2006 – Tierras de España

 

Como en años anteriores, preparamos el viaje del verano, pero en esta ocasión lo hacemos por Tierras de España, zonas sin conocer y otras ya conocidas.

 

Día 28 de julio.- Partimos del Rincón de la Victoria, después de comer con Enrique y PaquiMe, y recoger en la Gasolinera Montesol a Antonio y PaquiTu, con dirección a Valdepeñas, llegamos sobre las 21,30.- horas, aparcamos en el lugar habitual, vuelta por la villa y a picotear en Casa Gavilla, sitio que nos agrada y además nos tratan bien. A dormir.

 

Día 29 de julio.- Desayuno en el lugar y salida sobre las 10,00.- horas ruta Aranjuez, Chinchón, Arganda del Rey y Mejorada del Campo, buscamos sitio donde aparcar y comer, y después a visitar la catedral, obra que está construyendo  una persona sola gracias a donativos y ayudas, y a su propio patrimonio,  lleva unos 50 años en ello, en la actualidad tiene 81 años, es una gran obra aún sin estar acabada.

Seguidamente salida dirección Ávila por Villaviciosa de Odón, San Martín de Valdeiglesias, con llegada sobre las 21,00.- horas. Aparcamos junto a las murallas, en calle paralela a ellas, sitio muy tranquilo junta a una Iglesia. Damos nuestro paseo por Ávila, hacemos una mini-cena y acordamos mañana visitar la ciudad en condiciones.

 

Día 30 de julio.- Desayuno en el sitio y nos disponemos a visitar Ávila, primero lo hacemos en el “trenecito”, una buena manera de ver cosas desde el mismo, después a pie, visitamos la Catedral, Plaza Mercado Chico, Iglesia de Santa Teresa, etc…. Buscamos restaurante donde comer, volvemos a las autos para descansar un poco, hacía mucho calor.

Salimos de nuevo en ruta sobre las 18,00.- horas para llegar a Segovia, pero antes hicimos una parada en el Palacio de Riofrío, estaba cerrado, pero visitamos sus alrededores, sobre todo el bosque con fauna de animales sueltos, gamos, gacelas, etc…

Llegada a Segovia y aparcamos en aparcamiento público en el Paseo Ezequiel Martínez, frente estatua de Cándido, este lugar nos los indicó la Policía Local, muy tranquilo y además muy cerca de la Plaza Mayor. En el aparcamiento se unieron Santiago y Mari. Vuelta por la ciudad y a dormir, mañana haremos la visita general.

 

Día 31 de julio.- Desayuno y visita a Segovia, Catedral, Alcázar, Acueducto, sus calles, plazas, etc… Comemos en Casa Bernardino a base, como no, de cochinillo asado, buenísimo, una muy buena comida. Tomamos café y de vuelta a las autos para seguir la ruta.

Salimos dirección Pedraza de la Sierra, pueblo típico del románico, tuvimos que dejar las autos fuera del pueblo, ya que la entrada es a través de una arco románico que ante la duda de entrar o no entrar preferimos no intentarlo. Pueblo de casas y calles de piedra y al final del mismo el Castillo. Visto todo volvimos a la carretera buscando Turégano, aparcamos en el Área de la Paca, junto al Silo, muy tranquilo, llenamos, descargamos, y cenamos allí mismo. A dormir.

 

Día 1 de agosto.- Desayuno en el Área y salida hacía Sepúlveda, pueblo en lo alto de un cerro, las autos las dejamos en un aparcamiento a la entrada del mismo en la parte baja para subir a pie hasta el centro, algunos se quedaron. Pueblo también estilo románico, con Plaza Mayor porticada y calles empedradas y estrechas, después de aquí Riaza, con su plaza convertida en Plaza de Toros por las fiestas, seguimos dirección Ayllón, pueblo medieval, muy bonito, había terminado las fiestas medievales, una plaza preciosa porticada muy antigua. Comemos en la misma plaza, bien, muy bien.

Después de la siesta, salida hacía Maderuelo, también las autos tuvimos que dejarlas fuera no entraban por el arco, pueblo muy antiguo encima de un monte, con Iglesia del siglo XXII y retablo e imagen del siglo XVI. Hay un cripta con una mujer momificada que se encontraron muerta en el 1863.

