Extremadura y Portugal

Empezamos el año 2009 con una nueva Ruta, en esta ocasión por tierras de Extremadura y Portugal, muy justos de tiempo ya que solo podemos hacer cuatro noches, el tiempo no nos ha acompañado, hemos tenido lluvia y frío en casi todo el recorrido, hasta nos cayó un granizada bastante fuerte en Estremoz, (Portugal).
Hemos viajado 15 autocaravanas, con un total de 32 adultos y un niño.
Señalar, del mismo modo, que anterior a la Ruta, seis matrimonios, socios del Club, celebramos la Nochevieja y la entrada de Año Nuevo, en el Camping “El Cortijo” de Ronda, que gentilmente nos cedió un lugar para tal celebración, muy buen ambiente, pasamos dos días buenísimos, nos divertimos, la cena espléndida y después de la cena. nuestro baile, uvas y karaoke. Estupenda velada, con buena gente con ganas de diversión y de pasarlo bien.

Día 1, Jueves.-

Salida del Camping “El Cortijo” a las doce de la mañana, los seis socios que ya estaban allí y tres que se agregaron. Salida dirección Sevilla, con pensamiento de parar a comer a la salida, antes de llegar a Las Pajanosas, un área con bastante sitio para aparcar y sacar nuestras mesas, allí se unieron tres expedicionarios más, cada uno sacó lo que llevaba, pero sobre todos las sobras de la noche anterior, que fueron muchas, y además exquisitas. Una vez hubimos comido, pusimos rumbo a Extremadura, concretamente Zafra, lugar de pernocta y reunión. Aparcamos en el Área de la PACA, en el Recinto de Ferias, con sitio donde llenar, vaciar y aparcar. Acomodados todos, damos un paseo por la ciudad, el tiempo desapacible, con lluvia y hasta frío, poca gente por las calles, unos pocos se quedaron a comer en la villa los demás a las autos, llegaron otros tres que faltaban hasta completar los 15 que seríamos los que haríamos el viaje.

Día 2, Viernes.-

Como estaba previsto, despertar temprano para estar listos a las nueve de la mañna, desayuno en elugar y partida hacía Olivenza, primer punto a tocar, aparcamos donde nos indicaron desde el Ayuntamiento, frente a los Juzgados, muy céntrico, cerca de las murallas y Ciudadela. Empezamos la visita en las mismas murallas, para pasar a la Ciudadela, con su Torre homenaje, donde se encuentra el Museo Etnográfico, lo visitaremos después, hacemos una visita a las diferentes Iglesias, vemos unos edificios emblemáticos de la villa de Olivenza, un pueblo que hay que visitar, el tiempo entre claros y lluvia. Después visitamos su Museo, donde se hace un recorrido de todas sus costumbres a través de los años, salas acondicionadas y equipadas con todo tipo de enseres recopiladas por sus propios vecinos, merece la pena su visita.

Efectuada la visita, seguimos ruta dirección Alburquerque, pasamos pero nos impresiona su Castillo de Luna, cerrado por reformar, difícil el aparcar tantos vehículos, así que nos vamos a los alrededores del Polígono, buscamos un restaurante que nos recomiendan y comemos, otros lo hicieron en sus autos, la tarde se puso muy oscura, con lluvia.

Salida dirección Valencia de Alcántara, que la pasamos y cruzamos a Portugal después de repostar, tenemos pensado dormir en Portalegre, pero nos desviamos unos pocos de kilómetros para visitar Marvao, nos quedamos en el llano junto al Convento de Misericordia, ya que no nos atrevíamos a subir por el tema de aparcar, además que había una espesa niebla, y ante males mayores nos declinamos a quedarnos allí, sacamos las fotos que pudimos, y bajamos por el mismo lugar de la subida para dirigirnos a Portalegre, llegada de noche, buscamos donde aparcar y lo encontramos en el llano delante del Polideportivo.

Damos una vuelta por el lugar, algunas tiendas todavía están abiertas, lo que aprovechan las mujeres para hacer algunas compras, empezó a llover estando a las puertas de la Catedral, cerrada, unos pocos buscamos restaurante donde saborear el bacalao, otros se fueron a sus autos, lo encontramos muy cerca de las autos, muy bien, tanto en la atención, como en la comida y sobre todo en el precio, a dormir.

Día 3, Sábado.-

Salida a las 9,30.- horas después del desayuno, carretera visitando todos los pueblos que nos encontramos, con parada en Estremoz, llano a la entrada de la villa, un paseo y estamos en el centro, en la Plaza de San Francisco, había unas pocas de autos aparcadas, pudimos haberlo hecho allí, era conocerlo, en otra ocasión, había mercado en la plaza, pero ocupaba una parte de la plaza, el día estaba nublado y amenazando lluvia, aunque a ratos caían unas gotas. Estremoz es la villa donde esta enterrada en un Mausoleo la Reina Isabel de Portugal, intentamos su visita, y subimos al Castillo, hoy Parador, en la explanada se encuentra un mirador con la estatua de la Reina, la Iglesia donde se encuentra el Mausoleo, por cierto cerrada, las llaves las tenía una señora que tendría que llegar, pero estando arriba cayó una tromba de agua con granizos, nos cobijamos en los soportales de la Iglesia y desistimos de visitar, así que bajamos, dimos una vuelta cuando paró de llover y a las autos para seguir la ruta, volveremos a Estremoz.

