2007 – Sierra Norte de Sevilla

Sierra Norte de Sevilla

Valverde del Camino y Sierra Norte de Sevilla
27 Abril a 1 de Mayo 2007
Caracol (Jose Luís y Menchu) y Duque (Arturo y Cate)

 27 de Abril. Viernes.

Salimos de nuestras madrigueras con destino a Valverde del Camino, donde ASANDAC, inaugura un Área de AC.
(N 37º34´31”        O 6º44´53”)
El Duque llega sobre las siete de la tarde, y como hay una muestra de gastronomía, sus tripulantes comienzan a dejar atrás el régimen hipocalórico.
El Caracol llega de madrugada aparcando con el silencio que le caracteriza.

28 de Abril. Sábado

Nos despierta la música de flauta y tamboril rociero, es nuestra diana floreada. A las 11 las autoridades inauguran el Área de AC, y junto con unos cuantos amigos de Huelva y Sevilla, nos dedicamos a recorrer el pueblo, no sin antes visitar la Casa del Director (museo de los principios del XX). Terminamos comiendo el Restaurante La Terraza, excelentemente.

Por la tarde siete AC ponemos rumbo a Minas de Río Tinto, mientras el grupo se queda viendo el museo minero, nosotros dos nos vamos al tren minero, con él recorremos toda la cuenca del Río Tinto, vistas espectaculares que dan idea de la obra de ingeniería que significó llevar el mineral de hierro hasta Huelva. Al terminar decidimos irnos a dormir a Zufre, aunque sabemos que no es fácil para aparcar.

Al llegar y después de intentar subir por la zona de la iglesia, tenemos que dar marcha atrás; vemos que hay una Webcampada en el patio del colegio, no hay sitio para nosotros y subimos algo mas arriba, al cabo del rato parece haber algo de botellón y subimos aún más arriba, excelente sitio para dormir.

29 Abril Domingo

El despertar es de dulce,  con la mirada se abarca toda la Sierra y el Pantano de Zufre.

Desayunamos en el bar de la Plaza Quebrada, y recorremos el pueblo, callejas muy empinadas y rosales en todas las calles.

Visitamos la Iglesia de la Purísima Concepción (Monumento Histórico Nacional), gótico-mudéjar del XVI erigida sobre una mezquita rural, de la que aún queda una portada cerrada. En ella está la imagen de Santa Zita, cara de niña de 13 años.

El Ayuntamiento, de 1570 construido en cantería con fachada de tres arcos sobre columnas, pequeño pero muy bonito.

La fuente del Concejo, con la cabeza de un león de mármol que da agua al caminante desde hace más de cinco siglos.

Por fin salimos dirección Santa Olalla del Cala, visitamos su castillo por fuera, está cerrado y la Ermita de Santa Eulalia (Olalla en gallego), portada románica pura con detalles árabes. A sus pies hay un crucero que nos recuerda el norte de España; parece ser que cuando se creó el pueblo lo poblaron con gente que venía de Galicia.

Seguimos dirección Almadén de la Plata, jamás vimos tanta Jara, es una explosión de primavera, flores blancas sobre infinidad de tonos verdes, parece un sueño.

Al llegar comemos en “Casa Concha”, comida abundante y sabrosa, especialmente la sopa de picadillo, después de comer, paseito por el pueblo vemos la Iglesia de Sta Maria de Gracia, y el Ayuntamiento, asentado sobre las ruinas de un castillo árabe (¿Quién diablos habrá puesto ese reloj en la torre, que le pega como a un Cristo dos pistolas?).
Sobre las cuatro de la tarde salimos dirección Cazalla de la Sierra, tiramos por la Sierra Padrona, cruzando el puerto del Quejigo, paramos en el mirador de La Lobera para olvidar la carreterita que acabamos de pasar, ¡para no volver!, estrechísima, llena de curvas sin quitamiedos, después nos enteramos que solo van por ella los que no conocen la zona.