Visto todo, dirección Peñaranda de Duero, lugar elegido para pernoctar, aparcamos en la puerta de la Cooperativa. Vuelta por el lugar y subida al Castillo, los que se atrevieron. Comimos en el aparcamiento y mañana visitaremos el Palacio de Avellaneda.

 

Día 2 de agosto.- Desayuno en Peñaranda, visita al Palacio de Avellaneda, visita guiada por todo el recinto, precioso, y además gratis. Plaza Mayor con su Iglesia, que no pudimos visitar, que nos dijeron que tiene una Colegiata digna de visita, pero el encargado no llegaba hasta tarde, por eso partimos hacia el Monasterio de Silos, haciendo una parada en el Desfiladero de la Yecla, impresionante como están pegadas las montañas, se pasa a través de una pasadizo hecho de obra, estrecho pero espectacular, es digno de visita. Llegada a Silos y visitamos el Monasterio, guiada pero solo enseñan el Claustro, ahora eso si, muy documentado y bien explicado.

De allí y como está cerca nos vamos a Covarrubias, donde pensamos comer, aparcamos en un aparcamiento público, y buscamos la Plaza donde nos indican que hay dos restaurantes que están muy bien, lo hacemos en el Galia, y de comida lo típico del lugar, Olla Podrida, muy buena y además consistente.

Después de comer y de nuevo en marcha, pasamos Lerma, Mayorga, Palencia y como era temprano decidimos irnos a León.

Buscamos el Área de la Paca a la orilla del río Bernesga, cerca del centro, detrás del Parador Nacional San Marcos. Pequeña vuelta por los alrededores, ya que mañana lo dedicaremos a la ciudad y a dormir.

 

Día 3 de agosto.- Desayuno en un bar cercano y visita a León, al igual que en Ávila cogemos el “trenecito”, que nos hizo un gran recorrido por las partes más importantes de la ciudad. Después a pie, entramos en la Catedral, vimos el Palacio de Gaudí, paseamos por sus calles y sus plazas, etc…

Hecho esto volvemos a las autos y salimos hacía Astorga, tierra de maragatos, buscamos un aparcamiento, que lo encontramos justo detrás de la Catedral. Preguntamos donde podemos comer el típico Cocido Maragato y nos indican un restaurante “El Capricho”, muy bien y además muy buena comida, primero se come la pringue, costilla, tocino, oreja, papada, chorizo, etc…, después los garbanzos con col para terminar con la sopa de fideos y de postre natillas, todo regado con buen vino. Una gran comida.

Después visitamos el Museo de los Caminos en el Palacio de Gaudí, igual que en León, muy bonito, con muchas vidrieras y en sótano unas ruinas romanas, de allí a la Catedral, la Plaza Mayor, Ayuntamiento, nos quedamos un rato por allí, estaban de fiesta y había un concierto en l misma Plaza, volvimos a las autos y nos dirigimos al Área de la Paca que hay en Astorga junto a la Plaza de Toros, descargamos, cargamos agua y allí mismo hicimos una cena ligera, nos juntamos 8 autocaravanas.

 

Día 4 de agosto.- Desayuno en salimos para encontrarnos con Castrillo de los Polvozares, pueblo que se ha quedado anclado en el tiempo, calles empedradas, casas de piedra con puertas enormes de forma ojival, hay que visitarlo si se está por esta zona.

De nuevo en ruta hacía las Médulas, todo el recorrido transcurre por el Camino de Santiago, hacemos una parada en la Cruz del Peregrino en plena sierra, para parar después en Molinaseca, con su playa fluvial, puente romano e iglesia.

