Úbeda y Baeza

Siguiendo con nuestro calendario de actividades, en esta ocasión tocaba la visita a las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de Baeza y Ubeda, con una asistencia de 9 autocaravanas y de 19 personas.

La salida se hizo a partir del viernes día 24, unos partieron el mismo viernes por la mañana y otros hasta completar el total fueron llegando en el transcurso de la tarde. Estábamos todos pendientes del tiempo pero al final tuvimos suerte, solo nos llovió un poco durante la tarde del sábado.

Viernes día 24.- Como indicamos al principio partimos unos por la mañana y otros por la tarde. En ruta se paró a comer cerca de Baeza, el Puente del Obispo, y después ruta de nuevo hasta el aparcamiento de la plaza de toros, donde dejaríamos las autos durante el viernes y el sábado, ya que era complicado en los alrededores de Carrefour, ya que al ser sábado estaría abierto y con pocas posibilidades de poder aparcar, como el sitio era muy bueno y tranquilo, además de estar muy céntrico, decidimos hacer las dos pernoctas en Baeza.

Llegada y acomodo de las autos y dar un paseo por la ciudad, interesarnos por las visitas guiadas a ambas ciudades y tomar unas cervezas con raciones por el lugar. A dormir.

Sábado día 25.- Desayuno en el lugar, el tiempo estaba bueno pero nublado, sin lluvia, paseo hasta la Plaza de los Leones, donde empezaría la visita guiada por Baeza, a partir de las once de la mañana, un recorrido por la ciudad monumental, con entrada a diferentes lugares. Según nos explicaba Ignacio, nuestro guía, magnífico, documentado y dando explicaciones de todo lo que visitamos, que fue mucho. Nos gustó tanto nuestro guía que pedimos fuero el mismo para la visita a Ubeda, no hubo problema. Recorrimos todo el casco histórico y después nos hizo una sipnosis de la nueva Baeza. Muy bien esta visita.

Terminada la visita a buscar restaurante donde comer, algunos se fueron a sus autos, los demás tuvimos que dividirnos en tres grupos, ya que todo estaba reservado u ocupado. Una vez acabada la comida, unos se marcharon a la siesta y otros a tomar café y de ahí a dar un paseo en el “trenecito”. Estando en ello empezó a lloviznar, una lluvia fina pero no intensa. El “trenecito” nos dejó en las mismas autos, descanso y cuando dejó de llover, de nuevo a patear las calles de Baeza, el que quiso, para terminar tomando unas cervecitas y raciones y a dormir.

Domingo día 26.- Desayuno en el lugar y después a las 9 horas salida hacia Ubeda, ya que nos citamos con Ignacio en el aparcamiento de Carrefour, que domingo temprano hubo sitio para todos. Iniciamos la visita y al igual que con la de Baeza, nos fue explicando todo la historia de la ciudad y de los Monumentos, que fueron más que en el día de ayer. Distintos unos de otros, y diferencia, ya que en la Ciudad de Baeza, en su tiempo los Monumentos que se hicieron fueron de carácter público y para su uso, en cambio en la de Ubeda todo era privado en su época, eran viviendas y palacios destinadas a los nobles, todavía son de propiedad privada algunos de ellos o casi todos, no tuvimos problemas para visitarlos, aunque pagando un poco más en la visita.

Después de despedirnos de Ignacio y darles las gracias por sus servicios, despacio fuimos llegando hasta las autos, y de allí cada uno hizo lo que más le convenía, Hans y Erna se pusieron en camino y Rafael, Conchi y Carmen se quedaron en Ubeda, los demás paramos de nuevo en el Puente del Obispo, en otro restaurante del lugar, donde comimos y de ahí en marcha hasta nuestros lugares de origen.

Un buen fin de semana, que el tiempo nos acompañó, ya que solamente nos lloviznó durante la tarde del sábado, el cielo nublado, algo de fresquito y el domingo ya nos acompañó el sol durante toda la mañana y la vuelta a casa.

Esta vez hicimos la salida y la visita: PacoMe y Conchi—Miguel y Toñi—Hans y Erna—Enrique y PaquiMe—Santiago y Mari—PacoGa y Maribel—Rafael, Conchi y Carmen—Antonio e Isabel—Vicente y Mª Jesús.