Camping Río Jara

Un año más volvemos a Tarifa, tierra del viento, que no faltó por cierto, pero el cielo completamente azul, contábamos con esto ya que las noticias del tiempo así lo presagiaban. La asistencia aceptable, hemos estado 16 autocaravanas, con un total de 34 adultos y dos niñas.

Día 13, viernes.-

Casi la mayoría de los asistentes estábamos al mediodía en las instalaciones del Camping, allí comimos, cada uno sacó lo que llevaba, como siempre un gran buffet, y a esperar que llegaran los demás, que lo hicieron en el transcurso de la tarde y noche. Pedimos el salón a la dirección del camping, y no hubo problemas para que lo usáramos para tomar unas tapitas durante la cena, ya que en el exterior se notaba fresco y un poco de viento.

Después de la comida del mediodía, paseo, yo diría un gran paseo, cerca de seis kilómetros, en llano eso sí, que vino muy bien, a continuación un poco de charla y las mujeres en el salón al jugar al pokino, hasta la hora de preparar las tapitas, que solamente estuvimos unos pocos, los demás se quedaron en sus autos. A dormir.

Día 14, sábado.-

Desayuno en el lugar, y a pasear, estando en este lugar es lo que apetece, el día con mucho sol pero con algo de aire, pero apetecible para el paseo. Otros se quedaron para preparar lo que sería la comida del mediodía, hubo de todo de lo que habitualmente hacemos en Tarifa, erizos que trajo José Mª, acompañado, como no, con los chupitos de tequila, el Presi empezó con la preparación del Marmitaco de Atún, pero al mismo tiempo preparó y cocinó una buena sartenada de pajaritos, comprados en el súper, fueron 150 pajaritos condimentados con mucho ajo, vino y aceite, muy buenos, Para comer el Marmitaco, se comió casi todo, había mucha cantidad, el que quiso repitió. Decir que fuimos invitados por Antonio e Isabel, con motivo del nacimiento de su primer nieto, FELICIDADES pareja.

A la sobremesa, café, y el Presi dio cuenta de todo lo que tendríamos a partir de la fecha en el calendario de actividades, coloquio, paseo y a prepararse para el baile de disfraces, que lo haríamos en el salón cedido por la dirección del camping, muy bien llevamos algunas cosillas, tapitas, frutos secos y alguna que otra bebida, el bar estaba cerrado, estuvimos unas buenas horas, hasta que el cuerpo se cansó, se pasó un rato muy agradable.

Día 15, domingo.-

Desayuno y a preparar las autos, podíamos quedarnos hasta después de comer, la mujeres dieron su paseo y otros estuvimos estudiando rutas, la comida, se preparó, en esta ocasión José Mª, unos fideos en cazuela con gambas, almejas, mejillones y unos trozos de cazón, muy buenos, hay que se llevó para su casa porque llegaron a sobrar unos pocos.

A partir de ahí, cada uno se fue marchando a sus lugares de origen.

Un fin de semana ventoso pero con cielos claros y a veces calor, comimos muy bien lo acostumbrado en esta acampada, se pasó bien, nos divertimos en nuestro particular baile de disfraces, un apunte, el camping ha subido con respecto el año anterior y eso que nos hicieron un precio especial con un 25% de descuento.

Estuvimos en Tarifa:

Miguel y Toñi—Enrique y PaquiMe—Pepe y Maricarmen—Pepe y Anamari—Andrés y Araceli—Joaquín y Gloria—Miguel y Upe—PacoMe y Conchi—Rafael y Rafi—Pacuti y Luisa—Antonio y PaquiTu—Fernando y Lola, nuevos socios—Ángel y Maricarmen—Miguel y Antonia—José Mª y Mª Ángeles—Antonio e Isabel—Alfon, Eva, Claudia y Marta—Pepe y Cristina solo de visita.