Ruta por Vélez-Málaga

Volvemos con esta salida a las actividades del Club, ya que desde Semana Santa no nos movemos, se suspendió la salida a Jimena de la Frontera por el tiempo y después la ausencia del Presidente por motivos familiares ha hecho que haya habido este parón. No obstante los socios han estado efectuando salidas como es habitual.
Como decimos al principio, salida a la localidad de Vélez-Málaga, capital de la Axarquía malagueña, nos pusimos en contacto con el Ayuntamiento de la villa y nos facilitaron un lugar para aparcar y pernoctar, muy céntrico, tranquilo y asfaltado, nuestro agradecimiento a dicho Ayuntamiento y en especial al Área de Servicios Generales por su colaboración. Hemos asistido un total de 17 autocaravanas, con 35 adultos y 5 niños.

Viernes día 21.-

Algunos socios nos citamos por la mañana en la misma localidad de Vélez-Málaga, y nos vamos acoplando al lugar de concentración y pernocta. Comemos en restaurante frente al aparcamiento, menú de siete euros, muy logrado y abundante. Después una rato de siesta y a esperar a los demás asistentes a esta salida. Vuelta por los alrededores hasta llegar casi al centro de la villa, compras y tiendas, que hay muchas para entretenimiento de las damas. Comentamos el menú del mediodía y volvemos por la noche al mismo lugar, en esta ocasión nos decantamos por raciones, no todos fuimos, algunos se quedaron en las autos. A dormir.

Sábado día 22.-

Desayuno en el lugar y a continuación sobre las nueve y cuarto, salida hacia Las Carmelitas, donde nos espera la guía Isabel, para hacer una visita guiada por la población, decir que este día será muy movidito.

Salimos desde la Plaza del Ayuntamiento donde nos espera Isabel, subimos por la calle del mercado, con parada para comentarnos parte de la historia de Vélez-Málaga, su antigüedad, sus monumentos, que vamos a visitar, sus costumbres, etc…. Paramos en el Convento de San Francisco, pero lo visitaremos más tarde, ya que el padre franciscano nos abrirá a partir de las doce de la mañana. Seguimos con visita en el Palacio de Beniel, Isabel nos explica su historia, además, ya que está el busto de María Zambrano, la vida de esta prestigiosa escritora, nativa de la ciudad.

Subimos, y lo pondría con mayúsculas, porque vaya cuesta, hasta la Ermita de los Remedios, Patrona de la ciudad, al llegar una panorámica extraordinaria de toda la villa, ya que la Ermita está ubicada en lo que llaman “El Cerro”. El interior de la Ermita impresionante, además de su altar con la Virgen de los Remedios presidiendo el retablo, todas las paredes se encuentran pintadas por el pintor Evaristo Guerra, mostrando todos los monumentos de la ciudad, los personajes más destacados de la misma, así como todas las tareas que se han realizado y se realizan en la localidad, la caña de azúcar, la forja, las labores del campo, la aceituna, los almendros, la pleita, las tareas recolectoras, etc…, un trabajo magnífico, quedando su interior hecho una preciosidad, creo que a todos nos impresionó y nos gustó.

Siguiendo con la visita bajamos de nuevo y paramos en el Convento de San Francisco, precioso convento, con un claustro interior muy bonito, también nos da buena cuenta de su historia nuestra guía, de forma muy detallada.

Casa de Cervantes, casco antiguo, con llegada a la Iglesia de San Juan, no podemos visitarla, se está celebrando una boda, así que seguimos para adentrarnos en el Barrio de la Villa, entrando por la puerta por donde lo hicieron los Reyes Católicos cuando conquistaron la ciudad, barrio encantador, con calles estrechas, blancas y en pendiente, ya que tenemos que subir hasta Santa María, donde se encuentra el Museo de la Semana Santa veleña, allí es el Hermano Mayor de la cofradía de Jesús el Rico, quien toma el relevo en las explicaciones y el porqué de este Museo. Muy logrado, con la particularidad de que cada tiempo se cambia el decorado, para que se pueda contemplar la grandiosidad de toda la Semana Santa y que estén representadas todas las Cofradías, que son 19 en total. Las vistas desde Santa María, al igual que desde la Ermita, impresionantes, desde otra perspectiva, pero viendo toda la ciudad.

