2007 – Francia

Como en años anteriores dedicamos los meses de julio y agosto para recorrer en autocaravana, bien nuestro país, España, o bien alguno del extranjero, en esta ocasión, una parte ha sido por España, una semana y casi veinte días por tierras de Bretaña y Normandía, subiendo por la costa oeste del país vecino Francia, vamos al relato:

Dia 21 de Julio.-

Salida del Rincón de la Victoria directamente a Valencia a casa de Miguel y Yolanda para pasar con ellos el fin de semana. Paramos a comer en ruta, concretamente en Játiva con llegada a Valencia a media tarde. Dormir.

Día 22 de Julio.-

Todo el día en Valencia, recorriendo lugares no conocidos además de visitar las obras de lo que será la nueva vivienda de los niños.

Día 23 de Julio.-

Salida por la mañana después de desayunar con dirección Teruel, con parada en Daroca para comer, bonita ciudad, calles empedradas y casa blasonadas, casi no había nadie por el pueblo, dada la hora de nuestra visita, que fue después de comer en restaurante de la villa.
De ahí tomamos ruta hacía Zaragoza, buscando el aparcamiento de la “chimenea” nos dimos con unas obras en la zona, buscamos y dimos con un aparcamiento muy cerca y muy céntrico, tuvimos que esperar hasta que hubo sitio. Dimos un paseo por la ciudad y tapeamos por la zona. A dormir.

Día 24 de Julio.-

Salida de Zaragoza sobre las 12 horas, tomamos carreteras secundarias dirección Egea de los Caballeros, donde paramos a comer y dimos nuestra vueltecita por el lugar, para después dirigirnos a Sos del Rey Católico, buscamos donde dejar “la casa”, aparcamiento junto al parador, en el pueblo no pueden entrar vehículos, solo los autorizados, que son pocos. Después de descansar y dejar pasar el calor, nos dispusimos a visitar el lugar, un bonito pueblo, con casas de piedra y adornadas, además de sus blasones, puertas ojivadas y calles pequeñas y empedradas. En este lugar nació Fernando El Católico, en el Palacio De La Sada, que visitamos, al igual que el castillo, iglesia, parador, etc…De vuelta a la auto y a dormir, muy tranquilo el lugar.

Día 25 de Julio.-

Empezamos el día dirigiéndonos al Pirineo Navarro. Pasamos por Saguenza y el Pantano de Yesa, impresionante, con llegada a El Roncal, aparcamos y visitamos el lugar, pueblo típico de montaña, entramos en la iglesia así como en la Casa Museo del cantante Julián Gayarre, también el Mausoleo en su memoria, obra de Benlliure, y declarado de interés cultural.

En el pueblo nos indican que debido al paso del Tour, está cortada la carretera que pensamos seguir, así que hacemos hora y degustamos el famoso queso de la tierra, buenísimo.

Sobre las 16.- horas partimos hacía el puerto de Aza, con llegada a Ochagavia a media tarde. Buscamos aparcamiento y lo tenemos en el mismo pueblo junto a un mesón-sidrería. Como es temprano subimos a la Ermita de Muskilda, subida complicada y 1,2 Km, todo empedrado y con grandes desniveles. Nos aseamos y paseamos por el lugar, están en fiestas, música en la plaza y mucha animación. Cenamos en la sidrería, muy bien y a dormir.

Día 26 de Julio.-

Después de desayunar y pedir información nos vamos a la Sierra de Irati, 23 kmtos de carretera de montaña, grandes subidas y bajadas e infinidad de curvas, además de estrecha, llegamos al Centro de Interpretación y visitamos en primer lugar la Ermita de la Virgen de las Nieves, encima de una loma y de ahí optamos por una ruta llana hasta el pantano de Irati, camino entre bosques, preparamos unos bocatas ya que el recorrido era de 8 kmtos, total 2 horas de caminata.