Llegamos a las Médulas al mediodía, pasando Ponferrada, comemos en restaurante del lugar, es complicado el aparcamiento y más entrar en el pueblo. Después en ruta a pie, subimos al Cuevona y a la Encantada, recorrido de cerca de dos horas a través de nogales y castañares, con árboles milenarios, decir que las Médulas eran unas excavaciones mineras de oro en tiempo de los romanos y han quedado las montañas de las formas más extrañas, muy bonito. De nuevo en carretera, pasamos el Barco de Valdeorras con llegada a Vilamartín de Valdeorras, que nos dijeron podíamos aparcar en zona recreativa junto al río, y así fue, aparcamos junto al polideportivo en el mismo río, allí preparamos nuestra cena y a dormir.

 

Día 5 de agosto.- Desayuno y salida buscando Castro Caldeas, nos metemos por una carretera de montaña, montaña, estrecha pero muy bonita, llegada a Castro y preguntamos por el Cañón del Sil, nos indican que siguiendo dirección Monforte de Lemos existe un embarcadero de catamaranes que hacen la ruta del Cañón del Sil, reservamos plazas para el catamarán de las cinco y hacemos hora allí mismo. El recorrido a través del río es de 22 kilómetros, o sea un total de 44, dos horas en el río, y a un precio de 9 euros por persona. Magnífico recorrido donde vemos la grandeza del Cañón del Sil y de sus acantilados, además de las inmensas plantaciones de viñas en las laderas de los montañas.

De ahí partimos ruta Monforte de Lemos, con llegada a Ourense donde pensamos pernoctar, buscamos aparcamiento junto al campo de fútbol, tranquilo y en la ciudad, como ya lo conocía, buscamos una Taberna por allí, que preparan unos churrascos buenísimos y oreja. Cenamos y a dormir. Decir que saludé a un amigo que no veía desde hacía por lo menos 6 años, de Ourense.

 

Día 6 de agosto.- Desayuno y salida hacía Pontevedra, pasando por carreteras con el fuego en las cunetas, esa misma carretera fue cortada dos horas después de pasar nosotros. Parada para visitar Combarros, paseo por sus callejuelas, mucho turismo y mucho calor. Pasamos Sanxexo y aparcamos en Portonovo junto Campo de Fútbol, comemos en restaurante de la zona y a la playa. Estaba la tarde que parecía invierno del humo de los fuegos de alrededor. Salida dirección Grove, pero nos fue imposible llegar por la cantidad de tráfico y embotellamiento que había, decidimos seguir a Vilagarcía de Arousa, sigue ardiendo Galicia, Llegada a Vilagarcía, aparcamiento en el puerto gratis, amplio y tranquilo, ahora eso sí mucho humo. Visita a la villa, tomamos unas cañas con raciones y a dormir.

 

Día 7 de agosto.- Desayuno y paseo por la playa hasta llegar a Carril, sigue ardiendo Galicia, buscamos un restaurante de los muchos que existen, el que buscábamos estaba cerrado, comemos en otro de la zona, muy bien y muy bueno el arroz con almejas. Vuelta a Vilagarcía por el mismo sitio, mucho humo, empezó a arder Carril y sus alrededores, cerraron al baño la playa del Arenal de Compostela, impresionante como se veían las llamas y lo difícil que se estaba poniendo respirar, y sobre todo que no podíamos salir, las carreteras estaban cortadas.

Por la tarde se unió José María y Mª Ángeles.

Cenamos un tentempié y nos fuimos al cine, ya que el ambiente estaba muy cargado por la humareda que provocaba los incendios. A dormir.

 

Día 8 de agosto.- Desayuno y perece que la cosa iba a mejor, estaba abierta la carretera nacional, pero no así la Autovía. Antes de irnos pasamos por el mercado que está muy cerca del aparcamiento y compramos marisco, con la idea, de tranquilamente, comernos una buena mariscada, coincidió que también había mercadillo.

Salida aprovechando la apertura de la nacional dirección Santiago de Compostela, allí nos dejan José María y Mª Ángeles, antes pasamos por Padrón, un caos ya que al estar la Autopista cortada todo el tráfico era desviado y además ardía los alrededores, con una intensa nube de humo que hacía difícil la circulación, optamos por tirar para Betanzos.