Bajamos de nuevo por el Barrio de la Villa con parada en una carnicería, amiga de nuestros socios David y Reme, nos ofrece una degustación de sus productos elaborados, morcilla, chorizo, longaniza, etc…, todo regado con tinto de verano, gentileza de nuestros socios. Pagamos a nuestra guía Isabel, dividiendo entre todos, y agradecemos su gentileza y su trabajo para con nosotros.

Terminamos muy cerca de las tres de la tarde, con el tiempo justo para llegar al Restaurante Capri, donde comeremos, todos los asistentes lo hicimos, el menú ya concertado, ensalada, paella, y después carne o pescado, con postre, bebida y café, muy bien y muy bueno, los niños también tuvieron su menú.

De vuelta a las autos, atravesamos el Parque María Zambrano, y siesta, parchís, etc…, aunque el cansancio de la jornada matinal se notaba en el personal.

Sobre las siete y media, nos vamos a Torre del Mar, “La Torre”, como la llaman los veleños, en esta ocasión el medio de transporte, el tranvía. Paseo por Torre del Mar y vuelta al tranvía para el regreso. Pocos tuvieron ganas de cenar, así que una horchata, un poco de charla y a dormir, el día muy aprovechado, intenso y que a algunos les cansó.

Domingo día 23.-

Desayuno en el lugar y acordamos salir sobre las diez de la mañana, se incorporan Alfonso, Eva, Claudia y Marta, pero en el turismo, con la idea de hacer una ruta con las autos por la Sierra de Tejeda, “Ruta del Mudéjar”. Pasamos Canillas de Aceituno, carretera de montaña, aunque con buen piso y no muy estrecha, llegamos a Sedella con parada en el aparcamiento del Recinto Ferial, visitamos la villa, calles blancas y estrechas, muy bonitas, nos abren la Iglesia para que la veamos. De vuelta en ruta, dirección Salares con su torre mudéjar, Archez, casas muy modernas en sus alrededores, Sayalonga, la tierra del níspero, y con su cementerio redondo, Algarrobo, y llegamos a la costa donde comeremos en Mezquitilla, “pescaito” frito de la zona.

Después de comer nos despedimos en el aparcamiento y cada uno para su casa.

En definitiva un gran fin de semana, como indicamos, muy bien aprovechado, intenso en su contenido, precioso recorrido por la mañana en la visita guiada, y después la visita a Torre del Mar, muy buen ambiente entre los asistentes, con muchas ganas de visitarlo todo y sin ningún problema a la hora de decidir lugares donde comer y pasear. Había ganas de salir y estar un fin de semana juntos con ganas de pasarlo bien, que es de lo que se trata.

Le pasaremos un escrito al Ayuntamiento de Vélez-Málaga, agradeciendo la hospitalidad y las atenciones, así como un resumen de los aportes económicos dejados en la localidad, aproximadamente dos mil euros.

Hemos estado en Vélez-Málaga:

Miguel y Toñi—Pepe y Alicia—Antonio y PaquiTu—Davis, Reme, Adrián y Sergio—Antonio y Mariloli—Andrés y Araceli—PacoMe y Conchi—Santiago y Mari—Enrique y PaquiMe—Kristian y Anza—Cesar, Raquel, Álvaro y Fco. Jesús—David, Elvi y Miguel—Miguel y Antonia—Pepe y Maricarmen—Joaquín y Gloria—Antonio e Isabel—Alfonso, Eva y Sandra—Alfonso, Eva, Claudia y Marta, solo el sábado.