Alto Genal

Salida en Acampada libre durante los días 21, 22 y 23 de marzo, quedamos como punto de reunión en la venta del cruce de Igualeja, para partir y hacer la ruta trazada.
Desde el punto de reunión hasta el lugar de pasar la noche, y a través de una carretera de montaña, muy sinuosa, transcurrió sin novedad con unas vista magnificas.
La noche la pasamos en el mismo nacimiento del río Genal, previo permiso del Ayuntamiento, un lugar precioso, bien preparado y muy bonito, además de ser el sitio ideal ya que solamente cabían las instalaciones que asistimos. Se dio un paseo para conocer el pueblo, visitando los lugares de interés, se saludó al Alcalde, tomamos nuestros vinos y tapas del lugar y volvimos al lugar de reunión, para cenar en comunidad y con buen rollo.
Al día siguiente día 22  con un tiempo magnífico, el sol daba de lleno en el mismo nacimiento, reflejando en ellos sus rayos, precioso más bonito que de noche, desayuno en un bar del lugar y paseo matutino por Igualeja, se aprovecha para comprar lo necesario para degustar una paella. Después de la siesta partimos hacía el vecino pueblo de Pujerra, carretera estrecha de montaña, sinuosa y con unos parajes muy bonitos entre castañares, que por esa fecha están sin hojas, ya que la época es en noviembre, esta zona es uno de los mayores productores y recolectores de castañas.
Llegada a Pujerra, y donde bien pudimos estacionarnos las ocho autocaravanas, en el mismo pueblo algunos vecinos decían que estábamos locos por venir todos juntas por sus calles. Parada vuelta por el pueblo, conocimiento de sus lugares y rincones típicos, saludo al Alcalde, y le dimos las gracias por cedernos el interior de la Cooperativa de Castañas para poder pernoctar, recinto cerrado. Pusimos las autocaravanas en círculo para protegernos de viento que en algunas ocasiones molestaba, cena en comunidad con lo que saco cada uno, se encendió una hoguera y tuvimos nuestro rato de reunión y  contar historias.
Despertar del día 23 temprano para deleitarnos por parte de los Abuelos con los famosos buñuelos, como siempre buenísimos. Hecho esto paseo por el lugar, a través de carretera de montaña ruta de senderismo, a pie,, hasta coger el camino viejo de Jubrique, 8 Quetros de ida y vuelta, muy saludable con la recompensa de unas buenas vistas desde lo alto del monte, se divisaba las villas de Cartajima, Júzcar, Faraján, Atajate y en lo mas lejano Algatocín.
Después de tres horas volvimos al lugar de reunión, preparación de refrigerio y después comida de sobras de los días pasados.
Todos en caravana partimos por otra carretera de montaña hasta unirnos con la Ronda-Marbella, tomar café y despedida,  tomando cada uno su ruta de destino, sin novedad y sin tropiezos en la vuelta.
Como resumen una buena salida, lugares muy bonitos y sobre todo la camaradería y la unión que existió entre todos los expedicionarios.