Pasado Santiago paramos en una zona de arboleda junto a al carretera ya sin humos, preparamos los mariscos y a comer, no todo, quedó buena parte para la noche. Un pequeño descanso y salida hacía Betanzos, lo pasamos ya que nos dijeron que en Miño, había un sitio al final del paseo don podíamos aparcar, muy tranquilo. Dimos un pequeño paseo por el lugar, pueblo pequeño pero como todos los de Galicia muy bonito y tranquilo.

Preparamos la cena con los mariscos que nos quedaron del mediodía, regado con vino Albariño. Charla ya que la noche era espléndida y además como digo anteriormente sin humos aprovechamos para quedarnos un poco más tarde. A dormir.

 

Día 9 de agosto.- Desayuno y partimos dirección Cedeira, cuna del percebe, paramos y estaban de fiesta, aparcamos en el puerto cerca del centro urbano, damos un paseo por el lugar y buscamos donde comer, nos indican el Bar “El Kilovatio”, muy bien, con las tapas solamente, comen dos personas.

Después de comer, paseo hasta el puerto pesquero y el Castillo, más bien un Baluarte, compramos percebes y presenciamos en la lonja la subasta del pescado y mariscos.

Acto seguido de nuevo en las autos tomamos dirección San Andrés de Teixido, con bajada a la ermita y miradores, difícil el aparcamiento, hay poco, después ruta hacía Cariño, que por cierto y es la segunda vez no pudimos ver los acantilados debido a la intensa niebla. Parada técnica en Cariño y seguimos para Estaca de Bares, buscamos donde aparcar en O Barqueiro en su pequeño puerto, fuimos unas pocas las autocaravanas allí aparcadas, un lugar muy bonito, pequeño y acogedor y tranquilo, allí mismo buscamos restaurante y cenamos, no sin antes marisquear en el mismo puerto, bígaros, mejillones y lapas, aprovechando la bajada de marea. Adormir.

 

Día 10 de agosto.- Desayuno en O Barqueiro y salimos para el cabo de Estaca de Bares, muy cerca, llegamos hasta el mismo faro, donde aparcamos, paseo a pie hasta la misma punta, la más al norte de España, fotos de rigor y de nuevo en ruta camino de Viveiro, paramos en aparcamiento a la entrada del pueblo, paseo por su casco antiguo, visita a sus iglesias, compras, etc…, después comemos en restaurante del lugar.

De allí nos dirigimos a Burela, donde existe un Área de la Paca, aún por inaugurar, junto al Hospital, llenamos, vaciamos y nos vamos a dormir a la playa A Marosa, lugar tranquilo junto al mar. A dormir no sin antes dar un paseo hasta llegar al paseo marítimo del pueblo.

 

Día 11 de agosto.- Desayuno en ruta, ya que salimos a las 7 de la mañana, ya que intentamos llegar temprano a la Playa de las Catedrales y coger sitio donde aparcar, que lo hacemos en el  parking público, lleno de autocaravanas. Esperamos la bajada de mareas que sería sobre las 10,20.- horas, una vez que la marea bajó accedimos a la playa en la estuvimos cerca de dos horas, con fotos y paseos y viendo las maravillosas formas que toman las piedras, sus cuevas, sus entradas y salidas de agua, etc… muy bonito, recomendamos si se está por la zona su visita, es impresionante y digno de ver. Comemos en mismo sitio en restaurante que reservamos mesa con anterioridad.

Siesta y partimos alrededor de las cinco de la tarde dirección Cudillero, ya lo conocíamos, llegada y aparcamiento en el puerto, junto con otras varias que allí estaban, paseo por el pueblo y tapeo a base de raciones, nos quedaremos mañana por la mañana.

La noche estuvo acompañada de música de discoteca hasta altas horas de la madrugada, fue difícil el dormir, se hizo a ratos.

 

Día 12 de agosto.- Cudillero, no teníamos prisa, así que sobre las 11 dando un paseo fuimos al pueblo, con subida al faro y mirador los que pudieron, vistas magníficas y muy bonitas. Nos encontramos con nuestros amigos de Sevilla, Pepe Gago y Mari, comieron con nosotros en restaurante que reservamos, no sin antes tomarnos unas sidriñas por los bares de la zona. Cudillero pueblo encantador, mucha gente en sus calles y restaurantes, para visitar.