De vuelta al aparcamiento, pedimos permiso para llenar de agua en una fuente que había en el lugar, y regresamos por el mismo lugar de la ida, no hay otro, con llegada a Ochagavia, pero en esta ocasión optamos por aparcar en la “playa” de la villa, un lugar muy bonito, muy tranquilo, césped, y una playa preparada para los vecinos en el mismo río, un pequeño embalse.

Baño y después la sorpresa, ya que al estar el pueblo en fiestas era día de romería, y llegaron un tractor con remolque, cargado de jóvenes ataviados con el traje típico de Navarra y directamente al agua con ropa y todo, tanto hombres como mujeres, pasamos un buen rato, después descanso, lectura, cena y a dormir en el lugar, nos quedamos cuatro autos.

Día 27 de Julio.-

Salida de Ochagavia dirección Roncesvalles, pensábamos subir a Orbaizeta, pero nos dijeron que la carretera estaba muy mal y además no dejaban visitar la fábrica de armas, estaban de obra.

Roncesvalles partida del camino de Santiago, visitamos el Museo, Silo de Carlomagno, Claustro, Cripta de Sancho el Fuerte, Iglesias de Santa María y de Santiago, todo acompañado de una guía. Terminada la visita partimos hacía Pamplona (de paso), con comida en un área en la ruta.

Subimos el Puerto de Velate a través de los túneles y paramos en el Señorío de Bertiz, en Oronoz/Oeiregi. Muy bonito todo el lugar, visitamos el jardín y el interior del Señorío, de pago. Cenamos en el pueblo, muy cerca del aparcamiento del Senorío donde dormimos y por la mañana visitaremos los alrededores del lugar, merece la pena.

Día 28 de Julio.-

Visitamos y damos un paseo por el bosque de los alrededores del Señorío de Bertiz, muy bonito y además muy tranquilo. A media mañana partimos dirección Hondarribia, donde nos reuniremos con los demás de la expedición, pero antes entramos en Etxalar, bonito lugar, típico Pirineo, destacando su Iglesia y su cementerio celta y milenario, con lápidas en todo su jardín.

De ahí paramos en Vera de Bidasoa, pueblo grande e importante, con encanto, aparcamos en el centro y visitamos su Ayuntamiento, fachada llena de pinturas policromadas, su Iglesia, el barrio de Azcati con la Casa de Pío Baroja, no visitable. Comemos en restaurante de la zona, muy bien, y partimos hacía Hondarribia, con llegada a media tarde, Andrés y Araceli, ya se encontraban allí, aparcamos en el puerto, de pago, 8 € diarios, lleno de autocaravanas. Sobre las 20.- horas llegaron los demás, Antonio y PaquiTu, Enrique y PaquiMe, Santiago y Mari, Angel y Mari Carmen. Comemos todos en el pueblo y después de charlar un poquito en el mismo aparcamiento, a dormir.

Día 29 de Julio.-

Nos quedamos todo el día en Hondarribia, pero lo aprovechamos para cruzar la Ría en barco con llegada a Endaya, visitamos la zona del puerto deportivo y sus playas. Comida en el aparcamiento de Hondarribia, siesta y playa para los que quisieron, después pensábamos ir a San Sebastián en autobús, pero los horarios no nos iban bien, así que optamos por visitar el lugar, muy bonito lo que vimos, sus casas, sus plazas, sus murallas, después buscamos donde cenar, distinto lugar que el de ayer y a dormir.

Día 30 de Julio.-

Hoy cruzaremos a Francia, pero antes llenamos de combustible y tomamos dirección Bayona, pasando por San Juan de Luz, destino Duna de Pilat. Llegada al aparcamiento de la Duna, 4,60.-€. Visitamos la impresionante duna, con subida por la escalera, estuvimos casi una hora en ella, maravillosas vistas, y además preparado para los visitantes. Comemos en el aparcamiento de la Duna. Después de comer partimos hacía Arcachón, con para en Super y comprar varias, entre ellas las famosas ostras del lugar, además de moulés y champán.

