La Alberca y Tierras de Cáceres

Aprovechando la Semana Blanca en Málaga y provincia, el Club organiza una salida libre para los socios que puedan realizarla con el propósito de llegar a La Alberca, en la provincial de Salamanca a través de las tierras de Cáceres.

Partimos el mismo día 28 desde Tarifa después de la Acampada Regional de la FACC, cuatro autocaravanas, Enrique, Cabezas, Paco Merino y el Presi en dirección Mérida, parando en el camino en Area de servicio para comer, y llegar al punto de destino a media tarde. Dormimos en el mismo sitio de siempre el antiguo cuartel, aunque ya hay que pensar en otro lugar, ha cambiado de dueño, y ya cuesta 10.-€ la pernocta y como te pases dos euros más. Llegada y vuelta por la ciudad, en el lugar se incorporaron Paco García y Cristóbal y familia, nuevo socio, cerveza y tapas en diferentes lugares y a dormir.

Dia 1,
Después de desayunar, ruta hacía Plasencia, donde saludamos a Juan Morales del Club hermano de Plasencia, seguimos dirección La Alberca por la ruta de Montehermoso, Villanueva de la Sierra, Pinofranquedo, Rio Malo de Abajo y llegada a La Alberca a media tarde, aunque antes paramos en ruta para comer.
Ya cuando íbamos llegando al punto de destino, el paisaje se iba volviendo blanco debido a que cada vez subíamos más, la cota estaba en 1.300 metros de altitud. El pueblo era un espectáculo, cubierto de nieve en su totalidad, bonito que es sin nieve, ahora lo era todavía más, con esas calles estrechas de pueblo medieval. Buscamos donde aparcar, que lo encontramos en la parte alta, aparcamiento de autobuses, junto al Centro de Interpretación, buen sitio, tranquilo y amplio. Dimos un paseo por la villa, ya que era temprano y disfrutando de su tranquilidad, de las calles típicas, de sus comercios, hicimos hora para tomar un aperitivo y volvimos a las autos, mañana nos quedarímos hasta el mediodía.

Dia 2
Después de desayunar, otra vez, pero esta vez por la mañana disfrutamos de la nieve, se hicieron algunas compras de los productos del lugar y al mediodía partimos dirección Ciudad Rodrigo, parando en restaurante para degustar las carnes a la brasa. Llegada a primeras horas de la tarde a Ciudad Rodrigo, buscamos donde aparcar y lo hacemos junto a la Muralla que rodea la villa, buen sitio y en el mismo centro prácticamente.
Paseo por la Muralla con unas magníficas vistas del río Agueda, para adentrarnos después en el centro, con su Plaza Mayor, su Catedral, sus calles, que tenemos que decir estaban todas preparadas para la fiesta del toro que había sido el día anterior. Cena y a dormir.

Día 3
Desayuno en el lugar y partimos dirección Valencia de Alcántara donde tenemos pensado pernoctar, lo hacemos por la ruta de Hoyos, donde paramos a conocer el lugar y seguir dirección Moraleja, Alcántara en lo alto de una loma, y atravesamos un puente sobre el río Tajo construido en el año 180 después de Cristo, todavía se pasa por su calzada romana que ha sido conservada. Llegada a Valencia de Alcántara y aparcamos en la Plaza de Toros, en el mismo centro. Vuelta por la villa donde nos indican que visitemos su Castillo, sus Iglesias y sobre todo el Barrio Judío, con sus típicas calles con las puertas ojivadas de piedra. Volvemos a las autos y los que quieran cenaremos en el lugar para volver al lugar de pernocta.

Día 4,
Nos deja Paco Merino, ya que la noche anterior tuvo una llamada en la que le indicaban robo en su vivienda, menos mal que no fue nada solo los destrozos ocasionado antes de que saltara la alarmas.
El día amaneció malísimo, lo mismo que fue la noche, fuertes vientos y agua que no paraba, optamos tomar dirección Badajoz y Olivenza, por si mejoraba el tiempo, pero nada, al llegar a Olivenza desistimos de visitarla y seguimos ruta, con parada para comer y llegar a media tarde a Córdoba, aparcamos cerca del Puente San Rafael, al lado del cementerio, allí nos indicó la policía local, menos mal que dejó de llover y pudimos disfrutar de un buen paseo por la zona de la Mezquita, la Judería, y después del centro de la ciudad, cena por al zona y a dormir. Durante la noche también cayó una buena tromba de agua con viento.

Día 5
Desayuno y partimos cada uno a nuestros lugares de origen, menos Manolo que el día anterior se quedó en Valverde de Llerena en casa de su hija.
Una buena ruta, que habría que repetir ya que se nos quedaron cosas por conocer debido al mal tiempo, sobre todo Olivenza, una ruta en la que no hemos tenido ningún tipo de problema, tanto en la convivencia como en el comportamiento de las autocaravanas.