IV Ruta por Tierras de Portugal

La semana blanca de Andalucía la hemos dedicado a visitar Portugal, han sido 9 días intensos por tierras del País vecino y otros dos de ida y vuelta, en total 11 días con autocaravana. Nos ha llovido, nos ha hecho viento, hemos tenido sol, de todo un poco, pero no ha estado mal del todo, ya que el mal tiempo, por regla general, ha sido durante la noche, solo en dos ocasiones ha llovido en ruta, por lo tanto hemos tenido suerte, ya que la semana ha sido de aúpa por todo el país.
La ruta la empezamos 14 autocaravanas y la terminamos 11, ya que Angel y Maricarmen solo estuvieron el primer fin de semana, Kristian y Ansa, por cuestiones graves, Ansa se partió la cadera y tuvo que ser trasladada a Huelva para intervenirla quirúrgicamente, todo bien, PacoMe y Conchi nos dejaron en Lisboa, no funcionaba la antena parabólica y Santiago y Mari por cuestiones de hospitalización de Santiago se marcharon el sábado por la mañana.

Viernes día 19.-
Salimos desde nuestros lugares de origen y como punto de reunión y pernocta se marcó la localidad de Ayamonte (Huelva), lugar ya conocido por todos, algunos comimos por el camino y llegada por la tarde, aparcamiento en llano detrás de la gasolinera. Paseo por el lugar y cenamos en Margallo, buen pescado, muy fresco, de calidad y a muy buen precio.

Sábado día 20.-
Salimos a las diez de la mañana, horario que se repetiría durante todo el recorrido, tomamos dirección Tavira, por carretera nacional, llegada al mediodía, aparcamos junto al mercado, que lo visitamos y hacemos algunas compras, paseo y buscamos y reservamos para comer en restaurante frente a Biblioteca, en ese intérvalo de tiempo pasó lo del accidente de Ansa, que rápidamente la trasladaron al Hospital de Faro y de allí a Huelva. Estuvimos en contacto de forma permanente con ellos. La comida excelente, no había que pedir nada, solo la bebida, después empezaron a traer ensaladas, choco al carbón y pescado al carbón hasta que ya dijimos que parara, muy bien y nada caro, había cola en la puerta cuando salimos.
Descanso y después a visitar de nuevo el lugar, por la noche hizo un verdadero temporal de viento y lluvia que nos zarandeaba las autos de forma continuada.

Domingo día 21.-
Desayuno y salida a las diez, por carretera nacional dirección Silves, visita al Castillo y a la ciudad, comida en el lugar, en esta ocasión Cocido portugués, muy abundante y bien condimentado, y de precio no llegamos a diez euros por persona. Después de comer otra vez en ruta hacía Cabo San Vicente, con parada para su visita y a la Fortaleza quien no la hubiera visitado. De allí dirección norte y pernoctamos en Aljezur, aparcamiento frente al mercado y oficina de Turismo, muy tranquilo, ya lo conocíamos. Dimos nuestro paseo y a dormir.

Lunes día 22.-
Desayuno y salida a las diez, tomamos ruta hacia Odemira y nos desviamos por la costa hacía Vila Nova de Milfontes, con parada en el Faro y sacamos fotos del lugar para después visitar el puerto natural, muy bonito que con el temporal que hacía en el mar, imposible el entrar o salir barcos de ese puerto. Seguimos la ruta por la costa hasta Porto Covo, aparcamos en el mismo centro del pueblo y visitamos los acantilados, de allí a Sines, con parada junto al camping, cerrado, y aprovechamos en la churrasquería-restaurante del camping, que sigue con servicio, para comer, buffet libre, muy bien, a 7,50 euros más bebida y café: Después de comer visitamos la villa llegando hasta la estatua de Vasco de Gama con sus maravillosas vistas.
Siempre por la costa a las cuatro de la tarde, salimos dirección Troia, la punta frente a Setúbal, llegamos hasta el embarcadero, fotos descanso y volvemos hacía atrás para llegar a Alcácer do Sal, lugar ya conocido, buen aparcamiento, con servicios y agua y frente al pueblo, solo cruzar el puente de la ría. Vuelta por el lugar y poco de charla para comentar como va la ruta y a dormir.