El ruta pasamos por Reguengos de Monsaraz, muy bonito el lugar, en la plaza una Iglesia que estaba cerrada, pero el exterior para sacar fotografías, se aproxima la hora de comer y lo hacemos en Mourao, lugar que conocemos, buscamos el mismo restaurante, lo encontramos cerca del Castillo, aunque está remodelado y modernizado, así como ampliado, pero de todas formas la comida es la misma y el precio tampoco estaba mal bastante asequible, en los postres se celebró en cumpleaños de Toñi, con su tarta y regalo, una buena comida en muy buen ambiente.

De vuelta a las autos y de nuevo en ruta dirección el Pantano de Alqueva, impresionante, uno de los mayores de Europa, si no es el mayor, lo atravesamos a través de un gran puente, parecía que íbamos atravesando el mar, pasamos por Moura, Pías y teníamos pensado llegar a dormir a Minas de Santo Domingos, pero pensando, cambiamos a Serpa y pasar la tarde paseando por el lugar, directamente al camping, que ya conocemos, tarde fría pero sin lluvia, pocas gentes en sus calles, la Muralla iluminada así como el Acueducto lo mejor de la ciudad. Decidimos irnos al camping y como tine un lugar donde poder pasar un buen rato, sacamos sobras de días anteriores, el jamón y el queso de la Nochevieja y allí pasamos una buena velada, estuvimos hasta cerca de las 12,30.- horas de la noche, muy bien, , chistes, bromas, charla y sobre todo diversión y ganas de pasarlo bien, que es de lo que se trata, el grupo se estaba comportando de maravilla.

Día 4, Domingo.-

Salida de Serpa después del desayuna con dirección Minas de Santo Domingos. pueblo minero de esta parte de Portugal, se visita la Casa del Minero, rel corte de la Mina y nos abren la Iglesia para que la visitemos. De allí y a unos pocos de metros, la playa, si la playa, con su merendero, aparcamientos, muy bien acondicionado, en el verano se tiene que estar muy bien, sin problemas de nada y un lugar precioso.

Paramos de nuevo en Mértola, con su Castillo coronando el lugar, aparcamos en llano cerca del pueblo, bonitas vistas, pueblo típico de esta zona, aunque todos los que hemos visitados son bonitos, cada uno con sus características, pero en el fondo muy parecidos unos con otros.

Una vez hecha la visita, el pensamiento es comer en Odeleite, restaurante también conocido, aparcamos en su aparcamiento, cabemos todos y nos acomodan en diferentes mesas, degustamos un arroz de marisco y bacalao.

A continuación rumbo a España, y como buena hora seguimos hacía Bollullos del Condado, el pensamiento era dormir en Ayamonte, pero de esta forma estamos más cerca de nuestros hogares, hay que comer en Málaga el día 5, preparación de los Reyes, la Cabalgata, etc…. Llegamos a Bollullos a media tarde, dejamos las autos en el aparcamiento del Supermercado Dia, y damos un paseo por el lugar, cenamos, los que quisimos en Mesón y a dormir. Acordamos salir a las 8 de la mañana.

Día 5, Lunes.-

Los que quedamos, salida a la hora acordada, con parada en el Área de Chucena para repostar y desayunar, y ahí despedida, aunque íbamos todos juntos pero la despedida física se hizo en el Área.

En definitiva una buena ruta, quince, mejor dicho dieciséis socios que lo hemos pasado muy bien, con el inconveniente de la lluvia, pero sin problemas, buen chubasquero y paraguas, el ambiente extraordinario, disciplina en horarios y pernoctas, como siempre, diversión y ganas de conocimiento de los lugares visitados, cuando hay voluntad y disposición para hacer un buen viaje no hay problemas de ningún tipo, sólo para este Presidente, quizás hemos hecho una ruta muy larga de muchos kilómetros para tan pocos días, pero en el cuerpo queda.

Hemos estado: Miguel y Toñi—Antonio y PaquiTu—Enrique y PaquiMe—Andrés y Araceli—Ángel y Maricarmen—MiguelMo y Upe—Joaquín y Gloria—Pepe y Maricarmen—Paculi y Maricarmen—Rafael y Rafi—Rafael y Conchi—Paco y Conchi—Pepe y Anamari—Antonio e Isabel—Santiago y Mari—Javier, Pilar y Juan Ramón, (nuevos socios).