Acampada Anual Cabopino

Día 29.- Durante la mañana y el resto de la tarde fueron llegando los socios al Camping Cabo Pino, muy bien, un lugar debajo de pinos, buenos servicios y bastante sombra en todo las parcelas que nos asignaron. Al mediodía los que llegaron por la mañana, comimos en el mismo lugar de acampada, se delimitó una parcela para hacer todas las comidas y reuniones que hubieron durante todo el fin de semana.
En el transcurso de la tarde llegaron la mayoría, aunque todavía los más rezagados llegaron en la mañana del sábado.
Preparación de las autos, toma de luz y sacada de mesas y sillas, por la noche y durante la cena, que cada uno sacó lo que trajo. Un rato de charla, paseo por los alrededores, algunos llegaron al puerto deportivo de Cabo Pino y a dormir.

Día 30.- Desayuno en el lugar, y llegaron los que faltaban, según la lista de asistentes, preparación de la que sería la comida del mediodía, pagada por el Club, y consistente en un “Estofado de Carne y Patatas”, la elaboración de la misma corrió a cargo de José María, ayudado por los pinches Antonio, Miguel y algunos otros, tenía 14 Kg. de carne, 20 Kg. de patatas, zanahoria, alcachofas y las distintas especias que el guiso lleva.
Comimos sobre las cuatro de la tarde, debido al fuego y a la cantidad de ingredientes, pero mereció la pena, un aplauso para el cocinero, salió de diez. En la sobremesa y con el café llegó una enorme tarta que sorprendió a los Migueles y Rafaeles, ya que los socios nos invitaron con motivo de nuestro santo, aunque fuera el día anterior, agradecemos el gesto y nos llenó de satisfacción.
Por la tarde, cada uno se dedicó a lo que mejor le pareció, lectura, descanso, paseo, parchís, etc…. Por la noche, y como el estofado estaba buenísimo, se le ocurrió al cocinero añadirle langostinos y unas almejas, y volvió a estar muy bueno, esa fue la cena. De nuevo charla, relatos de viajes, anécdotas, etc. Y a dormir.

Día 1.- Desayuno en el lugar, cada uno se iba levantando a la hora que creía conveniente, no había una determinada. Lo mismo que la jornada anterior, ya que esta fue la Acampada del descanso y el ocio. Unos a preparar la Acampada del Marisco y la ruta que se cogerá , y después a partir pimientos y los demás ingredientes de la paella, que también iría a cargo del Club. En esta ocasión el cocinero fue el Presi, y se hizo solo de costillas de cerdo, 6,5 Kg. y a la vez 6 Kg. de arroz. Como de costumbre salió buena, se rebañó la paellera, señal que a todos los asistentes les gustó.
Después de la siesta, cada uno se fue preparando para salir hacía sus lugares de origen, ya que con el Camping, acordamos que la salida sería después de comer.

En definitiva un buen fin de semana, dedicado al descanso ya que el Camping estaba bien preparado para ello, estuvimos 23 autocaravanas, un total de 25 socios y 54 personas.

La lista de socios que asistimos fue esta:

Miguel y Toñi—Antonio y PaquiTu—Antonio e Isabel—Enrique y PaquiMe—Paco y Maribel—Manolo y Pepi—Antonio y Antonia, los abuelos—Miguel Angel, Maribel y Maribel—Andres y Araceli—Juan Alfonso y Mª Carmen—José María y Mª Angeles—Santiago y Mari—Ramón, Mª Angeles y Luna—Juan, Paqui y Andrea—Paculi y Mª Carmen—Antonio, Mariloli e hijos—Arturo y Cate—Vicente y Mº Jesús—Alvaro y Ana—Rafael y Mª Jesús—Fran, Rocio, Marina y Dani—Rafael y Rafi—Pacuti y Luisa—Juan Carlos y Amparo.