Post Acampada del Marisco

Terminamos con este resumen lo que ha sido una salida dividida en tres relatos, porque creemos que era mejor hacerlo de esta manera, ya que existe una diferencia en cada una de ellas, la primera porque se hizo por tierras de Portugal, la segunda la propia Acampada del Marisco y esta última porque vamos a relatar cinco días por tierras de España, de todos los lugares al igual que en Portugal tenemos referencia de ellos, con direcciones y coordenadas de pernoctas y aparcamientos, de esta manera podéis, los interesados en hacer cualquiera de las rutas, coger apuntes y notas de las mismas. Durante estos días hemos estado un total de 6 autocaravanas con 12 adultos.

Día 12.- Martes.-

Después de desayunar en la Acampada y sobre las once de la mañana nos fuimos despidiendo de los demás socios que partían pero en dirección contraria. Nosotros decidimos tomar rumbo hacia Padrón con parada intermedia en Villagarcía, ya que pensamos que ir a Santiago siendo día festivo, y además 12 de octubre, no sería buena idea porque podría haber mucha gente. Damos un paseo por Villagarcía, aparcamos en el puerto, sin problemas, tomamos café y compramos pan, las tiendas están cerradas y el mercado también.

Llegada a Padrón, y como algunos de los iban el en recorrido conocían un sitio donde aparcar, derecho nos fuimos al lugar, paseamos un poco por la localidad y buscamos donde comer, bar-restaurante típico de esta tierra, muy bien la comida y muy bueno todo lo que pedimos, tomamos café y de vuelta a las autos a descansar y a unas partiditas de parchís, más tarde visitaremos más a fondo el pueblo, ya que nos quedamos a dormir allí mismo.

Sobre las seis de la tarde de vuelta a patear la calles, se compraron los famosos pimientos de Padrón, unos pican y otros no, visitamos la Iglesia y subimos a la otra en la parte alta, atravesando el río, la ribera del mismo muy agradable para pasear, ya había más vecinos en las calles. Sobre las nueve volvimos al sitio de pernocta, cenamos cada uno en su auto, había que ver el partido de España.

Día 13.- Miércoles.-

Desayuno en el lugar, y después rumbo a Santiago, estaba muy cerca, llevábamos apuntado posibles lugares donde aparcar, pero por más vueltas que dimos todos estaban abarrotados de coches, preguntamos y nos indicaron un aparcamiento abierto nuevo, donde pueden aparcar y pernoctar autocaravanas, 3 euros de 8 de la mañana a 8 de la tarde, todo el día 12 euros, hay un autobús, la línea 1, que va directamente al centro desde el parking, es interesante este aparcamiento para todos los que vayáis a Santiago.

Ya en la ciudad, mejor dicho en el centro, directamente a la Catedral y cumplir con el Patrón de España al ser año Jacobeo. Paseo por las calles estrechas del centro histórico y a comer en uno de los tantos restaurantes de la zona, menú de 12 euros, muy bien.

De vuelta a las autos nos vamos con dirección Monasterio Real de Santa Oseira, recomendado por los compañeros del Club Galicia-Vigo. Se encuentra en la carretera Santiago-Orense, desvío de Cea y subida diez kilómetros hasta llegar al mismo, aparcamos en la misma puerta del Monasterio, aparcamiento amplio y además sin coches, solo un autobús que se iría más tarde.

Damos una vuelta y nos enteramos de los horarios de apertura, hay que esperar hasta mañana para hacer la visita. En el pueblo Osera hay dos bares pequeños, entramos en uno y a base de chorizos, muy buenos, queso de la zona y de vino de Ribeiro, con el consiguiente pan, la joya de la corona, pasamos el resto de la tarde/noche. A dormir.

Día 14.- Jueves.-

Desayuno en el lugar, y a visitar el Monasterio, es la diez de la mañana con visita guiada, Monasterio de la orden Cisterciense de clausura, con unas normas muy exigentes, recomiendan llevar ropa de abrigo ya el que frío en el interior es intenso. Este Monasterio fue destruido y vuelto a reconstruir según nos explican por 17 monjes en el año 1974, se llevaron obras muy valiosas y fuentes de los tres claustros existentes, todas las originales se encuentran en Orense, de todas formas la rehabilitación se ha llevado a cabo en su totalidad y es interesante su visita, con salas que no se destruyeron y expoliaron dignas de su tiempo. En la actualidad lo habitan 14 mojes y sirve también como albergue u hotel.

