Ruta por tierras de Portugal

Esta Ruta estaba prevista para los días que indicamos en el encabezado, pero tuvo que acortarse, el Presi tenía que volver y estar el día 1 para dormir en Algeciras ya que viajaría a Ceuta por motivos particulares. Se dio la opción a los asistentes, el seguir con la ruta o volver por otros lugares todos juntos, eligieron la segunda. Estuvimos en esta Ruta 6 autocaravanas con un total de 12 personas.

Viernes día 23
Salimos desde Málaga por la mañana, y nos citamos en el cruce de Chucena, recinto ferial, para comer y seguir ruta hasta Ayamonte que era el lugar de reunión para todos. En Chucena éramos 5 autos, ya que Santiago nos acompañó hasta Ayamonte y el sábado se volvió ya que no podía hacer la ruta.
Llegada a Ayamonte y buscamos el aparcamiento conocido, que por cierto era un barrizal, nos pusimos en otro enfrente. Esperamos que llegaron los que faltaban, dimos una vuelta por el pueblo, cenamos y a dormir.

Sábado día 24
Desayuno y partida dirección Cabo de San Vicente, antes despedimos a Santiago. Llegada al San Vicente sobre el mediodía, visita del lugar, con sus acantilados enormes, el día acompañó, fotos de rigor y de vuelta paramos en otro acantilado con castillo. Llegamos a la explanada de la Fortaleza de Sagres, aparcamiento con una buena cantidad de autocaravanas, preparamos las mesas allí mismo y a comer, cada uno lo que traía, para después visitar la Fortaleza, algunos ya la conocíamos pero volvimos a entrar, merece la pena.
Siesta y partida dirección Aljezur, donde pensamos dormir, no sin antes hacer una entrada a la playa/acantilado de Arifama, prohibido el aparcamiento de autos y además el lugar estaba en obras, de vuelta a las autos llegamos a Aljezur y en la misma entrada junto al río, frente a la Oficina de Información y Turismo, aparcamos sin problemas. Había sitio para las seis. Vuelta por el lugar, compramos en el súper la comida que haríamos el domingo, pollo al ajillo regado con vino blanco, buscamos un sitio donde cenar, muy bien y cantidad. A dormir.

Domingo día 25
Desayuno en el lugar y salida hacía el Alentejo, ya que Aljezur es el último pueblo del Algarbe, las carreteras muy tranquilas y con buen piso, tomamos dirección Milfontes, nos desviamos un poco de la general y visitamos la desembocadura del río Moura, además de dar una vuelta por sus calles, estrechas y típicamente portuguesas, con las calles empedradas con pequeños trozos de piedra dibujando figuras marinas. De allí y por carretera pequeña y estrecha buscamos el pueblo de Porto Covo, muy bonito, pequeño, muy limpio, aparcamos a la entrada un amplio llano repleto de autocaravanas, con agua y desagüe. Dimos una vuelta hasta llegar al fondo del paseo, con unos acantilados enormes que visitamos desde un mirador, ese lugar también estaba a tope de autos, parada en las tiendas y de vuelta a las autos donde se había quedado José María preparando lo que sería nuestra comida. Sacamos los enseres y a comer, muy bueno el pollo, sobró buena parte, que pensamos guardarlo y al día siguiente echarle un poco de arroz y solucionado el problema del almuerzo. Después de comer empezó a lloviznar, el único día que pasó, tomamos café allí mismo y salida dirección Sines. Buscamos un lugar donde quedarnos y lo encontramos en pleno centro, aparcamiento público muy cerca de casco histórico, junto al Castillo y el Ayuntamiento. Dimos un paseo por sus calles, es el lugar de nacimiento de Vasco de Gama, visitamos el monumento en su memoria. Las calles igual que los pueblos anteriores visitados, estrechas, limpias, empedradas. Buscamos restaurante para cenar, también muy bien, siempre buscando las comidas típicas del lugar, y a dormir.