Buscamos donde dormir en Arcachón y encontramos aparcamiento muy tranquilo, estábamos prácticamente solos, preparamos las ostras, alrededor de ciento cincuenta y nos damos el festín después de hervir los moulés y tomarnos el champán. Una buena velada con un tiempo muy bueno.

Día 31 de Julio.-

Desayuno y salida de Arcachón, como todos los días alrededor de las 9,00.- horas. Tomamos dirección Burdeos, lo rodeamos por la circunvalación, la carretera preciosa, llena de viñedos, todos alineados y muy bien cuidados. Pasamos por Royan y llegada a destino, Isla de Olerón sobre las 14,00.- horas. Buscamos área de autocaravanas, hay varias, la primera completa pero encontramos otra junto al parque de bomberos, tranquila, sacamos mesas y utensilios y comemos en el césped del aparcamiento.

Siesta, poca, y visita a la isla, lo primero vemos que hay un tren que hace un recorrido de 13 kmtos por la isla, ida y vuelta, nos lleva  a una de las playas, donde vuelve pero en el trayecto pasamos por varias más. Después y a pie hacemos una visita a St. Truján, el núcleo de población más grande la isla, casas típicas de distintos colores, restaurantes y muchas ostras. Volvemos a las autos y a descansar, refrescó bastante, dejamos para mañana la visita a toda la isla pero en auto.

Día 1 de Agosto.-

Visita total a la Isla de Olerón, Faro de Chasirón, con unas vistas increíbles, dentro del Faro visitamos el Museo, damos una vuelta por los alrededores, de ahí vamos pasando por los distintos pueblecitos que integran la isla, todos llenos de gente, ostrerías, puestos de venta, paramos en uno de llos y degustamos unas pocas de ellas, la Ciudadela, lugar amurallado y defensa de los distintos ataques a la que fue sometida la isla en diferentes épocas. Comemos a la salida de la Isla en área.

Después de comer salida hacía Rochefort, no paramos, ya que según la hora no veremos nada abierto, ya que los museos y lugares a visitar cierran a las seis de la tarde, así que decidimos seguir y llegar a La Rochelle, donde buscamos aparcamiento, que ya conocía, “La Explanada”, dimos varias vueltas para llegar ya que la parte del puerto y centro estaba cortado al tráfico rodado, llena de autos, punto de vaciado, llenado de aguas y muy cerca del centro de la villa.

Damos un paseo por la ciudad, que al igual que estuvimos anteriormente, cantidad de gente, restaurantes a tope, muchos “artitas” de calle, orquestas, equilibristas, etc…, mucho ambiente en todas sus calles. Muy bonito el lugar. Algunos nos quedamos para cenar, los demás optaron por volver a las autos.

Día 2 de Agosto.-

Después de desayunar rumbo a St. Nazaire, base que fue de los submarinos alemanes durante la segunda guerra mundial. La ruta la hicimos bordeando la costa y eludiendo ciudades grandes.

Visitamos todo el complejo, las autos la aparcamos frente del mismo, en un aparcamiento junto a un Super, estuvimos un buen rato y el tiempo se estaba poniendo malo, empezó a lloviznar. Andrés y Araceli se quedaron para por la tarde visitar un submarino, los demás cogimos rumbo a Guérande, donde se reuniría Andrés.

Llegamos cerca de las 16,30.- horas, preparamos para comer en el mismo Area donde nos quedaríamos a dormir y después sin descansara  visitar la ciudad, que esta cerca del aparcamiento, junto a ciudad deportiva.

