera mecánica y nos dispusimos a recorrer el casco antiguo de Toledo, su Catedral, sus calles, sus monumentos. Cena en uno de los restaurantes de la zona y vuelta dando un paseo hasta nuestras autocaravanas.
El domingo desayuno en el lugar y partida hacia Chinchón, que llegamos a media mañana, bonito pueblo manchego, pero sobre todo su plaza, con sus soportales que se convierte en plaza de toros en sus fiestas, visita por los lugares típicos y a buscar un lugar donde comer productos de la zona. Siesta y ruta por carreteras comarcales para llegar a Guadalajara, centro de la comarca de la Alcarria, buscamos lugar para pernoctar y visita a la ciudad, aunque parte se dejó para visitarla por la mañana. El Palacio del Infantado, sus calles peatonales y la gran variedad de comercios,  sus jardines nos llevó gran parte de la tarde del día anterior y parte de la mañana del siguiente, comimos en Guadalajara y allí nos despedimos, Miguel Merino, Horacio y José María, ya que al igual que los que se fueron el sábado teníamos excursión organizada, El Escorial y Valle de los Caídos. Los demás se quedaron para llegar el miércoles.
Como ya sabíamos por los que llegaron el sábado, existían muchos problemas en la Acampada, y cuando llegamos vimos que verdaderamente eran ciertos. Los servicios que se contrataron no reunían las más mínimas condiciones de uso, por lo menos eso nos pareció a nosotros y a la mayoría de los acampados, del mismo modo las duchas pocas y con problemas de agua caliente, los fregaderos pocos y más parecían unas barbacoas prefabricadas, la organización aducía que eso es lo que le permitió el Ayuntamiento. Además estaban muy distanciados de casi todas las instalaciones. A fuerza de presiones se cambiaron los water pero era el mismo sistema aunque “más moderno”, y en las duchas se amplió la capacidad de los termos de agua caliente, pero los ánimos seguían caldeados por los acampados, no era suficiente. Y para el colmo de la organización el miércoles empezó a llover, convirtiendo la acampada en un verdadero barrizal, con carpa inundada, era imposible el desplazarse sin llenarse hasta las rodillas de un barro rojo y fuerte.
Esta lluvia determinó que la organización conjuntamente con la FECC, suspendieran el Desfile de Trajes Regionales, lo que originó que todos los Delegados y Presidentes nos  reuniéramos para indicar que queríamos hacer el Desfile, ya que el tiempo era bueno, aunque existía el barro por las calles de la acampada, pero que no nos importaba, vuelta atrás de la organización y el Desfile se hizo aunque una hora más tarde ya que se había desmontado todo el dispositivo creado para tal fin. El Desfile un éxito de participación de Trajes Regionales, un colorido extraordinario y además con gente en las calles de Alcalá,  a mi parecer el de mayor afluencia de público de los últimos años.
Comida de Hermandad al mediodía en la Carpa y por la tarde empezaron las Degustaciones, el Fuego de Campamento y las diferentes actividades programadas. En esta ocasión y al igual que el año anterior la Comunidad Andaluza hizo la degustación conjuntamente, con todos los Clubes en el mismo lugar y a la misma hora, también estuvo muy bien con mucha participación, y la gente salió supercontenta de nuestros productos, variado en el beber y en el comer.
El viernes y ante la amenaza de lluvia para el día y para el sábado, los socios del Club, decidieron salir por temor a quedarse “anclados” en el barro, solamente se quedaría el Presidente para asistir a la Asamblea de la FECC y Rafael lo que hizo que aplazáramos la Comida que el Club organiza en las Acampadas para los socios que se desplazan, así como el chocolate y buñuelos que es tradicional por parte de los Abuelos.
El Presidente asistió a la Asamblea General de la FECC, que transcurrió por los cauces normales, tranquila después de los acontecimientos de los días anteriores, se aprobaron los Reglamentos de Régimen Interno de las Acampadas y el de Financiación y Organización que debe regir en una Acampada.
Como indicamos al principio una acampada que quedará en el recuerdo de todos por la cantidad de problemas que tuvimos durante el tiempo que duró, creo que nadie salió contento de ella, pero no todas las culpas fueron de la organización, creemos que habría que controlar más a los proveedores y suministradores, por lo menos, lo referente a servicios.
Tuvimos bolsa de regalo al entrar y dispusimos de un autobús lanzadera para desplazarnos a Alcalá, con una frecuencia bastante buena, dentro de la carpa había panadería, puesto de periódicos, restaurante y bar, además de escenario para las actuaciones y el Fuego de Campamento.