Ruta por el Algarve Portugués

Aprovechando el puente del 1 de Mayo, hemos hecho una ruta por tierras de Portugal, más concretamente por El Algarve, aunque ya hemos estado en varias ocasiones, en esta ocasión se ha visitado otros lugares, aunque algunos ya conocíamos, la ruta la ha preparado Angel, pero se han efectuado algunos cambios durante la misma.

Muy buena ruta, entretenida, gastronómica, y muy tranquila, el tiempo se ha portado medianamente bien, ya que ha estado nublado y lluvioso en ocasiones, pero lo curioso, solo nos ha llovido durante la noche y en cuando estábamos haciendo los trayectos en la auto, cuando llegábamos a los lugares a visitar, la lluvia nos respetaba. hemos estado un total de 13 autocaravanas, con 26 adultos y dos niños, buen número y todos con ganas de diversión y de comer bien, que es lo impòrtante.

Dia 27.- Viernes.-

Salida desde los lugares de origen, aunque ya en tierras de Portugal estaban unos cuantos desde el día anterior, los demás el punto de encuentro, primero en la Venta Cotrina y después en la Ermita de Chucena, donde se unieron los socios de Sevilla, allí mismo comimos debajo de una carpa en el recinto de la romería, cada uno sacó lo que llevaba. Un poco de descanso y a esperar a Angel y partimos dirección Castro Marín.

Llegada sobre las seis de la tarde, ya estaban allí algunos esperando nuestra llegada, solo faltaba David, Reme y los niños que llegarían más tarde.

Aparcamos en el Area de Autocaravanas del lugar, completa, y nos disponemos s conocer el lugar, subida a los dos castillos, centro e Iglesia, estaba cerrada. Después de aprovechar bien el paseo, buscamos y comemos de raciones en La Tasca, el que quiso, a base de bacalao grelado y frango a la brasa, muy bien todo. A dormir.

Dia 28.- Sábado.-

Salida a las diez después de desayunar, dirección Olhao, aparcamos en la zona del puerta, varias autos en el lugar, entramos todos, acto seguido a visitar el mercado, tanto por el exterior, de verduras y demás, como por el interior, sobretodo la zona del pescado, ya que había que hacer la compra para la preparación de la Caldereta de pescado que nos haría Pepe Gago el día siguiente. Se compró merluza, brótola, chocos, mejillones, almejas, bonito y pintarroja, etc…

Paseo por el centro y sobre las doce y media partimos de nuevo dirección Casa Américo, entre las poblaciones de Olhao y Faro, aparcamos todos en el restaurante, y como ya se había concertado la comida, teníamos reservado mesa para todos. El sistema de comida en Casa Américo es que te sientas, pides la bebida y ya a esperar a que te vayan poniendo pescado a la brasa hasta que te hartes, desde lubinas, robalos, doradas, toda clase de pescado que se puede asar, todo muy bien para quien le guste este sistema y el pescado, pero como todos somos buenos en estas lides, pues mejor que mejor.

Dimos un pequeño receso para la siesta y como estaba previsto en la hoja de ruta partimos hacía la localidad de Lagos.

Llegada y buscamos el Area de Autocaravanas, situada junto al Estadio, pero quedaba un poco apartado del centro, unos 2 kmos, así que el Presi, como conoce el lugar, buscó un aparcamiento de pago muy cerca del centro urbano, todo para nosotros, se le hechó 25 céntimos, y teníamos pagado hasta el lunes, ya que los domingos es gratis.

Dimos nuestro paseo por el casco urbano, visitando las Iglesias, el Castillo, el Baluarte junto la entrada de la ria, etc…. Vuelta a las autos ya casi de noche, nos preparamos para tomar un refrigerio, pero empezó a llover y hubo que encerrarse en las autos.

Día 29.- Domingo.-

Desayuno en el lugar y partimos sobre las 11 de la mañana a Salema, buscando la playa Boca Do Rio a unos 20 kmos del lugar, en el camino nos llovió, pero cuando llegamos había un sol expléndido, entramos en la playa Boca Do Rio, un camino de tierra, el lugar magnífico, muy bonito, una cala con arena rubia y llena de autos, casi todas extranjeras, merece la pena conocer el sitio, pero como había llovido el terreno estaba un poco embarrado y para hacer de comer y pasear no estaba bien. Nos reunimos y acordamos buscar otro lugar, que sería Sagres, la explanada de la Fortaleza, zona asfaltada y amplia. Antes de llegar a Sagres unsos 20 kmos distante de la playa, paramos en un super para hacer algunas compras. Aparcamos el la explanada y ponemos las autos formando un corralito, para resguarnos de todas las miradas y del poco viento que hacía, y a cocinar, unos nos quedamos haciendo de pinches de Pepe y los demás a visitar La Fortaleza, que por ser domingo era gratis la entrada.

Con las mesa preparadas en el centro del corralito, a comer la caldereta de pescado, muy buena, buen sabor, por un lado por el cocinero y por otro por los ingredientes que llevaba.

