Acampada Cerezo en Flor – Plasencia

Nuestros “hermanos” de Plasencia, nos invitan a la Acampada del Cerezo en Flor, y como siempre acudimos muy gustosos unos pocos socios del Club, en esta ocasión hemos sido un total de 9 autocaravanas y 19 personas adultas.
El tiempo acompañó durante todo el fin de semana, hizo calor aunque por las tardes refrescaba un poco, vamos por días.

Día 19.- Jueves.-

Como el trayecto hasta Plasencia es largo, cerca de 600 kilómetros, algunos socios, empezamos la ruta el jueves al mediodía, nos citamos en la venta Cotrina de Málaga, cuatro socios, Miguel y Toñi, Rafael y Rafi, PacoMe y Conchi y MiguelMor y Upe, comimos y partimos dirección Sevilla, donde nos hemos citado con otros tres socios más, Enrique y PaquiMe, Pepe y Maricarmen, Pepe, Cristina y Ramón.

Sin parar, seguimos ruta con la intención de llegar a Cáceres y pernoctar en el Área de esa ciudad. Eso hacemos y llegados a Cáceres, el Área estaba a tope, tuvimos que acomodarnos en el aparcamiento de los autobuses, siempre dentro del recinto, sin problemas. Damos una vuelta por la ciudad, que ya la conocíamos, después de haber tomado unas cervezas y unas raciones. A dormir. Luis y Tere ya se encuentran en Plasencia.

Día 20.- Viernes.-

Desayuno en el lugar y partida dirección Acampada, llegada antes de comer, ya que al salir de Cáceres hubo algunos despistes y perdimos algún tiempo.

Acreditación, bolsa de regalo y a acomodarnos en el sitio que teníamos asignado, ya Luis nos llevó al lugar, todos acoplados, buen lugar, con electricidad y una toma de agua muy cerca.

Comimos en el lugar, cada uno sacó lo que llevaba, no faltó de nada. Después un poco de descanso y a dar una paseo y comprar algunas cosillas en Mercadona. Llegan Ángel y Maricarmen.

Empiezan los Actos de la Acampada con la subida de banderas y la apertura de la misma por la Presidenta del Club, estuvo en el acto la Concejala de Turismo del Ayuntamiento de Plasencia. El Club organizador ofreció unas tapas y una copa de bienvenida, después reunión de delegados. Cena en el mismo sitio y a dormir.

Día 21.- Sábado.-

Desayuno y a las once de la mañana salimos a pie para iniciar la visita programada por el Club organizador, en esta ocasión pasamos por el Acueducto y visitamos las Murallas de Plasencia, para después ir caminando hasta la Plaza Mayor, a partir de aquí cada uno hizo lo que quiso, nosotros dimos un pequeño paseo, se compró alguna cosa y tomamos unos vinos de “pitarra” acompañados con la morcilla patatera.

De vuelta a la acampada, ya que a las dos o dos y media estaba prevista la comida ofrecida por nuestros anfitriones, paella para todos, guisada en un gran perol, estaba buena.

Siesta y a prepararse porque a las cinco salía el autobús que nos llevaría a la Ermita de la Virgen del Puerto, todos con trajes regionales de sus lugares de origen, misa y ofrenda de flores, fotos de rigor y vuelta a la Acampada.

Rato de charla y unas tapitas, para después ponernos nuestros disfraces y en el pabellón a disfrutar y mover el esqueleto por unas horas, una buena jornada y bastante completa, hubo de todo. Por la tarde se marchó PacoMe y Conchi a Madrid, iban a ver a su hija y nietos que vinieron desde Bruselas por unas horas.

Día 22.- Domingo.-

Como teníamos previsto, después de desayunar, se van Pepe, Cristina y Ramón a visitar a una hija en Madrid, los demás nos despedimos de nuestros amigos y hermanos de Plasencia, ya que queríamos ver el Cerezo en Flor. Tomamos dirección Hervás para cruzar el Puerto de Honduras, 1.500 metros de altitud, por carretera estrecha y de montaña pero muy bonita, en la bajada el espectáculo es increíble, a mitad de bajada y divisando todo el Valle del Jerte, con cerezos a diestro y sinistro de la carretera, algunas paraditas para fotografiar el momento y salida al Valle del Jerte, subimos un poco y hacemos una parada en un aparcamiento con varias autos, damos un paseo y llegamos al centro de interpretación, punto de partida para visitar la Garganta de los Infiernos y Los Pilones, la ruta dura, una de ellas siete horas y la otra casi dos, lo dejamos para otra ocasión, pero como ya la conocemos le indicamos a los demás que merece la pena el hacer el recorrido.

Seguimos ruta hacía Cabezuela del Valle, todo lleno de cerezos en flor, nunca, de las veces que hemos venido, lo hemos visto como en esta ocasión, era un manto blanco, cantidad de gente por todos lados. Subimos al Piornal y comemos frente a la Ermita, lugar que ya conocíamos de otra ocasión, buen lugar aunque hacía una pequeña brisa, pero con el sol se sobrellevaba.

Pasamos Garganta la Olla, Jaráiz de la Vera y tomamos carretera hacía Trujillo, donde pensamos pernoctar. Buscamos la Plaza de Toros, hay una gran explanada, muy tranquilo y cerca del centro histórico. Damos una paseo por el casco antiguo y cenamos en un restaurante que nos recomiendan, ni bien ni mal.

Día 23.- Lunes.-

Desayuno en el lugar, y salida buscando Mérida, y después carretera de la Ruta de la Plata, pero no por autovía. Pensamos parar en Monesterio y hacer algunas compras y comer en Real de la Jara, restaurante “La Cochera”, lo recomendamos, se come muy bien, atendidos, y encima el precio es muy interesante, así que si os pilla de paso no dejéis de visitar este lugar.

De aquí despedida y cada uno para su casa, digo despedida en lo físico, porque después vamos juntos hasta Sevilla y después hasta Málaga.

Termino diciendo que ha sido un buen fin de semana, nos ha cogido con buen tiempo, los cerezo todos en flor, un gran espectáculo, no ha habido problemas de ningún tipo, tanto en la Acampada como después, en la pequeña ruta por el Valle del Jerte, y para el año que viene, animo a quien no haya visto esta increíble maravilla como son los Cerezos en Flor.

Hemos disfrutado de ello:

Miguel y Toñi—Enrique y PaquiMe—PacoMe y Conchi—MiguelMor y Upe—Pepe y Maricarmen—Ángel y Maricarmen—Pepe, Cristina y Ramón—Luis y Tere—Rafael y Rafi