II Acampada Hermanamiento Club Plasencia

El Club Caravanig de Plasencia, hermanado con nuestro Club, era en esta ocasión el encargado de organizar la II ACAMPADA, y para que fuera en la mitad de camino de ambos Clubes, el lugar elegido ha sido el Camping Tentudia de Monesterio, un sitio muy bonito en medio de la sierra de Tentudia y muy cerca de la villa de Monesterio, aunque eso sí, había que coger un vehiculo para desplazarse.
La llegada a la Acampada fue de forma escalonada , el jueves ya llegamos cuatro socios del Club, más el viernes, entre mañana y tarde y uno el sábado por la mañana.
El tiempo estaba desapacible, amenazando lluvia, que fue la tónica de toda la Acampada, el viernes un día totalmente de lluvia, no así el sábado, pero el domingo el agua nos hizo abandonar el Camping.
Día 20, viernes.- Fueron llegando socios al lugar de Acampada, así como los socios de Plasencia. La comida se hizo de forma informal los que estábamos, se preparó debajo de los fregaderos una mesa con sillas y sacamos panceta y ahumados, que se hicieron a la plancha. Después por la tarde, a esperar al resto de los asistentes, punto de reunión, menos mal que el camping nos cedió sus instalaciones, bar y restaurante, fue en el salón, donde se hicieron todos los actos. Cena a base raciones y a dormir.
Día 21, sábado.- Desayuno en el lugar. El día menos mal, amaneció bueno, completamente soleado, al contrario del día de ayer. No obstante se decidió, hacer la comida de hermandad, preparada por nuestros amigos de Plasencia, Caldereta de Cordero, debajo de los soportales del bar y después preparar las mesas y sillas del establecimiento y acomodarnos en su amplio salón. Durante la mañana, unos se fueron a dar un paseo por Monesterio y aprovechar para hacer compras, sobre todo de productos derivados del cerdo, otros a pasear por los alrededores y los demás a ayudar a los compañeros en la preparación de la comida, aunque denegaron nuestra ayuda, decía que nosotros a descansar.
La comida salió muy buena, se consumió casi todo, fue una comida de verdadera hermandad, y a los postres se hicieron entrega de unos obsequios por ambos Clubes como recuerdo de esta Acampada. Después unos a dormir y los más valientes a caminar por la sierra, lo hicimos durante unas dos horas, monte arriba, se divisaban unos magníficos paisajes desde lo alto.
Por la tarde, después del paseo, a jugar al parchís, a charlas, etc…, esperando la hora de la cena, también preparada por nuestros amigos, en esta ocasión Migas extremeñas, elaboradas con mimo y despacio, cada paso a su tiempo para después empezar a mover las migas, salieron exquisitas, aunque había mucha cantidad. Charla con nuestros amigos, licor de bellotas y a descansar.
Día 22, domingo.- Desayuno con lluvia, la mañana era completamente gris, con lluvia en abundancia, que no cesó ni un momento, lo que hizo que fuéramos abandonando las instalaciones del camping, solamente se quedaron los hermanos de Plasencia.
En definitiva una Acampada pasada por agua, menos mal que el sábado pudimos hacer todo lo programado. Asistimos por nuestro Club, 11 instalaciones con un total de 22 personas y por parte de Plasencia 6 instalaciones y 12 personas. La Acampada la calificamos de positiva y emotiva, ya tuvo momentos en que se recordaron a socios que ya no están con nosotros y muy vinculados con el Club de Plasencia.
Quedamos para el año próximo, si es posible para el mes de Mayo en el Camping de Ronda, donde ofreceremos a nuestros amigos una sardinada al espeto.

Estuvimos.- Miguel y Toñi—A. García y Mariloli—Paculi y Maricarmen—Santiago y Mari—Antonio y Antonia, los abuelos—Ángel y Maricarmen—Andrés y Araceli—Antonio y PaquiT—José Luís y Menchu—Pacome y Conchi—Rafael y Mª Jesús.