Acampada del Cerezo en flor

Esta es la segunda ocasión en la asistimos a la Acampada “Cerezo en Flor” que organiza nuestro Club hermano Plasencia CCC, el lugarelegido el mismo que todos los años, Recinto Ferial de la ciudad. De nuestro Club ha habido una buena participación, un total de 12 autocaravanas con 30 personas.

El lugar de reunión, para los que podían, sería el jueves día 15 en Mérida, parking que ya conocemos, en el mismo centro de la ciudad, aunque ya resulta un poco caro, el total de la jornada, tarde, noche y mañana cuesta 9 euros, se puede coger agua, pero, eso sí, tenemos la seguridad de que está vigilado y cerrado. Nos reunimos de las 12 que asistiríamos, un total de 9 autos en Mérida. Después de estar todos, nos dimos nuestro paseo por la ciudad, que merece la pena y no nos cansamos de hacerlo, para más tarde “tapear” por los diferentes lugares que existen en la villa, a dormir.

Viernes día 16.
Salida de Mérida después de desayunar y tomamos dirección Monfragüe, donde visitaremos la antigua estación de ferrocarril, una lástima, ya que el lugar es precioso y las edificaciones de piedra y ladrillo visto, se está cayendo todo, y sería bueno que se aprovechara para Albergues y otras instalaciones, de allí nos fuimos al Camping, ya que la directora nos invitó a visitar sus instalaciones, comimos en el restaurante del camping, muy bien. Una pequeña siesta y salida dirección Plasencia al lugar de la Acampada, nos instalamos, credenciales y bolsa de regalo, visitamos el lugar que ya conocíamos y esperamos a la izada de Banderas e inauguración de la misma, el Club anfitrión nos obsequió a los asistentes con un vino con sus correspondientes tapas, muy bien todo, se acabó con baile, queimada y perrunas.

Sábado día 17.
Desayuno en el lugar, y a las 11 salida para la ciudad, en la Plaza Mayor nos esperaba una guía para hacer la visita, recorrido por toda la zona monumental, terminada la misma, y como era temprano unos vinos de pitarra con su acompañamiento nos vino muy bien para reponer las fuerzas de la visita. A las dos de la tarde estaba prevista la comida de hermandad que daba el Club organizador, dispusimos las mesas y sillas dentro del pabellón, que ya las teníamos de la noche anterior y nos obsequiaron con una gran “paella”, estaba buena, además del pan, el vino y el postre, todo muy bien.
Se hizo tiempo hasta las cinco de la tarde, ya que a esa hora vendrían los autobuses para subirnos a la Ermita de la Virgen del Puerto, ataviados con trajes típicos de las diferentes regiones que allí había, Misa en la Ermita y ofrenda de flores a la Virgen, fotos de rigor y vuelta a la acampada.
Dimos un paseo por el lugar buscando un “super” para hacer algunas compras y hacer hora para la cena, sorteo de regalos, hubo para todos, es una de las peculiaridades de estas acampadas del Cerezo en Flor. A las once de la noche habría baile de disfraces, nuestro Club participó de manera activa, nuestro disfraz y escenificación sería tema hospitalario, se pasó un rato muy divertido, muy buen ambiente en el baile, simpatía, se terminó bien entrada la noche.

Domingo día 18
Después de desayunar, nos dispusimos a marcharnos hacía el Valle del Jerte, unos se quedaron, Joaquín/Gloria y Kristian/Anza, para la acampada de los Reformados/Jubilados. En ruta por el Valle del Jerte, pocos eran los cerezos que estaban en flor, aunque algunos se divisaban de forma esporádica y dispersados. Paramos en Cabezuela del Valle y más tarde en Jerte pueblo, vuelta para hacer algunas compras de productos típicos de la zona.
Siguiendo con la ruta, volvimos para subir a Piornal, buscamos un lugar donde comer, un llano con un pequeño arroyo, cada uno aportó lo que llevaba, magnífico lugar, al igual que la carretera de subida, típica de montaña y con unos paisajes bonitos de verdad. Andrés y Araceli se marcharon después de comer. Pasado el sueño de “la mosca”, de vuelta a la ruta, buscando el pueblo Garganta de la Olla, por una carretera preciosa algo estrecha y unas vistas espectaculares desde las alturas, para seguir dirección Jaraíz de la Vera. Como era temprano se decidió seguir ruta hacía Plasencia, donde nos abandonó Rafael/Rafi y familia, para terminar en Cáceres por la nacional 630, nada de autovía, en el área de la PACA, donde dormimos, no sin antes dar un paseo por la ciudad, por su casco antiguo y moderno, volvemos a las autos parando a cenar en el camino.

Lunes día 19
Salida sobre las diez y media, decidimos hacer el regreso por Córdoba, hasta el cruce también por la nacional 630, no había prisa, en el cruce de Badajoz nos dejaron Paculi/Maricarmen y PacoGa/Maribel, se dirigían a Badajoz a visitar a unos amigos y otros a su hijo. La carretera de Córdoba muy tranquila, unas rectas con muchos kilómetros, parada en el camino para comer, opcional en las autos o restaurante, éste no saldrá por parte nuestra en la Guía Campsa. Paradas intermedias y pasada por los pueblos que hacía tiempo que ya no pasábamos. En Encinas Reales nos despedimos y cada uno partió a sus lugares de destino.

En definitiva un largo fin de semana muy bueno, el tiempo raso y con calor en algunas ocasiones, solamente el lunes el viento nos acompañó en todo nuestro recorrido. Agradecimiento al Club de Plasencia las atenciones recibidas y nuestro aplauso y enhorabuena a la organización de ésta XVI Acampada del “Cerezo en Flor”, aunque eso sí sin cerezos en flor.

Participamos: PacoMe y Conchi—Enrique y PaquiMe—PacoGa y Maribel—Kristian y Anza—Vicente y Mª Jesús—Joaquín y Gloria—Rafael y Conchi—Paculi y MariCarmen—Miguel y Toñi—Paco y Concepción—Rafael, Rafi y familia—Andrés y Araceli—Antonio y MariLoli