Cena del Club

Ultima salida del Club en el año 2010, y como es tradición en la misma se hace la Cena de Navidad para socios del Club, a escote claro, en esta ocasión el lugar elegido ha sido el Restaurante de la Gasolinera “Axarquia”, en el término municipal de Frigiliana, y además que es propiedad de nuestro socio Pepe.

Antes de ir al resumen, tenemos que agradecer al Ayuntamiento de Frigiliana, en la persona de su Alcalde, Concejal de Cultura y Policía Local, la amabilidad, la predisposición para que estemos a gusto en su localidad, cediéndonos un aparcamiento a la entrada de la villa, el lugar destinado para los autobuses, que se valló y se habilitó para nosotros, además de proporcionarnos un guía para que nos enseñara todos los rincones de Frigiliana, MUCHAS GRACIAS POR TODO.

Comentar que en esta ocasión hemos estado un total de 19 autocaravanas, siendo 39 adultos, todos con ganas de divertirse y pasarlo bien, aunque el tiempo no nos acompañó, todo el viernes por la tarde y el sábado todo el día estuvo lloviendo, excepto la visita por la mañana a la villa, que nos dejó un rato bueno para conocer este bonito pueblo blanco y muy limpio de la Axarquia de Málaga.

Día 17.- Viernes.-

Empezamos a llegar al lugar preparado por el Ayuntamiento de Frigiliana, por la mañana ya habían llegado unos pocos, el grueso de los asistentes llegaríamos por la tarde y otros el mismo sábado. Nos acomodamos en el lugar y damos un paseo por la villa, todavía no llovía. Pueblo encantador, calles empinadas y escalonadas, las casas todas de blanco inmaculado, muy limpio el lugar, un pueblo para hacer muchas fotografías de lo bonitas que son sus calles. Ya en la tarde/noche, cuando empezada a llover, nos refugiamos en un bar-restaurante cerca de las autos, coincidimos con el Alcalde de la localidad y estuvimos un buen rato con él de charla, y lo que necesitáramos se lo comunicáramos, estaban a nuestra entera disposición. Subieron Pepe y AnaMari, y allí mismo dispuso que nos fuéramos a su restaurante a tomar un picoteo, subieron dos coches y allá nos fuimos, hasta cerca de las dos de la madrugada, nos subieron en los mismos coches, muy bien la velada.

Día 18.- Sábado.-

Desayuno en el lugar. Llegaron otros pocos y los restantes lo harían por la tarde. La vista guiada estaba prevista a partir de las once de la mañana, subimos a la Oficina de Turismo, muy cerca del aparcamiento, allí nos esperaba nuestro guía, Antonio. La vista empezó en el Museo de la localidad, ubicado en el mismo edificio de la Oficina de Turismo, en el mismo se hallan todos los restos encontrados en los diferentes yacimientos prehistóricos de la villa, en sus alrededores. Muy interesante y con las explicaciones que nos daban mejor que mejor. De allí a recorrer las calles empinadas y bonitas de este lugar, el tiempo nos dio una tregua ya que no llovía, en toda el recorrido hay incrustadas en la pared unos paneles de cerámica en los que se explica la historia de Frigiliana, su agricultura, sus costumbres, así como las batallas llevadas a cabo entre moriscos y cristianos, todo ello además muy bien explicado por nuestro guía, amable y cordial, bonitas vistas y magníficas panorámicas, la visita terminó en la Iglesia, un lugar para volver y recomiendo su visita. Buscamos un lugar para comer, ya que empezó a llover y ya no pararía hasta el domingo por la mañana.

Después de comer, a las autos y como el tiempo estaba mal y amenazando niebla optamos por bajarnos al aparcamiento de la gasolinera, reservado para nosotros. Café, charla y hacer hora hasta la cena, nos ponemos “guapos y guapas”, había tiempo para ello.

Sobre las nueve y media de la noche, hora prevista para la Cena de Navidad, empezaron con una copa de bienvenida y canapés fríos. Ya en mesa, los entremeses variadas, a base de jamón y queso, lomo de orza con manteca colorá, tostas de salmón y bacalao, gambas de Huelva a la plancha, parrillada de verduras para terminar con el plato fuerte, entrecot o presa, o lubina o rosada a elegir entre los cuatro, todo regado con un buen vino Lan de crianza. La tarta fue la sorpresa, no lo sabíamos, una gran tarta que estaba decorada con el logo del Club en seis celdas en la parte de arriba, muy bonita, detalle que se agradece a la dirección del restaurante. Nuestro reconocimiento a la labor realizada por el personal del restaurante, cocineros y camareros, buena comida y un excelente servicio de mesa. Al término de los postres brindis del Presidente y entrega de recuerdos, también la dirección del restaurante obsequió con un detalle a los asistentes.

Como colofón, y animado por nuestro amigo y socio Pepe y su música, pasamos una velada muy agradable, donde nos divertimos, bailamos, reímos y hasta hubo quien se arrancó con algún que otro cante, terminamos a las cuatro de la madrugada en un ambiente muy sano y de diversión, como debe ser en estas veladas. Hubo un premio para el más animador y bailón que recayó en MiguelMor, este premio lo otorgó también la dirección del restaurante.

Día 19, Domingo.-

Desayuno en el lugar, casi todos en el bar del restaurante, se recogió los enseres de la música y cada uno a su casa, el día también estaba malo, con lluvia.

En definitiva un buen fin de semana en la localidad de Frigiliana, localidad que está para hacer una visita, muy bonito lugar y donde el Ayuntamiento se vuelca con los visitantes, con nosotros han sido inmejorables, GRACIAS DE NUEVO amigos y amigas . Por nuestra parte un buen ambiente, lleno de alegría y con ganas de diversión, sin problemas, buen humor y buenas ganas de comer.

Estuvimos en esta Cena de Navidad y última salida del año 2010:

Miguel y Toñi—Pepe y AnaMari—Fernado y Lola—MiguelMor y Upe—Antonio e Isabel—Joaquín y Gloria—Antonio y PaquiTu—Enrique y PaquiMe—Miguel y Antonia—Pepe y Alicia—Luis y Cristina—Pakuly y MariCarmen—Santiago y Mari—Manolo y Leo—Pepe y MariCarmen—Juan Alfonso y MariCarmen—Rafael y Rafi—Vicente y Mª Jesús—Andrés y Milagros