Ciudad amurallada, como todas estas ciudades llena de gente, pero llegó las siete de la tarde y se quedó prácticamente vacía, se cerraron los comercios, las cafeterías, solo algunos restaurantes, pero pocos. Visitamos todo el centro, la Catedral, las casa típicas bretonas, etc…, yendo de vuelta a las autos nos encontramos con Andrés y Araceli, visitaron la ciudad y nos reunimos en el aparcamiento donde preparamos la cena y se celebró el santo de Angel y aniversario de Angel y MariCarmen. A dormir. Curiosamente sobre las 20,00.-horas de la tarde unos vecinos de auto nos llamaron la atención y que habláramos más silenciosamente.

Día 3 de Agosto.-

Despestar, desayunar y como siempre a las nueve en ruta con destino Vannes, también costeando. Complicado el aparcar, la zona centro en obras, nos indican que fuera del centro hay aparcamientos públicos y un autobús gratis que nos trae al centro y nos lleva de vuelta.

Visitamos el centro, entrando por la puerta principal, tiene varias puertas arcadas, como en el año que estuvimos hay mercadillo, todo lleno de tenderetes con toda clase de artículos, no se podía andar por las calles, entramos en la Catedral de St. Pierre, impresionante, digna de ver y después a pasear por sus calles y jardines, muy bien cuidados y preciosos, hacemos varias fotos del lavadero antiguo junto al rio.

Volvemos a las autos y tomamos dirección Carnac, pero antes parada en Area, con césped y sombra, donde preparamos la comida, plancha.

Llegada a Carnac, aparcamos en Centro de Interpretación, en la zona de los menjires, vemos que hay un trenecito que hace un recorrido por el lugar, incluido Carnac y alrededores y todos los lugares megalíticos, bonito paseo y largo recorrido, merece la pena la visita y además de la forma que la hicimos.

Salimos dirección punta de Quiberón, imposible el aparcar en la zona así que optamos volver por el mismo camino y aparcamos en St Pierre de Quiberón, aparcamiento junto a la playa, muy tranquilo con algunas autos más.

Día 4 de Agosto.-

Salimos dirección Etel después de desayunar, bonito lugar, lleno de embarcaciones y con unas vistas de la Bahía preciosas, atravesamos un puente y desde lo alto un paisaje maravilloso. Pasamos Lorient y Quinperle con llegada a Concarneau, aparcamos en La Gare, de pago y visitamos la ciudad amurallada, fotos, compras, es la ciudad de las conservas de pescado al igual que nuestra Galicia. Comimos allí mismo en un restaurante del lugar, moulés en salsa normanda con frites, muy buenos, regado con sidra bretona.

Seguidamente ruta hacía Punta de Raz, el Finisterre francés. El sitio tiene un aparcamiento enorme con varios lugares asignados para autocaravanas, estaban completos y tuvieron que abrir una zona para nosotros que después se fue llenando, 10 € pasar la noche.

Visitamos el lugar un buen paseo, acantilados, parque natural y monumento a la Virgen de los Naúfragos, bajamos casi al borde del acantilado, impresionante la altura y como combate el mar, Faro, etc.

Preparamos la cena en el aparcamiento y después de un rato de tertulia, la noche estaba buena, a dormir.

Día 5 de Agosto.-

Salida temprano como siempre buscando Locronan “Citat de Carácter” de Bretaña, ya la conocemos, aparcamiento de pago, tiket que vale para todo el verano. Bonita ciudad típicamente medieval, hacemos el recorrido recomendado y visitamos la Catedral, dos portadas y dos altares, diferentes pero en la misma nave central. Compramos cervezas bretonas, en una tienda completamente llena de ellas de diferentes marcas y sabores. De ahí hacía la costa de Camaret.

Comemos en ruta, buen sitio cerca de Crozón, césped y amplio paracamiento, hervimos los bueys de mar que hemos comprado con anterioridad y moulés, a comer, poco de siesta y partida a Camaret, buscamos área de autos, 4 € el día.

