Ruta Algarve Portugués

Esta Ruta se organiza aún sabiendo que seríamos pocos los socios que acudiríamos a la misma, ya que no había puente oficial y solo algunos pudimos disfrutar de ella.

 VIERNES DIA 7.- Cada uno partió desde sus lugares de origen, buscando como punto de reunión la localidad de Ayamonte, en el lugar donde nos aconsejó Paco Navarro, muy bien, junto a la estación de autobuses.
Fuimos llegando a lo largo de la tarde y los primeros en hacerlo fueron Hans y Erna, nuevos socios, personas  simpáticas y agradables, buena gente, que se acoplaron y se integraron en el grupo desde el primer momento. Miguel y Toñi lo hicieron después y por último Enrique y Paqui, que lo hicieron sobre las 9 de la noche. Cenamos en un restaurante de la zona y a dormir, para por la mañana partir hacia Portugal.
SÁBADO DIA 8.- Salida de Ayamonte cumpliendo el horario previsto, y en ruta directo hacía Cabo San Vicente, no sin antes parar en ruta para descanso y café. Día espléndido, llegada a Cabo San Vicente a media mañana, visita de todo el entorno, sus acantilados, sus vistas magníficas, muy bien. Después salida dirección Sagres,  y visita de La Fortaleza, que se encuentra sobre la Punta de Sagres, bastión de la defensa portuguesa, desde la misma también se aprecian los grandes acantilados y las playas de arena rubia, el rey D. Enrique mandó partir desde aquí las primeras carabelas hacia el nuevo mundo. Comida allí mismo, en el aparcamiento, cada uno sacó de su despensa.
Después salida hacia Sagres, vuelta por la localidad, teníamos previsto quedarnos en el puerto pesquero, pero era temprano y estaba todo visto, optamos por irnos a Lagos.
Llegada a Lagos buscamos lugar donde quedarnos, y lo encontramos casi en el mismo centro, en un  aparcamiento detrás de la Marina de Lagos. Visita a la ciudad, bonito lugar, mucho turismo, restaurantes por todos sitios, llenos, calles peatonales, su puerto dentro de la ría, sus torres, Iglesia de San Antonio, cenamos en el lugar, paseo y vuelta a la auto para dormir, no sin antes comentar la jornada. Durante la noche cayó una buena tromba de agua.
DOMINGO DIA 9.- En la hoja de ruta, teníamos que visitar Aljezur, Monchique, pero el día amaneció lluvioso y con la atmósfera muy baja, no valía la pena subir para no ver nada, así que decidimos dirigirnos a Silves, a través de Portimao y Lagoa, visita del Castillo morisco, en periodo de restauración, con la estatua del Rey Sancho en su entrada, la Catedral gótica, junto al castillo, vimos desde la auto parte de la ciudad y después ruta de vuelta a Portimao. Aquí se incorpora Santiago y Mari. Buscamos la Praia de Rocha, lugar turístico por excelencia, aparcamos en el mismo centro de llamemos gran urbanización, y esperamos la llegada de Santiago y Mari, llovía cantidad.
Comida en restaurante de la zona, allí degustamos la famosa Cataplana de pescado y marisco. Después ya salió el sol y visitamos la zona de acantilados y paseamos por esa enorme playa de arena fina, entrando y saliendo por debajo de los acantilados, muy bonito todo el lugar y además el tiempo nos acompañó en todo el recorrido.
De allí, decidimos visitar en ruta la ciudad de Portimao y dirigirnos al otro lado de la ría, Ferragudo, aparcamos en el mismo centro del pueblo, típico marinero, su pequeño puerto y la Fortaleza en una de sus puntas. Dimos un paseo, llegamos a su Iglesia y mirador. Cena cada uno en su “casa”. Comentar que era día de elecciones, y los simpatizantes del partido ganador en el pueblo lo festejaron allí mismo, menos mal que el festejo duró poco, porque ruido si hacían, después, antes de las once nos dejaron descansar.
