Acampada Humilladero – La Sierrecilla

Esta salida solamente se hace con un único propósito, el cumplir un compromiso adquirido por el Presidente, Miguel Merino y el Coordinador de la Acampada 25º Aniversario, Andrés Sánchez, de entregar un álbum recordatorio de cada uno de los momentos que se vivieron en la misma al Ayuntamiento de Humilladero.

Hemos acudido a esta acampada 6 autocaravanas, haciendo un total de personas 12 adultos, la escasez de asistentes es debido a compromisos de algunos socios y a la dichosa gripe.

Viernes día 20.-

Llegada al camping por la mañana de unos pocos, por la tarde llegaron los restantes, comida con lo que cada uno sacó y por la tarde paseo al pueblo, y de paso comprar los ingredientes de lo que se hará el sábado, paella con conejo. Teníamos cita con la Concejala de Turismo y Servicios, María, que acudiría al camping sobre las 20,00.- horas. Antes se preparó con toldos para protegernos del aire que se levantó, molesto y fresco.

Se hizo la entrega del álbum, cosa que agradeció, lo estuvo ojeando y se le dieron las explicaciones de todos los momentos del mismo, lo agradeció y como dijo en la inauguración de la Acampada, el Ayuntamiento está para lo queramos, siempre que esté en sus manos.

Terminado dicho acto, nosotros a lo nuestro, se empezó una paletilla que se encargo a Andrés y pagado a escote por los asistentes, dimos cuenta de casi media, regada con buen vino, después un poco de coloquio y a dormir.

Sábado día 21.-

Desayuno en el lugar, el día amaneció muy feo, nublado con la atmósfera muy baja, sin lluvia pero con un viento muy fuerte, así que tuvimos que echar mano de David, el encargado del camping, para que nos abriera el edificio donde se encuentran las calderas, tiene un salón muy amplio con cristalera en el techo, además de dos servicios, muy gustoso nos lo cedió, trasladamos las mesas y sillas, y allí nos pusimos a preparar la paella, el Presi y sus “pinches”, Joaquín y Antonio, los demás se fueron al pueblo de compras y de paseo a pesar del día tan desapacible, pero no había otra cosa.

A las dos y media, a comer, aunque antes ya había habido un picoteo, la paella como siempre y si es de conejo mejor que mejor, café y siesta, juegos de mesa, etc…, estuvimos toda la tarde en el lugar, cenamos la paletilla que quedaba, que la cortó Pepe, acompañada por unos quesos y vino. Como no había mucho que hacer, seguimos la tertulia y los juegos hasta cerca de la una de la madrugada, muy bien el día, entretenido y tranquilo.

Domingo día 22.-

Desayuno en el lugar, el día seguía siendo malo, aunque mejor que el anterior, acordamos comer en la venta que hay frente al camping, así que limpiamos el salón prestado, recogimos mesas y sillas y nos dispusimos a dar un paseo por la Sierrecilla, muy agradable y que apetecía. Sobre las dos de la tarde comimos un menú preparado por la venta y después cada uno se fue yendo a sus lugares de destino.

En definitiva un fin de semana tranquilo, y cumplió el objetivo que nos marcamos con el Ayuntamiento de Humilladero, decir que el camping fue para nosotros solos y agradecemos la gentileza del mismo en la persona de David, que siempre nos atiende muy bien, de nuevo gracias.

Hemos estado:
Miguel Y Toñi—Andrés y Araceli—Enrique y PaquiMe—Antonio y PaquiTu—Pepe y Maricarmen—Joaquín y Gloria.