Moraga en Torre de Benagalbón

Como viene siendo tradicional, el Club organiza una Moraga en la playa, en esta ocasión y al igual que el año anterior en Playa Linda, Torre de Benagalbón, municipio de Rincón de la Victoria.
En primer lugar, agradecer al Ayuntamiento del Rincón de la Victoria, Área de Medio Ambiente su ayuda desinteresada, así como a la Demarcación de Costas que no ha puesto reparo alguna para poder llevar a cabo dicha Moraga, GRACIAS.
Comentar que en esta ocasión hemos asistido un total de 27 socios con 24 autocaravanas, un total de personas, 57 adultos y 7 niños, excelente participación, con una gran asistencia, lo que da pie a seguir haciendo las cosas como hasta ahora, y quizás con más fuerza y ganas para el comienzo del próximo semestre, ya que como es sabido con esta Moraga terminamos las salidas-rutas-acampadas que organiza el Club.

Viernes día 15.-
Ya desde por la mañana empezaron a llegar socios con sus autos, llegando a estar al mediodía un total de 10 autos, la gente tiene ganas de playa y de participar. Hicimos un “corralito”, para que las llegaran más tarde disponer de un lugar de comidas y de reunión. A la hora de comer, cada uno sacó lo que tenía, después café, siesta, paseos, parchís y charlas. Esperando a que llegaran las demás, el Presi y consorte se marcharon para asistir a la fiesta de fin de curso de su nieto regresando para la cena, que cada uno hizo lo que quiso, unos optaron por los chiringuitos de la zona, otros en sus autos, etc…. Después de cenar y estando casi la mayoría tuvimos una buena velada, la noche era magnífica, lo que no fue al mediodía, que aunque hacía calor, el aire era en ocasiones molesto. A dormir.

Sábado día 16.-
Desayuno en el lugar. El domingo la comida que el Club también obsequiaba sería paella, por ello, el Presi y otros socios marcharon a comprar los avios de la misma, que en esta ocasión sería de costillas y magro de cerdo. A la hora de comer, y como ya estábamos la mayoría de los asistentes, se dispusieron unos toldos para que el sol no nos diera tanto, y se acoplaron las mesas para la comida, cada uno sacó o preparó lo que tenía, y así resultó un gran buffet de categoría, que buenas y buenos cocineros tenemos en el Club.

Después de comer, lo de siempre, igual que el día anterior, siesta, café, parchís, coloquios, etc…, más tarde se prepararon las cubas con hielo y las bebidas para la moraga, se recogió la leña y cuando el sol bajó un poco en intensidad, nos dispusimos a preparar el lugar de la moraga, con el gran maestro de ceremonia “el abuelo” como director, y contando con sus ayudantes, Santiago, Miguel Ángel, Carlos, el Presi, etc…, pero no solo se preparó el lugar, sino también los “ingenieros” luminotécnicos, Antonio, Miguel, Rafael y que gracias a los generadores de José Mª y Miguel, instalaron unos focos que iluminaron la playa, ya que las mesas se colocaron en la misma arena. Se degustaron un total de 35 kilos de sardinas al espeto y un jurel que se lo comió el Presi. Después de las sardinas y como la noche acompañaba tuvimos una gran velada animada con unas copitas y cubata, muy animada y tranquila, así hasta altas horas de la noche, después a dormir.

Domingo día 17.-
Desayuno en el lugar, playa, paseo, charlas, unos optaron por marcharse ya que tenían cosas que hacer, los demás a pasar la mañana como mejor les vino. Se empezó a preparar lo que sería la comida del mediodía, , a las tres de la tarde todos sentados en el mismo lugar del día anterior, ya que al estar preparado con los toldos el sol no daba tanto, la paella salió buena ya que no sobró ni un grana de arroz, esto da pie a seguir estudiando la manera de que salga mejor cada vez, en esta ocasión el paellador fue el Presi. Después de comer, ya algunos empezaron a preparar sus autos para la vuelta a casa, otros se quedaron hasta tarde, aprovechando la playa y además para no coger calor y caravanas en las carreteras, y los menos se quedaron a dormir el domingo en el mismo sitio, cuatro en total.

En definitiva un gran fin de semana, el tiempo acompañó, los socios participaron, colaboraran y además una asistencia extraordinaria, con un gran ambiente, con un buen rollo, sin problemas, además de estar completamente seguros en el lugar elegido, ya que el permiso, el Presi, se lo llevó al cuartel de la Guardia Civil para que supieran que íbamos a estar allí durante el fin de semana, estuvieron patrullando todos los días así como la Policía Local del Rincón de la Victoria.

YA SOLO QUEDA AGRADECER A TODOS LOS SOCIOS Y SOCIAS LA PARTICIPACIÓN Y COLABORACIÓN QUE HAN TENIDO DURANTE ESTE SEMESTRE QUE SE ACABA CON ESTA MORAGA, ESPERANDO QUE NOS VEAMOS EN SEPTIEMBRE CON MAS FUERZA, MAS GANAS, AUNQUE ESPERO QUE DE FORMA ESPORÁDICA NOS SIGAMOS VIENDO EN ESTOS MESES. DESEAROS A TODOS UNAS FELICES VACACIONES, QUE RECORRÁIS LOS SITIOS QUE TENGÁIS PENSADO PERO SIEMPRE CON CUIDADO Y PRUDENCIA EN LA CONDUCCIÓN.

Hemos estado en la Moraga: Antonio y PaquiTu—Miguel y Toñi—Ismael, Esther y Miguel Maria—Noelia, Juan Jesús y Getsemaní—Maria Miguel—José Mª y Ángeles—Arturo y Cate—Enrique y PaquiMe—Miguel Ángel y Maribel—Paculi y Maricarmen—Alfonso, Eva, Claudia y Marta—Joaquín y Gloria—Antonio y Antonia, abuelos—Antonio y Mariloli—PacoGa y Maribel—Manolo y Pepi—Rafael y Rafi—Pacuti y Luisa—José Luís y Menchu—Santiago y Mari—Miguel y Antonia—Kristian y Anza—Carlos, Angelita y Carlitos—Paco, Ana, Juan José , Ana y novio (nuevo socio)—Juan Alfonso y Maricarmen—Rafael y Mª Jesús—Francisco, Rocío, Marina y David.