Ruta de “El Tempranillo” – Alameda, Corcoya y Jauja

 

Salida para conocer las vivencias del famoso Bandolero José María “El Tempranillo”, haciendo un recorrido por los diferentes lugares por donde transcurrió su vida, tierras de Córdoba, Sevilla y Málaga, en tiempos de Fernando VII, Jauja donde nació, Badalatosa y Corcoya por donde se movía y Alameda donde lo asesinaron. Una historia muy peculiar la de este personaje, como casi la de todos los bandoleros, pero lo curioso es que murió, no como bandido, porque fue indultado.

La ruta ha sido muy interesante y creemos que ha salido al gusto de todos los asistentes, el tiempo acompañó durante el día, aunque por las noches, sobre todo en Jauja cayó bastante agua, también lo hizo en Alameda, hemos estado un total de 17 autocaravanass, con 34 adultos y 3 niños.

Viernes día 16.-

Salida desde Málaga y lugar de reunión como es habitual en Venta Cotrina a la salidas de la capital, después dirección hacia Jauja ya que la pernocta sería en esa localidad, llegada sobre el mediodía, ya estaban Pepe y Gabriel, buscamos donde comer, solamente hay dos bares/restaurantes, lo hicimos en uno de ellos, menú aceptable al precio de 8 euros.

Con anterioridad el Presi fue al Ayuntamiento a saludar al Alcalde, ya que han dado toda clase de facilidades para que podamos sentirnos cómodos en su pueblo, de hecho nos llamaron cambiando el lugar de pernocta ya que el que nos facilitaron estaba anegado por las últimas lluvias caídas y nos habilitaron un aparcamiento frente al Ayuntamiento. Del mismo modo, contactamos con Pedro, Técnico de Turismo, responsable y coordinador de todo lo concerniente a la Ruta del Tempranillo en la zona a visitar.

Por la tarde, mientras iban llegando los que faltaban, dimos un paseo por los alrededores de la localidad, llegamos hasta la central eléctrica y el salto de agua y ya de noche paseamos por las calles y terminamos tomando unas cervezas y unas tapitas en el otro bar del pueblo, con el que concertamos la comida del día siguiente. A dormir.

Sábado día 17.-

Desayuno en el lugar, amaneció entre nubes y sol, durante la noche llovió bastante y el rio aumentó considerablemente su crecida. Estábamos citados a las doce de la mañana en el Museo del Bandolerismo, pero primero visitamos la Iglesia de Jauja, donde se encuentra la pila bautismal donde fue bautizado El Tempranillo. En el Museo se abonó un bono de seis euros, que nos daba entrada a todas las visitas a realizar, tanto en Jauja como en Alameda, nos llevó cerca de una hora y media, con un audiovisual sobre el bandolero, además de los diferentes paneles explicativos de las vivencias de nuestro personaje, su vida, sus andanzas, sus persecuciones, su historia.

Después de la visita a comer, como estaba la comida concertada y teníamos el menú que le pedimos, Cocido con sus “avios” y Flamenquín, postre y bebida, por 8 euros, estuvimos todos menos Gabriel y Lourdes, que acostumbran a comer en su auto, muy bien.

Terminamos y en ruta hacia Corcoya, que ya nos habíamos puesto en contacto con el Alcalde para que nos estuviera esperando y abrirnos la Ermita de la Virgen de la Fuensanta, del año 1660, así como las cuevas donde se refugiaba El Tempranillo cuando era buscado. El tiempo seguía respetándonos. La Virgen no se encuentra en la Ermita, solo se coloca en el altar el 8 septiembre en una Romería, el motivo porque la Ermita ha sido robada en varias ocasiones.

Siguiendo con nuestra ruta, toca salir dirección Alameda, no sin antes llamar al Teniente Alcalde de la localidad, ya que como el tiempo estaba tan cambiante, le preguntamos si había otro lugar más cercano al centro urbano, nos indica que nos esperará la Policía Local y que lo veamos sobre la marcha, eso hicimos, con la Policía, muy amables, nos ensenaron un sitio que nos gustó en el mismo pueblo, amplio y solo para nosotros, agradecimos la deferencia y nos instalamos.