El pueblo está un poco retirado pero vamos despacito dando un paseo, pueblo marinero, casa de colores y ría llena de embarcaciones. Buscamos sitio donde cenar, en esta ocasión las “Galletes” con huevo, jamón, etc…

Empieza a lloviznar a la salida del restaurante y llegamos empapados al área de camping-cars. A dormir.

Día 6 de Agosto.-

Desayuno y salida como siempre a las nueve horas con dirección La Faou, pedimos información sobre el lugar, y nos dan unos libretos donde existen varias rutas de Iglesias típicas bretonas con sus Calvarios famosos en la zona, Iglesias del siglo XIV, XV y XVI, todas diferentes y todas muy bonitas y curiosas de ver.

Visitamos Sizún con lago incluido, Conmara, Guimiliau, Landau Gimiliau, Landivisiau, todos ellos pueblos pequeños pero con un gran encanto, con sus Iglesias de piedra negra y sus Calvarios a la entrada de las mismas. Comemos en Area de camping-cars de Landivisiau, con llenado de agua, de manatial y vaciado.

Salimos hacía Roscoff y St Pool, aparcamos en St Pool, visitamos lo que pudimos de la villa, ya que las Iglesias estaban cerradas, una por la hora y la otra porque había concierto. Allí mismo buscamos Area de camping-cars que estaba en la misma playa. Cenamos, cada uno sacó lo que llevaba, quesos sobre todo y vino del país. A dormir.

Día 7 de Agosto.-

Sañida dirección Morlex, de paso, con parada en Super para repostar de gas-oil y en ruta hacía Plestín-San Miguel-Lanión, para dirigirnos a Perros Guirec bordeando la costa, paramos en un pueblo en ruta, precioso, Trebeurden, allí compramos pan, visitemos el lugar, que como todos los de esa parte con mucha gente de turismo, embarcaderos lleno de barquitas, Iglesia muy sencilla pero con mucho encante, y además una pescadería en la que compramos cigalas vivas y moulés para comer al mediodía.

Buscamos aparcamiento donde poder comer y descansar, hervir el marisco etc…, fueron seis kilos de cigalas y otros tantos de moulés, nos pusimos bien.

Por la tarde visita a los alrededores de la Isla de Brehat, tomamos fotos del lugar, atestado de visitantes, había un área de camping-cars pero estaba a tope, así que camino de St. Brieuc para llegar a Erquy, donde dorminos en área, 4 € la noche. Damos un paseo por la villa, con unas vistas preciosas, estaba fresquita la tarde-noche, comemos en pizzería de la zona y a dormir.

Día 8 de Agosto.-

Desayuno y por la costa hacía Dinard, que visitamos desde la auto, prohibido el estacionamiento en toda la villa de autocaravanas, era difícil el hacerlo, prácticamente no se podía, sus calles estrechas y plazas muy masificadas, pero de todas formas bonito lugar. De ahí directamente a St. Maló, área que ya conocemos, con autobús gratis al centro de la villa, 2,5 € el día, completa con llenado y vaciado de aguas gratis, en otros lugares cuesta 2 €.

Cogemos el autobús, a rebosar de gente que había, y paseamos por St. Maló, ciudad fortificada y cuna de piratas, reconstruida casi en su totalidad después de la II guerra mundial, cantidad de turistas, comemos en la villa, en esta ocasión a base de bocadillos preparados allí mismo.

La Catedral magnífica, las murallas que rodean la villa, con vistas a diferentes zonas de la misma. Hay que visitarlo si se está por esa zona. Bonita ciudad-

Volvemos al aparcamiento, preparamos la cena y a dormir.

Día 9 de Agosto.-

Salida dirección Mont. St. Michel parando antes en Super.

Llegada al Mont. St. Michel y pasamos al parking 8 € día, habría unas seiscientas o setecientas autocaravanas, además de los coches de turismo y autocares. Impresionante las vistas de la Abadía, se hacen fotos desde todos los sitios posibles, a cual más bonita.

