Ruta por Jimena de la Frontera

A la tercera va la vencida. En dos ocasiones se ha tenido que suspender la salida programada a esta localidad de la provincia de Cádiz debido al mal tiempo, y a la tercera, aunque tampoco el tiempo acompañó en su totalidad, decidimos hacer la visita. Bonita villa de casas blancas y de calles empinadas, que nos gustó pasear por ellas, en alguna ocasión bajo la lluvia. A pesar de todo, hemos estado un total de 11 autocaravanas, siendo 22 adultos y un niño, el domingo llegaron Ismael, Esther y Miguel María en coche y Alfonso y Eva en su auto. Decir que había más socios apuntados pero debido, creemos al mal tiempo, declinaron hacer la visita.

Día 26.- Viernes.-

Algunos socios nos citamos por la mañana a la salida de Málaga con la idea de poder comer en la propia localidad, nos estaba esperando Adolfo que junto a la Policía Local, nos indicaron el lugar de aparcamiento y pernocta. Nos instalamos y bajamos a comer en restaurante cercano, menú, muy bien, buen precio y abundante en su totalidad. Restaurante Cuenca.

Un poco de siesta para después, sobre las cinco y media de la tarde dar un paseo por las calles de la localidad, el tiempo estaba muy feo, lloviznando en ocasiones y con fresquito, subimos a Información y Turismo, muy cerca de la entrada la Castillo, pero era tarde y estaba cerrado, lo dejamos para visitarlo por la mañana. Unos pocos bajamos de nuevo al restaurante del mediodía y degustar las famosas setas del lugar “Charantela” y también los “Boletos”, exquisitas las dos, una al ajillo y otra con lomo de cerdo. A dormir.

Día 27.- Sábado.-

Desayuno en el lugar. El día amaneció con lluvia, toda la noche también estuvo lloviendo. La idea es subir y visitar el Castillo, pero antes una parada en el Hogar del Pensionista y ver el Belén que allí hay montado, así como una exposición de maquetas con edificios del pueblo. Llegan Enrique y PaquiMe.

Como estaba pensado, a pesar de la lluvia, subimos por las calles empinadas hasta Información y Turismo, preciosa sala, donde nos hacemos algunas fotos y nos dan información de la zona. De ahí seguimos subiendo hasta la puerta árabe, explanada y torreón, siempre con lluvia, preciosas panorámicas a pesar de la poca niebla que había. Sacamos las fotos de rigor y siempre con agua bajamos hasta la plaza del pueblo, tomamos unos aperitivos antes de comer, comida concertada en un restaurante de la plaza, potaje de tagarninas con su “pringá” y después revuelto de huevos con chantarela, pescado frito o venado en salsa, postre, vinos y cervezas, muy bien, muy bueno todo y hay quien no pudo con todo, para repetir la visita, restaurante Pastor-2.

Un poco de descanso y de nuevo a patear la población, en esta ocasión nos llevaron Adolfo y Angeles a la lonja donde se venden las setas recogidas durante el día, unos pocos compramos un kilo de chantarela. Seguimos el paseo hasta Los Angeles, con visita a la Casa de la Cultura, hay una exposición etnográfica artesana. La distancia desde el lugar de aparcamiento a Los Angeles son cerca de tres kilómetros que hicimos andando, menos mal que dejó de llover después de comer.

Para en el Casa Cuenca reponemos un poco de fuerza y a dormir.

Día 28.- Domingo.-

Desayuno en el lugar, llegan como decimos al principio Ismael y familia y Alfonso y familia. Hoy como el día está buenísimo decidimos dar un paseo por el rio, parte baja del pueblo, nos adentramos por un carril, pasamos la fábrica de bombas y distintos molinos, ya en parte desaparecidos, seguimos andando y decidimos volver después de dar un gran paseo, muy buen tiempo, bonito paisaje y gran caminata.

Llegamos a las autos y decidimos comer en Los Angeles a la salida, aunque ya por la mañana se fueron algunos, los que quedamos aparcamos por la inmediaciones y a comer, en esta ocasión como es domingo no hay menú, con la carta salió un poco más caro, pero también todo muy bueno y abundante, Restaurante Troyano.

Como la comida fue copiosa nos fuimos dando un paseo a visitar el Santuario de Nuestra Señora de Los Angeles, Patrona de Jimena.

De ahí a casa.

Un buen fin de semana, que aunque el tiempo no acompañó en la jornada del sábado, se pasó muy bien, vistamos un pueblo muy bonito, con buena gente, amable y servicial y con unos anfitriones, Adolfo y Angeles, nativos del lugar que en todo momento quisieron mostrarnos lo mejor de su localidad, GRACIAS A LOS DOS, el personal como siempre con ganas de pasarlo bien y desafiando las inclemencias del tiempo.

Hemos estado en Jimena:

Miguel y Toñi—Adolfo y Angeles—Joaquín y Gloria—Antonio y PaquiTu—Enrique y PaquiMe—Santiago y Mari—Fernando y Rosa—Rafael y Rafi—Pepe y Alicia—David, Elvi y Miguel—Pepe y Maricarmen—Ismael, Esther y Miguel Marí (domingo)–Alfonso y Eva (domingo)-