Martes día 23.-
Desayuno en el lugar y como viene siendo habitual salimos a las diez con ruta a Lisboa, bordeamos Setúbal, por carretera nacional hasta Almada para cruzar el Puente que atraviesa el rio Tajo, vistas impresionantes desde el puente, Corazón de Jesús presidiendo la entrada y Lisboa desde lo alto, mucha circulación, a pesar de los muchos carriles que tiene, 3,25 euros el peaje. Llegamos a Lisboa y nos dirigimos directamente al camping de Monsanto, como la vez anterior que visitamos Lisboa ya que tenemos un autobús en la misma puerta. Como era mediodía optamos por hacer hora para comer preparando unas tapitas en las parcelas para después bajar al restaurante del camping, donde ya ha hablado Joaquín, buffet libre.
Un rato de descanso y a Lisboa, cuando llegamos empezó a llover bastante fuerte, lo que hizo que algunos regresaran al camping después de dar una vuelta y haber visitado la Plaza del Rossio y la Iglesia que se quemó, los demás nos quedamos, que por cierto dejó de llover al poco tiempo, paseamos por las calles, visitamos su plazas y cenamos en restaurante del centro, en esta ocasión la comida la hemos tenido mejor y el precio también subió un poco. De vuelta cogimos taxis, que prácticamente sale igual que el autobús, ya que son cuatro plazas. A dormir.

Miércoles día 24.-
Desayuno en el camping y autobús para Lisboa, con parada intermedia en Belem, con visita al Monasterio, Monumento a los Conquistadores y Torre de Belem. Unos pocos optaron por visitar Lisboa en el autobús turístico, los que no lo habían cogido en el viaje anterior, los demás a visitar el Museo de la Marina, precioso de verdad, nos llevó cerca de dos horas.
Habíamos quedado para comer en el Mercado de la Ribera, buffet libre que ya lo vistamos el año anterior, y como era de esperar muy bien, a comer de todo, muy bien preparado y como se puede repetir, allí nos encontramos todos, el precio 10 euros por persona más bebida.
Después de comer el grupo del autobús turístico siguió con el recorrido y los demás fuimos a visitar los jardines de la Plaza del Marqués de Pomball, muy bonitos y muy grandes, subimos hasta arriba, en ellos se encuentra la Estufa Fría y Caliente, unos invernaderos y lagos con patos y demás animales, muy bonita la visita.
De nuevo en la parte central de Lisboa, unos se fueron para el camping y otros seguimos un poco más en la ciudad, para regresar cerca de las nueve de la noche. Una vez en el camping, y como la noche estaba buena preparamos unas tapitas y un poco de charla. El cansancio hizo mella y a dormir.

Jueves día 25.-
Desayuno en el camping y salimos a las diez con dirección Estoril, Cascais, Cabo Roso. Al salir empezó a caer una tromba de agua que nos acompañó hasta Estoril, ahí dejó de llover y no lo volvió a hacer en todo el día, pero dejó paso a un fuerte viento, y al ir por la costa era más acentuado, pero las vistas del mar embravecido y con fuerte oleaje hizo que no notáramos el viento. Parada en Cascais en la Plaza Do Mercado, de pago, después ruta costeando hasta el Cabo Roso y Cabo da Roca, punto más al oeste de Europa, acantilados impresionantes, hay sitio donde aparcar con oficina de turismo
Nos metimos al interior dirección Sintra, de paso y camino de Ericeira, con parada en carretera en restaurante, hablamos con ellos para que nos prepararan Arroz con Tamboril (rape), comimos casi todos a excepción de tres, todo incluido, entremeses, arroz con tamboril, bebidas, postre, café y copa, 15 euros por persona. Después teníamos pensado entrar en Mafra, pero ya la hora se echó encima y estaría cerrado el Palacio, así que seguimos dirección Torres Vedras, Lourinha con llegada a Peniche, donde aparcamos junto al Cuartel de Bomberos, muy céntrico, y allí pernoctaríamos. Una vez acomodados, damos un paseo por la ciudad, nadie por sus calles, como viene ocurriendo en todos los lugares que visitamos a partir de las siete de la tarde. Dando un paseo por los alrededores encontramos dos super, donde compramos bacalao y otras cosas. A dormir. El tiempo seguía siendo bueno.