Llegamos al pueblo damos un paseo por sus calles estrechas y atestadas de gente, casi no se puede andar, calor, visitamos lo que podemos y a las 14,30.- horas entramos en la Abadía para hacer la visita guiada, 8 €.-, antes comemos unos bocatas. La Abadía es impresionante, con una historia que se remonta a lo largo de los siglos, nos explican como se construyó, que hay en cada lugar, pero lo mejor es visitarlo, no se pude decir en palabras lo que pudimos admirar y recorrer.

Salimos de la Abadía y dimos una paseo hasta llegar alas autos, descanso y por la tarde-noche vuelta al lugar, si por la mañana era impresionante la vista, de noche con el monte iluminado era todavía mejor y más bonito. Paseo y el quiso se quedó a cenar, aquí los restaurantes cerraban un poco más tarde dada la afluencia de turistas españoles e italianos. A dormir.

Día 10 de Agosto.-

Salida de Mont. Sr. Michel por la costa con dirección Cherbourg, parada en Super y compra de bueys de mar, molés, ostras, etc…, naderías, que nos cmimos en ruta en las inmediaciones de Carteret, con unas vistas de la zona entre dos puertos a ambas lados de la ría.

En la ruta visitamos Cap de Levi y su faro. Parada técnica en Cherbourg, pero como vimos desde la s autos que no había nada interesante en la villa y además el aparcamiento nos cogía distanciado del centro, optamos seguir costeando y buscar un lugar mejor para pernoctar.

En Berfleur, imposible estaban de feria y los camiones de los mismos feriantes ocupaban  los aparcamientos, nos indicaron que a unos dos kilómetros en la costa y junto al faro en la playa se quedaban muchas autocaravanas, y eso hicimos, lugar muy tranquilo, dimos un paseo por la zona y a cenar y dormir. Mañana empezamos la ruta del desembarco.

Día 11 de Agosto.-

Empezamos la mañana repostando de gas-oil y tomar ruta Valogne, Montebourg con llegada a St, Mari Eglise, aparcamos en el mismo centro junto a la iglesia, visitamos el Museo de la II guerra mundial, lleno de recuerdos y proyectan una película del momento que entraron los primeros paracaidistas en el pueblo, además de todo lo acontecido en los alrededores durante esos años.

De ahí dirección Playa de Utah, con visita al Monumento al General Lecler, toda la playa está llena de vestigios de lo que el desembarco. Comemos en Km 00 de la Playa de Utah, precioso lugar en un campo lleno césped, muchas autos.

Seguidamente Carentan para llegar a Punta D´Oc, pero antes visitamos el Cementerio alemán en La Cambe, impresiona bastante el lugar, 20.000 alemanes hay enterrados, todas las tumbas con sus nombres y fechas de nacimiento, todos muy jóvenes, muy cuidado. De ahí a Punta D´Oc, otra zona de desembarco y de defensa alemana llena de bunkers y cráteres de los bombardeos aliados, está como quedó en su día, toda la zona merece la pena una visita.

Buscamos área de camping-cars pasado el Cementerio americano, que lo dejamos para visitar por la mañana. Area dormir 5 €, llenado y vaciado de aguas 2,5 €, el sitio muy cuidado, muy bonito y muy tranquilo, completo de autos.

Día 12 de Agosto.-

Volvemos para atrás y entramos en la zona del Cementerio americano, muy cuidado al igual que el alemán, pero diferente, con un amplísimo aparcamiento. Todo el lugar con cruces blancas, de mármol y alineadas, como las vieras siempre en línea recta con distinta perspectiva, nombre del americano pero no las fechas de nacimiento, visitamos el mirador de la playa de Omaha, hay un monumento que homenajea a los caídos, diferente al alemán, que también tiene su monumento. Uno de los lugares a los que hay que ir si se está por la zona.