Bajamos al Embalse del Pintado, inmenso y con un precioso merendero en el centro, unido a tierra por una pasarela de madera, vemos terrenos en los que se cría el cerdo ibérico y cientos de ellos dormitando en las charcas de barro preparadas al efecto.
Al llegar a Cazalla, nos dirigimos a la Cartuja, la recorremos enterita y valoramos la obra que realiza Carmen Ladrón de Guevara y Bracho, está dejando su vida en restaurar un gran monumento.

Volvemos al pueblo y recorremos el centro, casas palaciegas y la Iglesia de Santa María de la Consolación con aspecto de Catedral, compramos algo de marisco y cenamos en las AC en un excelente aparcamiento (N 37º56´10”  O 5º45´34”).

Sobre las 10 de la noche la dueña de La Cartuja llama a José Luís y nos ofrece dormir en el recinto del Monumento, así lo hacemos, tranquilidad absoluta.

30 Abril Lunes

Desayunamos en un salón-cocina de La Cartuja, café, pan, aceite, bizcocho, etc…

Nos despedimos y vamos a conocer la ermita de la Virgen del Monte, patrona de Cazalla, precioso el sitio y guapa la Virgen.

Volvemos al pueblo para visitar la destilería El Clavel, (aparcamos con la perfección que nos caracteriza) allí compramos anís de guindas y aguardiente puro.

Salimos dirección San Nicolás del Puerto por la SE-168 (La ribera del Hueznar), carretera estrecha que acompaña al río, paramos dos o tres veces para colarnos hasta el agua, éste discurre por un bosque-galería de alisos, olmos, sauces y fresnos, la humedad y la umbría convierte a los árboles en columnas cubiertas de hiedra, realmente espectacular.

Paramos a comer en el Área El Martinete, buena la relación calidad-precio.

Al terminar recorremos la senda que lleva a las Cascadas en medio de una vegetación exuberante, las vemos desde arriba y por un estrecho sendero casi no utilizable conseguimos llegar al pié de las mismas.
Decidimos que esta Ribera merece una visita de dos o tras días.

Pasamos la tarde disfrutando del paisaje.

Al atardecer nos dirigimos a San Nicolás del Puerto, paramos a dormir junto al puente romano, pero los mosquitos aparecen por montones, así que nos vamos al barrio minero del Cerro del Hierro, es un poblado construido por los ingleses a finales del XIX, para alojar a los mineros y sus familias, tiene 700 habitantes y pernoctamos junto al ¿Bar?, una estructura metálica que abre a las nueve de la noche y que por la mañana solo abre a las 12 del mediodía. (N 37º57´33”  O 5º37´16”)

1 Mayo Martes

Nos levantamos temprano y nos vamos a visitar el Cerro del Hierro, la explotación minera, aparcamos en donde se encuentran las casas de los ingleses, allí vivían los ingenieros, separados de los obreros, en chales unifamiliares e independientes.

La señalización de las rutas es fatal, hacemos la senda que creemos mas fácil, ya, ya, después de bajar y subir trochas, llegamos al final de lo que parece el mundo, Cate no puede mas y se baja sola para la AC, después nos enteramos que se perdió y estuvo recorriendo senderos sin poder llegar hasta las AC, llegando a preocuparse. Nosotros tres seguimos un poco mas, cuando ya no puedo mas me vuelvo, al rato llega Menchu y José Luís aún tiene ganas y recorre otra ruta mas.

Decidimos irnos a comer a Constantina, aparcamos muy bien, (N 37º52´45”  O 5º37´24”). El caracol sube a la ermita de la Virgen de Robledo mientras nosotros reventaditos nos ponemos a comer en “La casa de la abuela Carmen”, al rato llegan ellos, Menchu tiene el estómago regular, se queda en la AC y nos espera a que terminemos el café.

Empieza la vuelta a casa pasando por Lora del Río, donde vemos la finca de Miura “Zahariche”, los toros al sol, disfrutando de lo que les queda de vida, al fin y al cabo como a nosotros.

Deja un comentario