Acampada El Cortijo Ronda

Esta salida no estaba prevista en un principio en el calendario de actividades del Club, pero ya que no pudimos hacer la Comida de Hermandad en la Acampada Nacional de la FECC, en la ciudad de Córdoba, allí mismo acordamos el celebrarla en esta fecha. Hemos estado un total de 13 autocaravanas y 28 personas.

Viernes día 13.- Algunos de los asistentes salimos por la mañana para estar en el lugar de la Acampada al mediodía, comimos allí mismo, y a esperar a los que iban llegando en el transcurso de la tarde. A media tarde dimos un paseo por los alrededores siguiendo las rutas del “abuelo”, en esta ocasión fuimos a buscar espárragos, llenamos una bolsa, el tiempo estaba bueno y hacía calor. Regresamos y ya estaban algunos más, en especial José Mª y Ángeles, los encargados de preparar las coles, eso hicimos nos pusimos mano a la obra y se empezó con la elaboración de la olla sobre las 7 de la tarde y se terminó sobre las 0,30 horas, era importante el hacerlas el día anterior para que se asentaran y estuvieran bien para comerlas. Comimos allí mismo cada uno trajo lo que tenía y después a dormir,

Sábado día 14.- Desayuno en el lugar, el día amaneció buenísimo, un sol espléndido y con calor. Y lo de siempre, unos a pasear, otros a Ronda, algunos a limpiar las autos, etc., los que fuimos a Ronda compramos 4 kilos de chocos para hacerlos el domingo a la plancha. Sobre las 13 horas se pusieron a calentar las coles con todos su “avios”, había comida para repetir el domingo y que cada uno, que quisiera, se llevara para su casa. No se sacó nada de aperitivo, solo ensaladas y aceitunas, a comer, estaban buenísimas, casi todos repetimos, sobre todo de la “pringá”, esos rabitos, esa papada, ese tocino con su chorizo y morcilla, de escándalo. Por la tarde siesta y después a caminar con un largo paseo para dejar el estómago disponible para poder cenar un poco. Una sesión de parchís y pokino y a preparar las mesas debajo de dos toldos con el agragado de otro más, la noche era muy buena, cada uno puso sobre la mesa lo que tenía y después se prolongó con un tertulia que duró hasta altas horas de la madrugada.

Domingo día 15.- Desayuno en el lugar, al igual que el día anterior en la calle, el sol brillaba. A continuación lo mismo que el día anterior, con una variedad, el juego de la petanca sobresalió en esta ocasión, preparación de los chocos a la plancha, limpiar los espárragos que cogimos el viernes para con ellos hacer un gran revuelto, se le añadieron langostinos para que tuvieran más consistencia, hubo quien repitió otra vez coles, seguían estando buenísimas y a llenar fiambreras para la casa. Después de comer, un descanso y a hacer hora para la partida.

En definitiva un buen fin de semana, que sirvió para lo que era, descansar, hacer la comida de Hermandad y de limpieza de las autos después de casi diez días fuera de casa, hubo tertulia, buen tiempo y el camping en buen estado después de la lluvias caídas en el últimos días.

Estuvimos en esta ocasión y disfrutamos de esa gran olla de coles: Antonio y PaquiTu—Miguel y Toñi—José Luís y Menchu—José Mª y Ángeles—Santiago y Mari—Rafael y Conchi—Paculi y MariCarmen—Rogelio y Cecilia—Ismael, Esther, Mari y Miguel María—Antonio y Antonia (abuelos)—Rafael y Rafi—PacoGa y Maribel—Andrés y Araceli.