Siesta, aunque hacía calor, y salida hacía Gijón, donde pensábamos pernoctar y visitar, pero nuestro gozo en un pozo, eran la Semana Grande de Gijón, atiborrado de gente, de coches, los aparcamientos al completo, difícil el circular, había colapso total de circulación. Hablamos con un vecino y nos recomendó dado como estaba el tema que lo mejor que haríamos es tomar la dirección de la Playa de Rodiles cerca de Villaviciosa, lugar tranquilo y muy bonito. Aparcamos en la misma ribera de la ría, por la tarde aquello habría estado a tope viendo la cantidad de coches que nos pasaron, el lugar como nos dijeron precioso, tranquilo, había varias autos, cenamos en la puerta de las autos y decidimos quedarnos por la mañana. Todo está de fiesta por los alrededores.

 

Día 13 de agosto.- Rodiles, desayuno en el lugar, y después a pasear por la inmensa playa hasta llegar a los pasadizos construidos para pasar sobre la Ría, además de ser Parque Natural está preparado para el visitante con zona de descanso y para pasar el día entre arboleda. Comemos en restaurante del lugar, justo al lado de uno de los Camping que allí se ubican.

Siesta y después partida dirección Ribadesella, Arriondas, Cangas de Onís, carretera preciosa como todas las de Asturias. Llegamos a Cangas de Onís y buscamos el Área de la Paca, aparcamiento público en el mismo pueblo, pero dado la cantidad de autos tuvo que venir la policía local, ya que el concesionario del parking nos dijo que teníamos que marcharnos, no hubo problemas, nos quedamos todas el sitio tranquilo y como digo anteriormente muy cerca del centro urbano.

Paseo por el casco urbano, cantidad de gente, mucho ambiente, música en la plaza, los bares y restaurantes, así como sus terrazas a tope, las tiendas abiertas hasta las doce de la noche, nos pudimos sentar en uno de los bares y cenar a base de tablas de quesos y raciones. Mañana por la mañana la dedicaremos a compras de quesos y sidra. A dormir.

 

Día 14 de agosto.- Desayuno en el lugar. Paseo por el pueblo, y nos dedicamos a las compras en las variadas tiendas que hay en el lugar, quesos, sidra, etc… y también los preparos para hacer una paella en el camino.

Salimos de Cangas de Onís sobre las 12,30.- horas y de allí a Ribadesella buscamos un sitio, que lo encontramos para hacer la paella. Tuvimos suerte salió hasta buena.

Descanso con siesta y sobre las 17,00 horas otra vez en camino esta hacía Llanes, carretera muy bonita, a veces costa y a veces interior, llegamos a Llanes y empezó a lloviznar, poca cosa, aparcamos a la entrada en un aparcamiento Avda. La Paz  donde se permitían autos, caravanas, remolques, de todo. Nos arreglamos un poco y después de un paseo de 500 metros estamos en el centro de la villa, estaban de fiesta, mercado medieval, vemos los cubos de la memoria, el Paseo de San Pedro, Casco antiguo, puerto, etc…, buscamos restaurante donde comer, esta a tope de gentes los encontramos y allí tapeamos a base de raciones, volvemos al lugar de pernocta y a dormir.

 

Día 15 de agosto.- Desayuno y ruta por la costa a San Vicente de la Barquera, tranquilo porque estaba muy cerca, llegada y aparcamos en el puerto, visitamos el Castillo del Rey, el Ayuntamiento y la Iglesia, todo en la parte alta del pueblo, después bajamos al casco moderno y a la avenida principal, de allí paseando por las tiendas y los muchos bares y restaurantes llegamos a las autos y tomamos dirección Cabezón de la Sal, donde pensamos comer., aparcamos en parking público a la entrada del pueblo, preguntamos donde poder comer y nos indican un restaurante cerca, bien, allí comemos lo típico del lugar, Cocido Montañés, muy bueno y consistente.