Salida dirección Longues, también con bunkers y cráteres, pero estos tienen todavía los cañones en su interior y un puesto de tiro en la zona de la playa, en Arromanches, donde los ingleses construyeron un puerto artificial, que aún perdura parte del mismo, no pudimos quedarnos, imposible el aparcar, así que nos fuimos buscando un lugar donde comer, área en carretera muy bien. Por todos los pueblos que pasamos desde la Playa de Utah hasta Arromanches, existe un Museo de la II guerra mundial, todos visitables.

Después de comer y por carretera de la costa, con un tráfico intenso en cada uno de los pueblos por donde pasábamos, que fueron bastante, estaban unidos unos a otros, pero a cual más interesante y digno de vistar.

Llegada a Honfleur, como conocemos el lugar de pernocta, pues directamente al mismo, 7 € el día, como en años anteriores completo, la primera noche dejamos las autos donde pudimos. Como ya hemos hablado del lugar no nos extendernos mucho, como siempre, mucha gente, muy concurrido, restaurantes a tope, nosotros cenamos en uno de ellos. A dormir.

Día 18 de Agosto.-

Como el lugar merece la pena, aunque nosotros lo conocemos pero otros compañeros de viaje no, optamos por quedarnos todo  el día en el mismo, ya hemos cambiado las autos de aparcamiento y ahora estamos mejor, con luz y muy cerca de la toma de agua, decidimos hacer unas compras para degustar una paella, en esta ocasión con calamares y pescado. Se visita la ciudad, los muchos lugares que hay que ver, ya descrita en anteriores resúmenes.

Después de la paella que como siempre salió buena, descanso y acto seguido a visitar la desembocadura del Río Sena, con el Puente de Normandía al fondo.

Cenamos en el área un revuelto especial preparado por Angel, muy bueno.

Día 19 de Agosto.-

Salida de Hanfleur, dirección Etretat, lugar conocido pero que como el anterior es interesante la visita para quien no lo conoce. Pasamos el Puente de Normandía, peaje, atravesamos El Havre y por la carretera de la costa llegamos a Etretat, aparcamos en la carretera a la misma entrada de la villa, único lugar donde se puede aparcar con autocaravana, tuvimos suerte y había para todos.

Visitamos los famosos acantilados, impresionantes, tanto viéndolos desde abajo como subiendo a ellos, unas vistas preciosas a ambos lados, todos no subimos, en esta ocasión, personalmente recorrí una mayor distancia de acantilados, me quedaron de años anteriores.

A media mañana tomamos dirección Rouen, parando a comer en el camino, comprar en Super y repostar de gas-oil.

Llegada a Rouen por la tarde, aparcamos a orillas del Sena, tranquilo y céntrico, frente a la Catedral, muy bonita, magnífica en su interior, un centro de la villa muy concurrido con su famoso reloj, el lugar donde quemaron a Juana de Arco, la tarde estaba fresquita, y en el camino desde las autos a la Catedral, nos cayó una tromba de agua con viento incluido, fue en la mitad del puente sobre el Sena.

Como el tiempo seguía inestable optamos por comer cada uno en su auto y a dormir.

Día 15 de Agosto.-

Desayuno y nos dejan Santiago y Mari y Angel y Maricarmen, se tien que marchar para España, problemas de trabajo, se acaba el permiso para ellos.

Los demás dirección Evreaux con llegada a Chartress con tiempo muy malo, lluvia, frío y viento, nuestro invierno pero en el mes de Agosto en Francia.

Visita a la ciudad y obligada a la Catedral con sus famosas vidrieras, aunque en esta ocasión media estaba tapada por unos toldos exteriores, había poca luz en su interior, esta es la tercera vez que la visito. Damos un pequemo paseo por las calles peatonales y comemos en un pizzeria que encontramos abierto aún siendo las tres de la tarde.

Sigue lloviendo así que directamente a Blois aparcamos en la orilla del Loira, llueve con intensidad, nos quedamos en las autos, unos a ver la tele y otras a jugar al parchís.