LUNES DIA 10.- Salida Ferragudo a la hora prevista dirección, por la costa hacía Carvoeiro, un buen rodeo para llegar al pueblo, pero mereció la pena, metido entre acantilados, mucho turismo como en sitios anteriores, cogimos el trenecito, pero no fue lo que nosotros pensamos, nos llevó por urbanizaciones, nada interesante, después nosotros visitamos el centro, dando un agradable paseo, el mirador. De allí ruta y visita Porches, típico por su cerámica, visita a algunas tiendas y exposiciones de artesanía, y salida hacía Armaçao de Pera, también dedicado al turismo, aparcamos a la entrada en un gran llano, encima de un acantilado, toda esta zona desde Lagos a Albufeira son acantilados. Comida en un restaurante del lugar, aquí nos tocó el bacalao, muy bueno y bien preparado.
Seguimos ruta a Albufeira, llegamos a media tarde, buscamos lugar de aparcar, a la entrada de la ciudad a cien metros del centro, un aparcamiento amplio, al centro no se puede acceder con las autos. Visitamos la ciudad, bonita, sus Iglesias, una plaza principal rodeada de restaurantes, tiendas, etc.…, anduvimos por sus calles estrechas y peatonales hasta llegar a la playa, como todas de arena rubia, en ambos lados grandes acantilados, uno lo bordeamos a través de una muralla especie de mirador, estaba en obras. Cenamos en la puerta de las autos y nos quedamos a comentar las jornadas, la noche estaba muy buena, pero después empezó a llover y así estuvo casi toda la noche.
MARTES DIA 11.-Salida Albufeira dirección Vilamoura, por la costa. Vilamoura es un complejo turístico completamente nuevo, con un gran puerto deportivo, grandes hoteles, apartamentos, una playa magnífica de arena rubia, ese día había un temporal de olas que era un espectáculo como rebotaban en los faros que estaban en la bocana del puerto. De allí dirección Faro, toda esta zona está dentro del Parque Natural de Ría Formosa, entramos buscando la Plaza de San Francisco para aparcar, pero estaba ocupada por un montaje de casetas, prohibido su acceso, vimos que era difícil el aparcamiento y como todos conocíamos la ciudad optamos por dirigirnos a Olhao, pueblo marinero, aparcamiento en la avenida, a doscientos metros del mercado, de pago, visitamos el mercado se compró algo de pescado y seguidamente después de dar un paseo, buscamos restaurante para degustar en esta ocasión un arroz de marisco, excelente, muy bueno. De vuelta a las autos, ruta hacia Tavira, no sin antes parar en Santa Luzia, frente a la Isla de Tavira y dentro del Parque Natural de Ría Formosa, estas playas no son como las anteriores, arena negra y pantanosa, pero con encanto, allí se descansó y acto seguido dirección Tavira, aparcamos en un lado de río Gilao, frente a un supermercado y junto al parque infantil y de mantenimiento de la tercera edad, curioso, ya que cuenta con una serie de aparatos dedicados al mantenimiento de personas mayores, lugar muy tranquilo. Damos un paseo, ya que prácticamente estamos en el centro, atravesamos un puente y visitamos la ciudad, muchas iglesias, y muy bonitas, el puente romano, que con el anterior divide a la ciudad en dos. De vuelta al lugar de pernocta, improvisamos una cena allí mismo, y a dormir, mañana de vuelta a España.
MIERCOLES DIA 12.- Salida de Tavira, pensando en parar en Vila Real de Santo Antonio, pero al llegar nuestro gozo en un pozo, había feria, día de fiesta en España, multitud de coches y de gentes, el aparcamiento que encontramos bastante alejado del centro y además amenazaba lluvia, así que decidimos coger ruta hacía España y hacer una visita al Rocío, ya que teníamos tiempo antes de la comida, la Iglesia de la Virgen del Rocío está en restauración, no estaba la Virgen en su altar que estaba tapado con unos plásticos, la comida la hicimos en Bollullos del Condado, las típicas gambas y el pescado frito. De allí al Area de Chucena a tomar café y despedida, cada uno para sus lugares de origen.
Resumiendo, un magnífico viaje, una buena ruta, el tiempo nos acompañó, solo lluvia durante las noches, durante el día en pocas ocasiones, hemos tenido un buen ambiente, una buena convivencia como siempre, sin problemas de ningún tipo, y destacar que contamos desde ahora con dos buenos amigos, Hans y Erna, bienvenidos al Club.