Ruta Pedestre Gaucín

Como estaba previsto este fin de semana lo dedicamos a practicar el senderismo, por una Ruta preparada por Paco García, que gracias a su colaboración ha sido posible, ya que en la semana anterior se interesó por la misma, además de buscar el lugar de aparcar para nuestras autocaravanas.

El viernes día 24
Era el día de llegada y reunión en El Colmenar, estación de Gaucín, situado a unos 16 kmtos de Gaucín, bonito lugar, muy tranquilo, muy limpio, y la gente encantadora, no hubo problemas de aparcamiento, (junto a la estación de ferrocarril), lo bien que estábamos, que nos quedamos todo el fin de semana, al lugar fuimos llegando durante toda la tarde/noche. Dimos nuestro paseo para conocer el lugar y cenamos en restaurante de la villa.

Sábado día 25.-
Desayuno y como estaba previsto a las 9,30.- horas partimos para hacer la ruta de “Las Buitreras”. Un recorrido de unos 4 kmtos de ida y después la vuelta. Una vereda estrecha con altibajos de subidas y bajadas, una vegetación frondosa, que en algunos tramos era dificultoso el paso, pero valió la pena el hacerlo, unas vistas impresionantes, bordeando el rio Guadiaro, llegamos al salto o salida de la presa, y era tanto el caudal que no pudimos pasar al otro lado, subimos hasta la vía del tren pero tampoco pudimos llegar a nuestro destino, nos quedamos a 150 metros, ya que el otro paso era a través de los túneles del tren y se decidió no arriesgar. Pero de todas formar hasta donde llegamos los cortes en la montaña eran dignos de verse, con los buitres volando a su alrededor. Descansamos un poco para después hacer el camino a la inversa, llegamos a un rellano y allí se paró para el bocadillo, el calor era sofocante pero como la vegetación era alta la sombra nos daba cobijo. Llegamos a la CH Las Buitreras alrededor de las 13,30.- horas, y de ahí al pueblo un paseo. Nos aseamos, tomamos unas cervecitas y reservamos mesa en el mismo restaurante del día anterior, y se decidiría lo que haríamos a partir de ahora. Durante la comida se barajaron varias alternativas, pero al final viendo lo bien que se estaba allí, nos quedaríamos hasta el domingo y ese mismo día por la mañana haríamos otra ruta hacía “La presa” y la “Fuente del Caimán”, más liviana.
Por la tarde, cada uno hizo lo que mejor le vino en gana, parchís, visita a una Ceramista del lugar, paseo, descanso, etc…, en el transcurso de la tarde llegó Cristóbal con la familia.

Domingo día 26.-
Desayuno y a las 10,30.- horas partimos para la ruta mencionada anteriormente, esta era más suave, más corta, más llevadera en una palabra, también mereció la pena, paralela al rio Guadiaro, llegamos a la presa y seguimos buscando la Fuente El Caimán, un agua buenísima, hicimos un descanso y volvimos por el mismo lugar, el paseo duró alrededor de 1,30.- horas. Llegada a la villa, descanso con unos refrescos y sus tapitas y a reservar mesa para comer, en otro restaurante, para contentar a todo el mundo. Coloquio después de comer, valoración muy positiva de las dos jornadas, y a partir de ahí, cada uno se fue marchando a sus lugares de origen.

Lo dicho, un buen fin de semana, buen tiempo, buen ambiente, muy bonito el lugar, mereció la pena el darse la caminata del sábado y el paseo del domingo.