Día 16 de Agosto.-

Desayuno en el lugar, el tiempo mejoró, atravesamos uno de los puentes del Loira y dirección Chamont, visitamos el Castillo y sus alrededores, está en fase de restauración y faltaban muchos objetos de su interior, tapices, cuadros. etc… fue un engaño la visita ya que hubo que pagar por ello, 6,50 €.

De ahí a Chenonceaux, aparcamiento en el mismo castillo, área para autos, comemos antes de la visita ya que esta es bastante larga y la hora se nos podía echar encima. Había mucha gente y una cola para sacar las entradas bastante considerable, 9,50 € la visita con jardines incluida, pero este sí merece la pena. Casi tres horas nos pasamos recorriendo sus salas, sus jardines, el laberinto, etc..

Buscamos área para llenar y vaciar de agua y de ahí camino de Tours, aparcamos en la orilla del río Loira, nos costó encontrarlo, muy tranquilo, empezó a lloviznar y como era tarde optamos por quedarnos cada uno en su auto y adormir.

Día 17 de Agosto.-

Desayuno en el lugar y como Toñi venía delicada durante todo el viaje, con cansancio, estress y demás, decidí volver para España y que los demás siguieran la ruta, Antonio y PaquiMe optaron por acompañarme, Andrés y Araceli y Enrique y PaquiTu se quedaron.

El resumen a partir de aquí, es el relato de la vuelta a España. Tomamos dirección Poitiers, Angouleme, Burdeos, con comida en ruta antes de pasar Angouleme y parada para dormir en área de camping-cars de Bernos Beaulac, magnífica área, para mi la mejor de todas las que hemos visitado, en la orilla de un río con molino incluido y base de un club de piraguas, barbacoa, lugar bajo techo para comer, agua para llenar con manguera a estilo gasolinera y vaciado gratis. Muy buena área, la tengo señalada para otras ocasiones.

Día 18 de Agosto.-

Salida de Bernos Beaulac, ruta hacía Pau, de paso para llegar a Jaca a través del túnel de Sompor. Comemos en Jaca en un restaurante en la plaza de la Catedral que visitamos por la tarde.

Descanso y por tarde vuelta por el lugar y unas tapitas con unas cervezas y a dormir.

Día 19 de Agosto.-

Toñi pasa una mala noche y por la mañana la llevo al Hospital de Jaca donde queda ingresada, con las palpitaciones muy subidas, arritmia acentuada, pasa a monitores le ponen un tratamiento y observación, esperaremos como se encuentra mañana. Antonio y Paqui se quedan con nosotros.

Día 20 de Agosto.-

Seguimos en Jaca por la mañana, el médico la visita y dice que tiene que seguir en el Hospital, pero ante nuestra insistencia, nos da el alta pero después de regular las pulsaciones y poner le un tratamiento para el camino, advirtiendo que tiene que consultar a un cardiólogo lo antes posible.

Dirección Zaragoza con comida en Zuhera y dormir en Dos Barros, pasado Madrid.

Día 21 de Agosto.-

Desayuno y salida de Dos Barros y llegada a Rincón de la Vistoria al mediodía, comemos en chiringuito de la playa con las hijas de Antonio y Paqui. Fin del viaje.

Señalar que hay sido un viaje sin ningún tipo de contratiempo solo el reseñado al final. No ha habido problemas en cuanto a los expedicionarios, buen rollo, buena camaradería, se han respetado los horarios y hemos señalado las rutas entre todos, así como los lugares de pernocta y comidas.

Ha habido muchas anécdotas, algún que otro despiste, con pérdidas de dirección pero que después nos juntábamos de nuevo.

Hemos hecho aproximadamente un total de 6.300 kilómetros, con un gasto de gas-oil de 525 litros, de dinero cada uno se ha gastado el que ha tenido, ha podido y ha querido.

 

HASTA EL AÑO QUE VIENE.

Deja un comentario