Cerezo en Flor – Plasencia

Esta Acampada también en el calendario de salidas, fue una invitación del Club Camping Caravanig de Plasencia al Club hermano, con motivo de su Cerezo en Flor.
Acampada a la asistieron 136 caravanas y autocaravanas de diferentes Clubes del territorio español, pero sobre todo los más cercanos al lugar y una amplia representación de Portugal, se llevó a cabo en el Recinto ferial de Plasencia, con todas las prestaciones necesarias para este tipo de eventos, solamente no se contaba con duchas, pero decir que eran magníficas instalaciones.
Nuestro Club, nos citamos los asistentes en Mérida el jueves por la tarde-noche, aparcamiento que en más de una ocasión hemos visitado. Vuelta por la ciudad y cena a esperar los que iban llegando.
El viernes por la mañana salida hacía Plasencia, a excepción de Horacio que perdió las llaves de contacto de la auto, tuvo que pedirlas por SEUR y le llegaron por la mañana del sábado, llegada al lugar de Acampada al mediodía, nos instalamos y los que quisieron comimos en un restaurante de las inmediaciones, cerca de al Recinto, nos dieron bolsa de recuerdos y los vales correspondientes para este tipo de Acampadas. Por la tarde, también los que quisieron, nos fuimos a visitar el Valle del Jerte, los Cerezos en Flor, para ello sacamos dos autocaravanas y partimos para hacer un recorrido, llegamos hasta Navaconsejo, donde tuvimos el placer de disfrutar de los cerezo en su esplendor, aunque había que seleccionar los lugares, ya que su apogeo fue la semana anterior, pero todavía tuvimos la ocasión de ver el valle blanco. Dimos una pequeña vuelta por el lugar y volvimos a la Acampada, se hizo el izado de banderas y el Club anfitrión nos invitó a un aperitivo con productos de Extremadura. Reunión de Delegados por la noche y a dormir.
El sábado desayuno en el lugar y dispuestos a partir para Plasencia donde teníamos una visita guiada por la ciudad, decir que disfrutamos de ella además de contar con un guía extraordinario, agradable y puesto en el tema, a la vuelta “alquilamos” el trenecito” que nos devolvió a la Acampada.
La organización tenia preparada una comida de hermandad, en esta ocasión paella, dispusimos todas las mesas juntas para de verdad fuera una comida de hermandad de los asistentes.
Después de comer preparados para subir a la Ofrenda de Flores a la Ermita de la Patrona de Plasencia, ataviados con los trajes regionales, nos llevaron y trajeron en autobuses, muy bonito, mucha gente, y desde la Ermita unas vistas maravillosas, de vuelta a la Acampada, empezamos las competiciones, que nos apuntamos a dominó, que por cierto quedamos Campeones, Rafael y Miguel, en parchís no tuvimos suerte, fuego de campamento por la noche y baile de disfraces.
El domingo desayuno en el lugar y ya empezamos a marcharnos, casi todos muy temprano, nos quedamos Rafael y Miguel, para la clausura y recogida de bandera y premio.
En resumen una muy buena Acampada, un buen ambiente, una buena organización, buena camaradería y además buen tiempo.