Ruta por Granada, Jaén y Córdoba

Se inicia la ruta el viernes día 5, comentar que esta es una salida tradicional aprovechando el puente, en esta ocasión un poco más corto que en otras ocasiones, el tiempo acompañó poco, muy irregular, con frío y lluvia, pocas veces vimos lucir el sol, no nos ha dado ocasión a comer en grupo “en corralito”, no obstante se ha pasado bien, hemos conocido lugares nuevos, y ha sido una Ruta de Castillos, podríamos llamarla, ya que hemos visitado unos pocos a lo largo de la misma, el total de socios asistentes ha sido bastante representativa, un total de 18 autocaravanas y un turismo, amigo de Luis, llegando a 40 adultos y 4 niños.

Viernes día 5.-

Salida cada uno desde sus lugares de origen, unos pocos ya salimos por la mañana para encontrarnos en el lugar de concentración, la localidad de Loja, aparcamiento en el Avenida Tierno Galván, lugar amplio con sitio para todas y además cerca del centro urbano, solo subir un par de calles. Los que llegamos al mediodía buscamos un sitio para comer en el pueblo, y después a esperar a los demás, el tiempo lluvioso y fresco.

Por la tarde fueron llegando los demás socios hasta completar el total, solo David y familia nos encontraron el sábado. La tarde se dedicó a dar un paseo. por la villa, tomar unas cervezas en los bares del mismo y después de nuevo en el lugar de concentración, un poco de charla, mantecados y a dormir.

Sábado, día 6.-

Desayuno en el lugar y partimos con dirección, como punto final Alcalá La Real. Antes y en ruta por carretera de montaña y estrecha, pero muy agradable por sus vistas, pasamos Alganirejo, pueblo en un valle en medio de montañas, y siguiendo la ruta llegada a Montefrío, con parada en le mismo, buscamos aparcamiento a la entrada del pueblo, visitamos el centro y subimos al Castillo, expléndida vista general de la villa, la subida aunque corta pero muy empinada, pero llegamos y mereció la pena el esfuerzo, algunos se quedaron porque la guía que tenía las llaves del Castillo llegó con retraso, los demás optamos por seguir y poder comer en Alcalá La Real.

Llegamos y buscamos el aparcamiento que nos proporcionó el Ayuntamiento, Recinto Ferial, pero no estaban los pivotes quitados, llamamos a la Policía Local y como podíamos pasar no hubo necesidad de quitar ninguno, pero ya sabía la Policía que estábamos allí. Sin tiempo para nada buscamos lugar para comer, día de fiesta y algunos lugares cerrado, nos tuvimos que dividir, aunque unos pocos optaron por comer en sus autos. De comer salimos bastante tarde y ya no era hora de visitar su impresionante Castillo y Abadía, así que nos dedicamos a conocer su centro y hacer algunas compras de productos típicos, mantecados y aceite.

De vuelta a las autos, planificamos el día de mañana, unos ya visitaron el Castillo, así que los que no pudimos lo haríamos por la mañana y los demás visitarían el Museo. Un poco de charla y coloquio, aunque hacía bastante frío, al rato se prefirió irnos cada uno para su casa.

Domingo, día 7.-

Desayuno y como se acordó, a las diez de la mañana, en las autos subimos al Castillo, aparcamiento amplio, cupimos todos porque fuimos los primeros en subir, bastante niebla y algo de frío. Desde arriba unas vistas impresionantes, ya que la niebla se fue disipando en el transcurso de la mañana. El Castillo, muy grande, una ciudad interior, torre de Homenaje, Abadía, calles que se están descubriendo, etc…, vale la pena su visita, como fuimos en grupo nos costó más barato.

De allí y ya todos reunidos, dirección Alcaudete, y si podíamos parada en Castillo de Lucubín, cosa que no hicimos, ya que por esa parte la niebla se agudizó e íbamos mal de tiempo.

Llegada a Alcaudete, ciudad del mantecado, muchas fábricas en la villa, buscamos aparcamiento junto al parque, que estaba vallado por una carrera pedestre, pero había espacio para nosotros. Preguntamos un lugar o lugares para poder comer y lo mismo que en Alcalá, unos se quedaron en las autos y otros buscamos las diferentes opciones que nos dieron. El tiempo lluvioso y el Castillo, que queríamos visitar estaba cerrado, así que dimos un tiempo para visita y compras y después salida dirección Doña Mencía, solo había treinta kilómetros y la carretera era buena.

Llegada a Doña Mecía y derecho al aparcamiento que nos ofertaron, Antigua Estación de Ferrocarril, llegamos ya de noche, y el sitio, además de estar con barro estaba bastante distanciado del pueblo, así que el Presi, se fue a buscar otra opción mejor, la encontró en un calle o avenida muy ancha en la zona baja del pueblo, cercano al centro de la villa, se avisó y todos nos pudimos acoplar en ese lugar. Vuelta por el pueblo, sus plazas adornadas de Navidad, tomamos unas cervezas en un lugar que nos recomendaron y después a dormir, por la mañana compraremos aceite, que nos dicen es excelente.

Lunes, día 8.-

Desayuno en la zona, en esta ocasión con churros, y en la bar se preguntó para la compra de aceite, avisaron y llegó una furgoneta con garrafas, pero traía pocas y muchos no pudieron comprar, así que en el camina buscaríamos una Almazara y se parará. Salida y decidimos hacer la vuelta por Iznájar en vez de Cabra o Rute, aunque Antonio y Rafael marcharon para Málaga, los demás de nuevo en ruta, pasamos por Zuheros que no pudimos entrar, pero unas bonitas vistas, Luque donde paramos en Cooperativa para comprar aceite el que quisiera, casi todos entramos. La carretera de Iznájar muy mala, estrecha y mal asfaltado, cuando entramos en Priego se lió “el belén”, hay que atravesar el pueblo para coger la dirección que íbamos, y con tantos semáforos y calles, la mitad se perdieron, nos agrupamos de nuevo en el cruce de Iznájar-Rute, pero Antonio Gon y Pepe optaron por tomar dirección Málaga, y también desde el cruce Andrés y Paco a Sevilla, los demás atravesamos el Pantano y tomamos dirección Villanueva de Tapia y Archidona donde paramos a comer en un llano antes de llegar al pueblo, los de Algeciras, Ismael, Miguel y César se marcharon.

Una vez que comimos los que quedamos, todos para Málaga con parada a tomar café.

Desde Priego fue un cúmulo de desaciertos, nos perdimos y dispersamos, no llegamos adonde queríamos, que era Cuevas de San Marcos, ya que al preguntar en gasolinera nos confundieron, pero al final terminamos bien y sin problemas.

En definitiva un buen puente de la Constitución, no ha habido problemas en los aparcamientos, ni en la convivencia, ni en los horarios, todo ha ido como estaba previsto, el tiempo no acompañó, pero hemos conocido lugares nuevos, nuevas rutas y nuevos paisajes, esta Ruta la podríamos llamar como indicamos al principio “La Ruta de los Castillos”.

La hemos hecho: Miguel y Toñi—Andrés y Araceli—Angel y Maricarmen—Antonio y PaquiTu—Miguel y Upe—Pepe y AnaMari—Enrique y PaquiMe—Miguel y Antonia—David, Elvi y Miguel—Rafael y Conchi—Paco y Conchi—Rafael y Rafi—Antonio e Isabel—Ismael, Esther y Miguel María—Paco y Ana—Luis y Tere—Aurelio y Victoria, invitados de Luis—Santiago y Mari—PacoAya y Encarnita—César, Raquel, Alvaro y Fco Jesús.