Comida Anual Club – Marbella-Playa

Terminaron los meses de Julio y Agosto, y como es tradición, y a la vuelta de vacaciones, el Club organiza Comida Anual, y casi siempre en el Camping Marbella-Playa, como primera salida programada del semestre.

Como en años anteriores, estuvimos en la parte alta del Camping, zona con capacidad para estar todos juntos, además de poder quedarnos hasta el domingo después de comer.

Como siempre ocurre el orden de llegada variaba, unos por la mañana del viernes, y a partir de ahí la tarde del viernes y el sábado por la mañana, a excepción de los fijos en el Camping, que solamente asistieron a las Comidas, porque en esta ocasión, hicimos una Barbacoa el sábado por la noche y un arroz el domingo a mediodía, además de la tradicional sangría.

Tanto la comida del viernes, los que estábamos, como la cena del viernes y la del sábado al mediodía corrió por parte de cada uno de los asistentes, el viernes sacó cada uno lo que traía, como es costumbre, y el sábado a mediodía decidimos los que estábamos, comprar unas doradas y hacerlas a la plancha, a escote eh…,

Ya por la noche, se prepararon las Barbacoas en este caso fueron tres, y una parrilla eléctrica para los criollos, se hicieron solamente chuletas de cabezal y los criollos, salieron buenísimas, sobraron unas pocas, que el domingo al mediodía, para los que no comían arroz se hicieron, a continuación y como es costumbre nuestro rato de charla y coloquio, comentando como han sido las vacaciones y los lugares que cada uno ha recorrido, muy dispar y todos sin ningún tipo de contratiempo que resaltar.

El domingo, desayuno cada uno donde quiso, unos allí mismo y otros en el bar del camping, paseo por la playa y visita a los amigos del camping, para empezar a preparar los ingredientes del arroz, nos comimos tres quilos y medio de una paella de chocos y gambas, muy buena, salió del agrado de todos.

Como siempre y en hasta el momento en todas las salidas o acampadas que se han organizado, fueron unas jornadas de convivencia y camaradería, sin problemas por parte de ninguno de los asistentes, y que además hizo un tiempo espléndido, a partir de terminar de comer recogida y cada uno a su sitio de origen, algunos optaron por quedarse hasta el lunes.