Un poco de siesta y tomamos la dirección Reinoso por los montes, carretera de montaña muy bonita, nos cogió en el puerto un poco de niebla, Puerto de La Palomera, no impedía la visibilidad. Antes de llegar a Reinosa parada en Fontibre, nacimiento del rió Ebro, precioso, recorrimos todo el paraje dando un paseo por la zona. Como era temprano seguimos dirección a Aguilar de Campo, buscamos donde aparcar, frente al Campo de Fútbol y piscinas y justo al lado del Centro de Salud, a la ribera del río Pisuerga, FRIO, damos un paseo por el pueblo, casi nadie por la calles, hacía frio, tapeamos y a dormir.

 

Día 16 de agosto.- Desayuno en Aguilar, sigue haciendo frio, salimos dirección Burgos, de paso, buscando Quintanar de la Sierra, para subir a la Laguna negra de Neila, quedó pendiente en la ruta hacía Logroño. En la laguna hacía frio, 7º de temperatura, además de lluvia y niebla, pero mereció la pena, fotos de rigor y de nuevo bajada hasta Quintanar donde comemos en el mismo sitio de la vez anterior.

Siesta y salida hacía Soria, de paso llegada a Sigüenza que era el punto que decidimos para pernoctar, aparcamos en la zona escolar, cerca del centro urbano, visita a la Catedral, iglesias, muchas en restauración, todo románico, llegamos a la Plaza Mayor y de ahí subimos al Parador, anteriormente Castillo, muy bonito su interior. De nuevo bajamos y buscamos lugar donde cenar, lo encontramos cerca del aparcamiento y de allí a dormir.

 

Día 17 de Agosto.- Desayuno y dirección Molina de Aragón para desviarnos hacía la Serranía de Cuenca. Paramos en el nacimiento del rió Cuervo, poco agua, llegamos hasta la misma cueva donde nace, seguía haciendo frio. De allí con el tiempo desapacible llegamos a Tragacete, parada y comida en restaurante del lugar, llovía, lluvia que no nos dejó hasta llegar a Cuenca. Parada en ruta antes de llegar en Villalba de la Sierra, Mirador del Diablo, impresionante, las vistas y los desniveles y la profundidad del acantilado.

Llegada Cuenca y subimos al aparcamiento del Castillo, ya lo conocíamos, muy tranquilo, y de ahí a las casa colgantes un paseo corto.

Nos arreglamos, y también cogemos lago con mangas, hacía fresquito, visita a las Casas Colgantes, Catedral, Plaza Mayor, puente de San Pedro, después tomamos el “trenecito” y nos lleva por toda la ciudad, hasta dejarnos en el mismo aparcamiento, frente en restaurante cenamos, después a dormir.

 

Día 18 de agosto.- Desayuno en el aparcamiento, y salida dirección Albacete, de paso, pasamos Motilla del Palancar y otros, pasado Albacete en Área de Alcaraz paramos a Comer, el tiempo acompañaba, así que lo hicimos por nuestra cuenta, cada uno sacó lo que tenía.

Siesta y a Baeza, pasando por los pueblos de la Sierra del Segura y de Cazorla. Llegada a Baeza y aparcamos junto la Plaza de Toros, lugar tranquilo y cerca del casco antiguo, también para más cantidad de autos, hay otro lugar, junto al Polideportivo, 300 metros más alejado.

Paseo por Baeza, visitando su casco antiguo, y monumentos, que son muchos y variados, además todos abiertos. Cena por el lugar y a dormir.

 

Día 19 de agosto.- Desayuno en Baeza y después decidimos comer en el lugar donde empezamos el viaje, Rincón de la Victoria, así que esa dirección tomamos, comimos en el Puente, pescaito y espetos de sardinas, nos hacía falta comer este tipo de comida.

 

FIN DEL VIAJE

 

Durante todo el viaje, no ha habido ningún problema en cuanto a la convivencia, siempre las decisiones se han tomado en consenso, así como la ruta que cada día tomábamos. Tampoco ha habido avería y contratiempos con los autocaravanas, todo ha ido bien.

 

KILÓMETROS RECORRIDOS…. 3.790.-

GA-OIL GASTADO…. 356, 2 LITROS.-

DINERO GASTADO: EL QUE CADA UNO HAYA PODIDO.-

Deja un comentario