Dimos un paseo por las calles de la localidad, tomamos café y después unas tapitas en uno de los bares del lugar, la visita de todos lugares a visitar en Alameda sería al día siguiente por la mañana. Durante la noche también llovió lo suyo.

Domingo día 18.-

Desayuno en el lugar, la visita estaba programada a partir de las doce de la mañana, nos esperaba Pedro en el Museo del Campo, primera parada, en él se explica la manera de fabricación y manipulación, a la antigua, del trigo hasta convertirlo en harina, del olivar hasta llegar al aceite, de la fabricación de cal, etc…todo ello documentado con fotos y audiovisual, además de los enseres que se empleaban antiguamente.

De ahí cruzamos la calle y nos enseñaron las Termas Romanas, con una explicación de nuestro guía Pedro, del asentamiento romano que existió en la zona, y que todavía hay algunos descubiertos pero sin abrir. Nos explicó como funcionaban las termas y el uso que hacían los romanos de ellas.

Después a visitar la Iglesia del pueblo del siglo XVII, aunque después se añadieron los laterales, y se remodelaron algunos defectos, también las pinturas de toda la nave, hizo referencia nuestro guía a todas las imágenes que allí están y a continuación pasamos desde la Iglesia al patio donde se encuentra la tumba de El Tempranillo, toda esta conservación se debe a un anterior párroco Andrés, que se preocupó de conservar el lugar. Allí nos explicó Pedro la vida de José María y la curiosidad de que murió indultado, no como bandido, fue asesinado en un cortijo cercano de un trabucazo por la espalda, por un bandido que él mismo, convertido en agente de la ley, iba buscando.

Terminada la visita, nos despedimos de Pedro, agradeciendo su dedicación y trabajo, y cada uno optó por quedarse a comer en el pueblo, irse a su lugar de origen o ir a conocer El Camorrillo, lugar donde teníamos que aparcar la noche anterior, nos fuimos 9 autos, con la idea de comer en el lugar, ya que hay lugares preparados para ello, al llegar nos encontramos que hay un bar/restaurante, preguntamos si había para comer, menú a 8 euros, pero vaya menú, además cuenta con un gran salón y chimenea.

Seis entramos a comer los demás se quedaron en la zona de picnic. El menú, Migas con huevo, chorizo, pimiento, un buen plato y después “un completo”, consistente en dos trozos de lomo de cerdo, pimiento, huevo, chorizo, patatas y berenjenas, postre, bebidas y café. Casi todos pudimos con él, pedimos la tarjeta del lugar, muy bien para una próxima concentración, tiene que hacer buen tiempo, porque hay una ruta de senderismo por la zona, y el pueblo dista a unos dos kilómetros aproximadamente, lo que quiere decir que solo estaríamos el fin de semana en “El Camorrillo”.

Un buen fin de semana, nos hemos movido en distancias cortas pera ha sido aprovechado, el tiempo como decimos al principio nos respetó durante el día y llovía durante la noche, pero sin peligro de inundación o riada.

Queremos, para terminar, AGRADECER, a los Ayuntamientos de Jauja, Corcoya y Alameda, su colaboración y predisposición para que estuviéramos lo mejor posible en la visita a sus localidades, no hemos tenido problemas de ningún tipo, los vecinos muy amables y los socios asistentes como siempre con ganas de conocer y pasarlo bien.

Hemos estado:

Miguel y Toñi—Antonio y PaquiTu—Fernando y Lola—David, Elvi y Miguel—Angel y Maricarmen—Pepe y Mari—Gabriel y Lourdes—Pepe y Alicia—Luis y Tere—Luis y Cristina—Joaquín y Gloria—Antonio e Isabel—Santiago y Mari—Pepe y Maricarmen—Enrique y Lourdes—Manuel y Agueda—Alfonso, Eva, Claudia y Marta, (invitados).