A la salida un densa niebla cubría toda la zona, dando una sensación de tenebrosidad, como nos auguraron los compañeros de Vigo, por lo vista es muy habitual esta situación. Bajamos dentro de la niebla y tomamos dirección Orense, para quedarnos en el aparcamiento de las termas de Outariz, ya que las de Chavasqueira estaban arreglando los accesos y no se podía pasar.

Ya aparcados y acomodados en la zona, nos dispusimos a visitar la ciudad de Orense, hay dos maneras de hacerlo, en autobús con parada en el mismo sitio, o el trenecito con parada en las termas, Joaquín y Glotia se quedan para darse un baño caliente, los demás partimos hacia la ciudad, visita y comemos en el centro, Catedral, calles céntricas, tiendas, etc…

Sobre las ocho de la tarde de vuelta al aparcamiento y pernocta, Toñi, Miguel y Antonio, nos ponemos el bañador y nos vamos a las termas, muy agradable darse un baño a esas horas de la tarde, con un temperatura del agua cerca de los 40 grados, estuvimos cerca de una hora, hay vestuarios que se cierran, pero que nos podemos quedar todo el tiempo que queramos.

De vuelta con todo el calor en el cuerpo, cenamos en las autos y a dormir.

Día 15.- Viernes.-

Desayuno en el lugar y partimos buscando el sur, con la idea de llegar para pernoctar a Alba de Tormes, toda la mañana de viaje con parada para comer cerca de Zamora, en ruta.

Llegamos a Alba de Tormes a media tarde, y que casualidad es día de Santa Teresa, que está enterrada precisamente en Alba, es fiesta en el pueblo, nos encontramos con la procesión de la Santa y su brazo, mucha gente en las calles sobre todo alrededor de la Basílica, visitamos todo lo visitable, tanto en lo referente a Santa Teresa con a San Juan de la Cruz, lo que no pudimos ver fue la torre que domina todo el pueblo. Se hicieron varias compras, sobre todo de dulces, paramos a la bajada en un bar cercano donde estaban nuestras “casas”, muy cerca del río Tormes, detrás de la estación de autobuses, lugar amplio y tranquilo. A dormir.

Día 16.- Sábado.-

Desayuno en el lugar y otra vez en ruta buscando más al sur, tenemos pensado llegar a Zafra. Nos dejan Andrés y Araceli que marchan a Avila a visitar a unos amigos. Los demás seguimos dirección Béjar y parada en Plasencia, Parque de los Pinos, vuelta por la villa y comida a base de tapeo, sobre todo en la Taberna “La Pitarra del Gordo”, lugar conocido y que nos gustan sus productos, tomamos cafe y reanudamos la marcha para llegar a destino la ciudad de Zafra a media tarde, lugar de aparcamiento y pernocta Recinto Ferial, Area de Autocaravanas.

Vuelta como siempre por el centro de la villa y a dormir.

Día 17.- Domingo.-

Desayuno en el lugar, ruta y parada en Monesterio para hacer algunas compras y a partir de aquí terminaría nuestro viaje, salida para llegar cada uno a sus destinos, Antonio y PaquiTu, Santiago y Mari, se marchan antes de comer una vez pasada la ciudad de Sevilla, los que quedamos paramos en el camping de Humilladero, comemos y allí mismo nos despedimos.

Resumiendo, un viaje en su totalidad muy bonito, se han conocido lugares nuevos e interesantes, se han cumplido por parte de los socios asistentes todos los horarios y rutas sin ningún tipo de problemas, nos hemos divertido, nos ha hecho muy buen tiempo, que eso es importante, hemos tenido unas vistas magníficas y unos paisajes extraordinarios, aconsejamos que quien quiera visitar estos lugares, tome buena nota de estos resúmenes, y como hemos repetido, tenemos coordenadas y direcciones de todo lo relatado.

Este último tramo de la ruta la hemos hecho:

Miguel y Toñi—Antonio y PaquiTu—Andrés y Araceli—Joaquín y Gloria—Santiago y Mari—Rafael y Rafi