Dimos un tiempo para la siesta y partida hacía Portimao, durante el trayecto en algunas ocasiones nos cayó agua, después aclaraba y así estuvo durante todo el recorrido. Llegada a Portimao y hay dos lugares donde aparcar y pernoctar, llegamos al primero pero no nos gustó, así que nos fuimos al segundo aparcamiento, Area de Autocaravanas de pago, 2,50 euros, completa y muy cerca de la entrada al paseo marítimo, junto al Puerto deportivo, una explanada muy amplia con cabida para muchas autos. Nos acoplamos y a pasear, empezamos por el puerto deportivo y después por el paseo marítimo, hecho de madera sobre la arena, llegamos al mirador y contemplamos los acantalidaos de la Playa de la Rocha, lugar turístico donde los haya, pero que en esta época del año no había mucha gente. Después del largo paseo y de tomar algunas fotos, ya por la parte de los restaurante y hoteles regresamos a las autos, un poco de charla en el exterior y algunos a sus autos, otros se quedaron por el paseo y otros a comernos un “cachorro” en el criringuito que hay en el Area. A dormir.

Dia 30.- Lunes.-

Salida de Portimao después de desayunar, se queda Joaquín y Gloria porque está teniendo problemas con las pastillas de los frenos, y también Manolo y Leo, ya que el día anterior no salieron a conocer la ciudad, nos encontrarían en el lugar de pernocta.

Llevamos dirección Santa Luzia, pasamos Lagos, Albuferia, Lolé, Quarteira, bordeamos Faro, con pérdida, ya que el GPS se puso tonto y llegamos a Santa Luzia para comer, buscamos un restaurante que conoce Angel, pero nuestro gozo en un pozo, estaba cerrado por descanso, antes de esto vimos un aparcamiento de autos en la misma playa, dentro de una urbanización, pero un poco alejado del pueblo, así que buscamos la segunda opción, un llano justo detrás de las casas de la población, muy grande y con varias autos.

Damos un paseo por la ria y entramos a comer en Casa Do Povo, (la Casa del Pulpo), había de todo, ya que estábamos buscando bacalao, nos distribuimos en varias mesas y cada uno pidió lo que quiso, todo muy bien y muy bueno, precio medio unos 16 euros.

Después lo mismo de siempre, un poco de siesta y partimos hacía Vila Real de Santo Antonio, aunque la idea era para en Altura, pero decidimos que el martes día 1 la última etapa sería Altura con la comida. Llega a Vila Real y al Area de Autocaravanas, 4 euros por día, con luz, agua y desague, junto al embarcadero del barco de Ayamonte.

Aparcamos nos acoplamos y visita del lugar, algunas compras porque el lugar así lo exige. De vuelta a las autos, preparamos mesas y sillas en el llano y sacamos de lo que llevamos y pasamos un buen rato, el tiempo estaba bueno y apetecia este momento.

Día 1.- Martes.-

Desayuno en el lugar, y los que quedamos, ya que Andrés y Araceli se marcharon en Sagres, Araceli se encontraba con fiebre, Santiago se fue temprano, así como los dos Manueles, los ocho que quedamos nos fuimos a Altura con la idea de comer en el restaurante O Charco recomendado por Angel, muy cerca de Vila Real, teníamos idea de entrar en Manta Rota pero el tiempo se nos echó encima, llegamos a Altura y aparcamos en un aparcamiento muy amplio delante del restaurante, aunque un poco más allá hay otro terrizo donde estaban aparcadas las autocaravanas, no es un área, pero existe una fuente muy cerca.

Reservamos mesas y damos un paseo por la playa y por las calles de Altura, llegada la hora convenida, pedimos la comida, en esta ocasión para casi todos “arroz de marisco”, aunque también se pidieron un plato para cada dos de bacalao de distinta forma. muy bien también, comida de buena calidad aunque un poco más caro que Santa Luzia.

Terminar de comer y los que nos veníamos para Málaga, despedida y a la carretera, se quedaron Angel, los dos Pepes y Luís.

En definitiva una buena ruta, muy tranquila, visitando unos bonitos lugares y parajes, aunque quedan algunas cosas por hacer, que sin duda las haremos, pero lo que sí tenemos seguro es que tenemos que volver, ya que donde hemos estado, y todos los sitios visitados existen Areas de Autocaravanas, unas gratis y otras de pago, muy cerca de la playa, sin problemas para aparcar y pernoctar, en el mismo centro de las poblaciones, y con respecto a la comida, comentar que ya no hay nada barato en Portugal, pero son de calidad y muy variado en cuanto a la cantidad de platos que se pueden degustar y todos de calidad, por lo menos donde nosostros hemos comido. El personal, como siempre, todos a una, sin problemas y llevando una disciplina de grupo, en cuanto a la hora de aparcar y a los horarios.

Hemos disfrutado en este Puente los siguientes socios:

Miguel y Toñi—Angel y Maricarmen—Roberto y Toni—Pepe y Anamari—Luis y Tere—Joaquín y Gloria—Rafael y Rafi—Andrés y Araceli—David, Reme, Adrián y Sergio—Pepe y Mari—Santiago y Mari—Manolo y Leo—Manuel y Agueda (invitados).