Ruta por La Via Verde – Olvera

Salida a la Vía-Verde de Olvera, salida que desde que hicimos la de Goripe, teníamos ganas de continuar con la Vía Verde de la Sierra. En esta ocasión hemos estado un total de 12 autocaravanas, 24 adultos y 3 niños, buena asistencia. El tiempo nos acompañó, y diría que a veces con calor.

Viernes día 3.-
Algunos socios salimos desde Málaga y desde otros puntos por la mañana, con la idea de comer al mediodía en Olvera, buscamos el parking de autocaravanas en la Estación de Olvera, pero vemos que, primero no se pueden sacar toldos y demás enseres y segundo hacía mucho calor, poca sombra, así que nos fuimos al recinto ferial, aparcamos y preguntamos donde comer, ya que era la hora, nos aconsejaron el bar-restaurante El Parque, muy cerca del recinto. Muy bien, menú muy completo y a buen precio, y además fresquito.
Después de comer, siesta en las autos para después visitar el lugar con subida a la Iglesia y Castillo, pueblo muy bonito pero bastante empinado, Kristian y Ansa optaron por marcharse dado las características del mismo, no podían con tantas subidas.
Hecha la visita de rigor volvemos a las autos y nos vamos de nuevo a dormir al parking de la estación, el recinto ferial sería ocupado el sábado por una concentración de motos, aunque hay sitio suficiente preferimos irnos ya que la estación es muy tranquilo y seguro.
Llegan los que faltan los dos David, por cierto, tengo que decir, que en la Acampada Nacional, Elvi nos hizo un arroz con leche condensada exquisito, se me olvidó mencionarlo, a cada uno lo suyo. Tomamos unas tapas allí mismo y a dormir.

Sábado día 4.-
Desayuno en el lugar, y se dió libertad para que eligieran lo que cada uno quisiera. visitar el pueblo quien no lo hizo el día anterior, hacer una ruta por la Vía Verde, quedarse en el lugar, etc…, a la hora de comer lo mismo.
Los que nos fuimos a pasear por la vía verde, un paseo de 8 kilómetros de ida y vuelta, menos mal que no hacía calor, con tranquilidad y paradas, dimos el paseo de casi dos horas, con buenas vistas y el paso de 7 túneles, unos iluminados y otros no, al llegar a reponer fuerzas en la cafetería de la estación con unas cervecitas para aplacar la sed. Y como he comentado, cada uno comió donde mejor le vino, unos pocos en las autos, otros en el restaurante de la estación y otros cogimos dos autos y nos fuimos al bar-restaurante El Parque, ya que el día anterior nos fue bien, al igual que este día, nos prepararon una serie de platos, ya que no había menú, pero salimos como si los hubiera.
Vuelta al lugar de concentración y sobre las cinco de la tarde, se celebró el cumpleaños de Reme, con su tarta y cumpleaños feliz, del mismo modo, comentar que también en la Acampada Nacional se celebró el cumpleaños de Ismael, fue un resumen de olvidos, mea culpa.
Sobre las seis de la tarde partimos dirección El Bosque, ya que era según la salida dormiríamos la noche del sábado en el Area de autocaravanas del lugar. Antes de llegar hicimos una parada en el Santuario de la Virgen de las Montañas, que pudimos visitarlos gracias a unos cuantos hermanos de la Hermandad que estaban allí, amablemente nos enseñaron todo el recinto, la Iglesia y la antigua capilla donde se encuentra la Virgen, nos contaron la historia cosa que se agradeció, también nos indicaron que si queríamos quedarnos no había problemas, tanto para dormir, como al día siguiente comer en el lugar.
Al llegar a El Bosque, uerte tuvimos que no había nadie, sola una, y tampoco que había coches aparcados en la calle, sino no podemos aparcar todos, éramos once autos para una sola calle. Aparcamos y a dar un paseo y conocer la localidad de El Bosque, después bajamos y allí mismo improvisamos un aperitivo, un poco de charla y a dormir.

Domingo día 5.-
Desayuno en el lugar, y se decidió dar un paseo por la Sierra de Grazalema en las autos, partiendo de El Bosque ruta a Benamahoma, Grazalema por la carretera de montaña, magníficas vistas, la pena que no pudimos parar para deleitarnos con las vistas, pero si lo hicimos en la parte baja de Grazalema. De allí a Villaluenga del Rosario, aparcamiento junto a la fábrica de quesos El Payoyo, compras e improvisamos un sitio para comer, frente al aparcamiento debajo de unos árboles con bancos, solo tuvimos que llevarnos las mesas, después de comer, cada uno se fue hacía sus lugares de origen. También se visitó el interior del pueblo, con su plaza de toros cuadrada y un mirador desde el que se divisa el pueblo en toda su extensión.

Una salida tranquila, con buen tiempo, visitando lugares bonitos, pueblos blancos de Cádiz, carreteras de montaña en algunas ocasiones, con gente que les gusta disfrutar de un buen fin de semana, sin problemas y con ganas de pasarlo bien.

Hemos estado en esta ocasión:
Miguel y Toñi—Juan y Maribel—Luis y Tere—Joaquín y Gloria—Antonio y PaquiTu—José María e Isabel—Kristian y Ansa—David, Reme, Adrián, y Sergio—Miguel y Antonia—Adolfo y Angeles—Rafael y Rafi—David, Elvi y Miguel.