Viernes día 26.-
Desayuno y salida como siempre a las diez, camino de Caldas de Rainha, Alcobasa y llegada a Batalha, aparcamos en el área de autocaravanas que hay junto al Monasterio. Los que no había visitado el monumento lo hicieron ya que merece la pena, los demás a pasear y esperar la hora de comer, que lo hicimos en el mismo sitio del año anterior restaurante A Cave, ya que lo conocemos y es garantía, la comida muy buena, no esta mal de precio y es abundante, en esta ocasión bacalao y estocada de carne.
Damos tiempo para que se hagan compras en super cerca del llano del aparcamiento y salimos hacía Fátima. Aparcamos en el aparcamiento de la Basílica preparada para autocaravanas, servicio y agua. Allí se celebra el cumpleaños del Presi, tarta y champán, en esta ocasión bajo la lluvia, refugiados debajo de un gran árbol y con mesas y bancos.
Terminado esto a visitar la Basílica y la Capilla de la aparición de la Virgen, damos un paseo por la ciudad bajo la lluvia, nadie en sus calles y los comercios a punto de cerrar. Cada uno a su auto y a esperar el Rosario, que muchos de los expedicionarios asistieron. A dormir.

Sábado día 27.-
Desayuno en el lugar y salimos dirección Estremoz, pero viendo como iba evolucionando el tiempo optamos por coger la dirección de Portalegre y de ahí a Estremoz, ya que es mejor carretera.
Llegamos a Estremoz al mediodía, aparcamos en la plaza principal, un gran aparcamiento donde no hay problemas para quedarse y pernoctar. Preguntamos donde se puede comer y nos lo indica un vecino del lugar, el aire era muy fuerte, rachas que nos hacían volar practicamente.
Comemos en restaurante Zona Verde, solo carnes, especialidad en cordero con patatas, además de otras cosas, comimos muy bien, un poco más caro que en otras ocasiones pero salimos satisfechos.
La tarde la dedicamos a descansar, el tiempo era desapacible, pero no obstante dimos un paseo, tomamos café y pasamos las horas lo mejor que pudimos. A dormir.

Domingo día 28.-
Salimos de Estremoz después de desayunar, en esta ocasión a las once de la mañana, después paramos en super a las afueras de la ciudad y terminar de hacer las últimas compras. Como íbamos bien de tiempo hacemos una parada en Elvás, para visitar las murallas y el casco viejo, también algunos hicieron otras compras.
La idea era comer en restaurante ya conocido pero nos lo pasamos y optamos por hacerlo en la misma frontera y para despedirnos de Portugal lo hicimos comiendo bacalao a la brasa, tuvimos que esperar a que lo prepararan pero mereció la pena.
Después de comer y siguiendo el plan de ruta dormiríamos en el Area de Zafra, pero recibimos la llamada de Andrés en la que nos comunicaba que “El Abuelo” había fallecido, así que paramos en carretera para decidir que se hacía, el Presi dijo que se iba para Marbella y eso hicieron todos, unos a sus lugares de destino para dejar las autos y después ir a Marbella.

En definitiva una buena ruta, con tiempo malo en ocasiones y en otras buenos, dentro de lo que cabe, viendo el temporal que hacía por todos lados de la Península, el personal como siempre, extraordinario, sin problemas y siempre, tomando entre todos las decisiones y rutas a seguir, hemos llevado los horarios que se dictaban y solamente hemos pretendido pasarlo bien en todo el recorrido. Comentar, del mismo modo, que además de haber hecho una ruta turística por tierras de Portugal, ha sido también una ruta gastronómica, ya que hemos saboreado muchos platos típicos de esta tierra, bien condimentados, muy bien guisados y muy buenos.

Hemos hecho la ruta:

Miguel y Toñi—Joaquín y Gloria—Enrique y PaquiMe—Pepe y Maricarmen—Antonio y PaquiTu—Kristian y Ansa—PacoMe y Conchi—PacoGa y Maribel—Pepe y Alicia—Santiago y Mari—Rafael y Conchi—Paco y Conchi—Paco y Ana—Antonio y Mariloli—Angel y Maricarmen, primer fin de semana.

Como punto final a este relato tenemos que mencionar a nuestro socio y amigo Antonio Mata, “El Abuelo”, que nos dejó el Día 28 de Febrero, fue una noticia triste y dolorosa después de haber pasado una semana de alegrías, vayan para él estas últimas líneas, y para Antonia, su mujer y sus tres hijas y demás familiares, nuestro más sentido pesar en nombre de todos los que componemos esta gran familia que es el Club Aire Libre Málaga-Marbella.

Tenemos que recordar a nuestro amigo Antonio Mata “El Abuelo”, como lo que era, ¡¡¡ UN TIO FENOMENO ¡!!