2006 – Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

 

Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

 

Esta Ruta se hizo entre los días 12 y 14 de mayo, interesante para los amantes de las rutas de montaña y de disfrutar del aire libre y la naturaleza.

 

Viernes.-
Llegada a Almuñecar y aparcamiento en Parking a la entrada del pueblo, segundo semáforo si se llega desde Málaga, frente a gasolinera, un parque con entrada con arco. No hubo problemas para pasar la noche.

 

Sábado.-
Desde el mismo parking, se cruza la carretera y dirección Jete/ Otivar. Carretera de montaña en buen estado y con capacidad suficiente para dos vehículos. Paso por Jete y Otivar, pueblos enclavados en la ladera del monte con un valle precioso en el fondo, dedicados a la agricultura, frutas y verduras. Ya subiendo se empieza a ver las magníficas vistas, un paisaje maravilloso, un ruta sinuosa pero fácil de llevar, pasando las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, subimos a 1.500 metros de altitud.
El mirador de la Cabra Montés ofrece unas preciosas vistas, siguiendo llegamos al Cortijo Los Prados, donde hay una venta, allí paramos a comer. A partir de ahí, la carretera se vuelve llana, con unos prados a ambos lados, la paradoja, hemos subido hasta esa altitud para después convertirse en pradera.

Pasamos Jayena, Fornes y cogemos hacía el Pantano de los Bermejales, gran pantano, muchas playas en su contorno, y un sitio para estar, lleno de pinares, entre los mismos, descansamos un buen tiempo disfrutando del lugar.

Siguiendo la ruta, bordeamos en su totalidad el pantano y tomamos dirección Arenas del Rey, donde pensamos dormir, aunque también se puede coger la opción Alhama de Granada, muy cerca el uno del otro. En Arenas del Rey buscamos sitio donde aparcar, que lo encontramos, ya que el pueblo es muy pequeño, en la misma puerta de la plaza del Ayuntamiento, junto al Iglesia. Tranquilidad total, ya que la mayoría de sus pocos habitantes estaban de Romeria.

 

Domingo.-
Salida dirección Alhama de Granada para visitar la ciudad, sobre todo “Los Tajos”, ya que la Iglesia principal no pudimos hacerlo por las Comuniones del mes de Mayo. Los Tajos impresionantes, un gran barranco, hay que volver, porque se puede hacer una ruta peatonal hasta el fondo de los mismos, muy bonito.

Salida después para la Venta de Zafarraya y Vélez-Málaga, esta carretera también de montaña con grandes paisajes que no pudimos disfrutar de ellos, debido a una intensa niebla, no se veía en dos metros, niebla que nos acompañó hasta la bajada de los caracolillos, cerca del Puente Don Manuel, de ahí hasta Torre del Mar un paseo. Comida en la villa y a casa.

 

Ruta recomendable, por la belleza de sus parajes, sus magníficas vistas, las inmensas montañas que atravesamos sin dificultad, la tranquilidad del descanso en el pantano.

Deja un comentario