Complejo Rural El Torcal de Antequera

Durante los días 14, 15 y 16 de noviembre el Club organizó salida al Torcal de Antequera en sustitución de la de Ronda “La Vieja”, ya que uno de los lugares a visitar las ruinas de Acinipo, seguramente estaría en rehabilitación por parte de la Junta de Andalucía.
Para algunos de los asistentes el lugar de reunión fue la venta Cotrina, para partir en dirección Antequera donde nos esperaban algunos socios, otros llegarían por la tarde y en la mañana del sábado.
El lugar se encuentra a unos doce kilómetros de Antequera en pleno Parque Natural del Torcal, un complejo nuevo, solo lleva ocho meses abierto, muy bonito en la ladera del monte, cuenta con todos los servicios y bungaloes en alquiler, las parcelas son amplias y bien distribuidas, los servicios y equipamientos bien, solamente vimos que la tarifa aplicada, siendo temporada baja, quizás fuera un poco cara.
Los que estábamos al mediodía hicimos la comida en el restaurante del mismo complejo, menú a escote, café y después los que quisieron a hacer una ruta a pie alrededor del Nacimiento de la Villa, con su lago y lugar preparado para barbacoas, buena instalación pero fuera del complejo, el lugar muy bonito.
La cena se hizo en comunidad, sacando cada uno lo que había traído, un rato de charlo coloquio, el tiempo era muy bueno y a dormir.
Al día siguiente, sábado, el tiempo no nos iba a acompañar, día nubloso y amenazando lluvia, el monte con las nubes cubriéndolo, se hizo otra ruta por el mismo sitio pero cambiando el sentido, fotos de rigor, y a preparar la paella que nos íbamos a comer al mediodía, pagado por los asistentes, paella que tuvimos que hacerla en lugar cubierto ya que empezó a llover y ya no paró hasta que nos fuimos el domingo por la mañana, la tarde se dedicó a jugar a las cartas y al dominó. Por la noche los que quisieron, nos fuimos al restaurante a tomar un tentempié mientras se veía el fútbol.
El domingo, día que teníamos pensado visitar el Torcal, después de desayunar con los tradicionales buñuelos de los “abuelos”, pero amaneció igual que el sábado, o quizás peor en la parte de la sierra, vino un socio de Antequera a visitarnos, y subió con su coche para ver la situación, pero nos indicó que lo mejor sería levantar el campamento y dejarlo para otra ocasión, así lo hicimos, cada uno tiró para sus destinos, aunque algunos aprovechamos para elegir otra ruta y comer por el camino.