Lunes día 26
Desayuno en el lugar y como habíamos acordado, no seguimos la ruta hacía el norte, bueno un poco sí, ya que visitamos la Laguna de Santo André, una curiosa laguna junto al mar, solo lo separa un pequeña franja de arena, pero es de agua dulce, y lugar de parada de muchas aves migratorias, una playa inmensa y aparcamiento junto al mar.
De vuelta a las autos tomamos dirección interior, para no volver por el mismo sitio, visitamos otros pueblos en ruta por carretera muy bonitas, llenas de vegetación y poco transitadas. Paramos en un área en la carretera, preparada para comer con sus bancos, mesas y barbacoa, sacamos los utensilios para preparar la comida, el arroz con el pollo que sobró, y Mª Ángeles traía una olla de callos que también nos la comimos. Poco de siesta y salida con la idea de dormir en Lagos, de nuevo pasamos por Aljezur y allí nos encontramos con Antonio, Mariloli y Daniel que subían a Lisboa.
Llegada a Lagos sobre las seis de la tarde, fuimos a aparcar al lugar que ya conocíamos, pero la GNR no nos dejó hacerlo, porque cerca había una escuela y estaba prohibido la pernocta, nos indicó que en la avenida había un aparcamiento amplio y sin sacar elementos externos, no pasa nada podíamos pernoctar una noche, eso hicimos, ganamos en el sitio, ya que es más céntrico que el anterior y además muy tranquilo.
Como era temprano nos dispusimos a pasear por las calles de Lagos, que merece la pena hacerlo, muy bonito, lleno de restaurante con sus mesas en la calle, gente en las tiendas, paseando, lugar con ambiente. Hicimos hora para cenar y buscamos un restaurante en la misma avenida, se comió muy bien, bien atendidos, con amabilidad. A los postres la sorpresa se la llevó el Presi, ya que era su cumpleaños y fue obsequiado con una tarta con sus velas y todo, una buena velada.

Martes día 27
Desayuno en el lugar y después paseo para llegar al Mercado, por si se podía comprar algo de interés, sobre todo pescado o marisco, pero lo que había era caro y de marisco nada de nada.
Partida a media mañana dirección Portimao, más concretamente la Playa de Roches, con sus grandes arenales y sus acantilados con paso interior, miradores y un bonito paseo, tiendas y además el día era magnífico, calor incluso, también en el lugar que aparcamos estaba lleno de autos, todos extranjeros. Después de dar un gran paseo por la playa, buscamos donde comer la famosa “cataplana”.
Después de descansar de nuevo a la carretera, siempre por la nacional, huyendo de la autovía para tomar dirección Faro, pasando por pueblos costeros, en esta ocasión la carretera estaba más transitada pero sin problemas. Llegada a Faro, temprano, buscamos la Plaza de San Francisco, justo en el Parque Natural Formosa, para aparcar y pernoctar, gran plaza con muchos aparcamientos y en el mismo centro de la ciudad, no hubo problemas para quedarnos allí. Vuelta por la ciudad, muchas calles peatonales en su centro histórico, muchas tiendas, algunos hicimos algunas compras, cenamos en un restaurante de los alrededores del puerto, pero poca cosa, a dormir y mañana por la mañana nos pasearemos en el “trenecito” y veremos toda la ciudad de Faro.

Miércoles día 28
Desayuno en el lugar y de nuevo al centro donde en la plaza tomamos el “trenecito”, que nos da una vuelta por toda la ciudad con sus explicaciones correspondientes, es la forma más cómoda de conocer un lugar, después de esto, se marcha José Mª y Mª Ángeles ya que tenían cosas que hacer en Algeciras y nosotros de nuevo en ruta hacía Olhao, para entrar en su mercado y comer en el lugar un arroz de marisco. Aparcamos en la avenida, esta vez de pago, y nos fuimos de compras, esta vez se compró pescado y en los cocederos y marisquerías, algún que otro buey de mar. Comimos en restaurante como pensamos el arroz de marisco, muy bueno, bien atendido.
Salida y parada en ruta Santa Luzia, en la playa, lleno de autocaravanas, allí descansamos un poco, unas partidas de parchís y de nuevo dirección Tavira donde pensamos dormir. Buscamos el lugar que ya conocemos pero nuestra sorpresa es que han abierto la calle que estaba cortada, dando acceso a un gran llano que estaba, como en sitios anteriores, repleto de autocaravanas extranjeras, el lugar es muy bueno ya que está en el mismo centro del pueblo y junto a un gran supermercado. Aparcamos todos juntos, compramos algunas cositas para una cena en el exterior, la noche era muy buena y nos dispusimos antes de cenar dar un paseo por la villa, puente romano, calles muy limpias y muy bonitas. De vuelta a las autos, sacamos una mesa y sillas y tuvimos una cena informal. A dormir.

Jueves día 1
Salida después de desayunar dirección Villa Real de Santo Antonio, visitar la ciudad y aprovechar para hacer algunas compras. A eso de la doce del mediodía el Presi se marchó dirección Algeciras y los demás se quedaron en el lugar, donde comieron para salir después hacía Ayamonte donde pernoctaron.

A partir de aquí, Paco Merino se marchó para Málaga y los demás siguieron ruta por los pueblos blancos de la provincia de Cádiz.

Estuvimos en esta ocasión: Enrique y Paqui—Miguel y Toñi—José Mª y Mª Ángeles—Pacome y Conchi—Pacoga y Maribel—Manolo y Pepi.